lunes, 29 de julio de 2013

David Luning - "Just Drop On By" (2013), Donde estén las bonitas canciones...


Muchas veces escuchamos discos casi como un ejercicio de atletismo pseudointelectual, intentando ver mas allá, encontrar el Santo Grial sonoro que nos eleve del suelo y nos haga sentir, con su mágica conjunción de elementos sónicos y musicales, en una suerte de mantra que tenga la musica y el sonido como elemento orgasmador del sentido del oído, e incluso del tacto.
Claro, que esto ocurra en estado de total normalidad etílica y lisergica no es fácil, y quizás por ello a veces nuestras escuchas discográficas acaban siendo experiencias frustrantes y decepcionantes, al no ver cumplidos nuestros anhelos por tal o cual artista que en otro tiempo si dio con la convinación de nuestro éxtasis sensitivomusical, (a lo mejor simplemente es que eramos mas jóvenes, predispuestos y viciosos...).
También es cierto que si el disco es bueno, terminamos sabiendo leer en el y terminamos disfrutándolo dentro de las coordenadas que el trabajo precisa para ser recibido sensoriálmente.
Esto, en cambio no puede ocurrir con discos como este "Just Drop On By" del norteamericano David Luning, el motivo, que es lo que es, y no pretende ser otra cosa, ¿y que es? un conjunto de preciosas canciones, de bellas composiciones, hermósamente orquestadas por unas acústicas, algún fiddle y alguna steel guitar que recortan con la dulce cuchilla del folk la bella linea sonora de alguna crepuscular balada concebida en esas horas de la noche en que el amor es lo mas inspirador y doloroso que existe, produciendo heridas agridulces que sangran hermosas tonadas convertidas en sentidas y emotivas canciones como las que llenan los surcos del vinillo del señor Lunning.
Y es que este trabajo es una auténtica competición de once preciosos cortes peleando por el cetro a la hermosura, a la paz melódica, al mantra lírico del rock, del country, del folk...
Con una linea regular desde el inicio con la animada "Just Drop on By", emborrachada por tragos de folk y caladas de country que crean un tema ágil y dinámico de sereno y ligero estribillo, pasando por el country de clásico porte de "Buddies Till The End" y la Springsteeniana "You and Me and The Devil in Between" que recuerda los tiempos de "Nebraska" o "The River", una preciosa canción, romántica y evocadora.
Un comienza arrasador, a pesar de ser el ritmo pausado y la melodía tierna la que domina estos cortes, de un disco que a estas alturas ya te tiene enganchado.
para terminar de arreglarlo "Whiskey Bottle" da un giro inesperado y te lleva al lado oscuro y chirriante del universo lírico de Luning , haciéndonos bailar un rato para desentumecer los músculos, los del corazón también, Una Steel guitar nos da la bienvenida acompañando en una travesía de soledad sonora a una acústica que lleva en volandas la bonita voz de David Luning  a orcajadas de un típico pero bonito arpegio que acaba descabalgando en un estribillo de nostálgicos acentos con una voz femenina dulcificando la estampa... una puta delicia amigos, una delicia llamada "A Little Bit Bad".
"Northern California" es un folk de una belleza irreal, suena esa melodía difuminada, con la voz de Luning serena y doliente, aspera a veces, arropada por una acústica y un fiddle que llevan la intensidad de la música a esos estados de embriaguez melódica que tanto practican los Jayhawks, que bien podrían haber firmado este tema, otra puta delicia.
Mas animada y metálica suena "Bed of Roses", tranquilo paseo después de comer por el bosque, con la esperanza en un soleado atardecer sonando la harmónica de fondo, ¿la toca el mismísimo sol???. Neil Young firmaría orgulloso el inspirado folk de desérticos acentos áridos y secos de la bonita "Ode to the Poorest Man On Earth".
Otro clásico corte country-folk de acústicas sonoridades y plácidas estrofas largas como la linea del horizonte en las llanuras del sur, es la fenomenal "Always Gonna Be That Way", típica y deliciosa, igual que la mas country y menos folk "Waiting Room", sedienta de pasión y estomagada de nostalgia, con la steel subrayando lo que el cantante narra en plañidero fraseo, muy musical y sentido, eso si.
Y el sueño de verano acaba con la juguetona "My Baby Blues On Wheels", viaje en carretera hacia el otoño de los sentidos, después de un disco cálido como este viene bien este carnaval de disfrute y frivolidad para poder enfrentar las lluvias y anochecidas del húmedo y triste otoño, que sus bondades tiene también como en otros discos podremos comprobar.
Precioso disco, compuesto de preciosas canciones, bellas letras, evocadores sonidos y simples estructuras sonicas que demuestran que muchas veces, lo mejor es alejarse de la busqueda del mantra sensorial y reconocer que "Donde esten las bonitas canciones".





domingo, 28 de julio de 2013

Otro que se nos va, sentido adios a J.J. Cale.


Uno de los grandes, de los que fueron tan grandes como artistas como seres humanos, con  vocación creadora serena, y actitud rural de casa de toda la vida, un artista arraigado a la tierra que le vio nacer, atado a la tradición que le educo, un ser librepensador, autónomo y didáctico... se ha ido, y lo que nos ha dejado, eso no tiene precio... DEP.



viernes, 26 de julio de 2013

...And Libros by Addison de Witt - La Tabla de Flandes - Arturo Perez Reverte

No se puede decir que mantenga una relación fluida con Perez Reverte, sus artículos no me dicen gran cosa, no sigo sus novelas desde hace años debido en parte a la centralización que en la serie "El Capitan Alatriste" parecieron sufrir, y a mi El Capitan Alatriste ni fú, ni fá.


Si recuerdo en cambio que hace ya varios años leí de forma consecutiva dos de sus novelas, las que quizás impulsaron de forma definitiva su carrera como escritor, hoy exitosa y plagada de Best-Sellers...
La primera de esas novelas, (La segunda fue "El Club Dumas") fue "La Tabla de Flandes".
Se trata de un relato de lo de siempre, suspense, intriga y tensión en torno a un invisible y peligroso personaje que persigue a la protagonista, Julia, una joven y atractiva restauradora, el invisible personaje pronto empieza a pasar de las palabras a los hechos, cuando empiezan a aparecer cadáveres de amigos y examantes de  Julia, dando la sensación de que ella misma sera finalmente la visitada por tan díscolo individuo, que para no ser original persigue, la tabla de flandes... un lienzo flamenco pintado por el imaginario Van Huis, en el cual dos personajes entablan una partida de ajedrez bajo la atenta mirada de un tercer elemento, en este caso una mujer.
Entre los elementos químicos que coloreaban la estampa aparece oculta una inscripción en latín que dice en nuestro vulgar cristiano algo así como: "¿Quien mato al caballero?"...
Pronto Julia, ayudada por Cesar, un prestigioso anticuario homosexual, que además de tutor de nuestra chica, es también padre, amigo, confidente e incluso madre, Menchu, tratista de arte, frívola en su vida privada, repleta de fracasos y llena de lujos conseguidos por sus oficios, desprovistos de todo tono ético en el mundo del arte, y que es quien maneja los asuntos de la tabla flamenca en la ambición de sacarle el mayor beneficio económico, por lo cual esta dispuesta ha llegar al final del misterio que los afeites que forman el cuadro ocultan. A la primera vista, se trata de una partida de ajedrez, pero la mencionada inscripcion encontrada por Julia, pronto revela una realidad historica, un misteriosos e irresuelto asesinato cuyo esclarecimiento se esconde entre los afeites que dan forma al lienzo, hecho este que multiplicara cualitativamente el precio de la tabla en una próxima subasta, en la que todas las salas quieren tener el cuadro congado, siempre que Julia y su sequito consigan descifranr el enigma, tras una primera pero minuciosa tasación histórica aparece una autentica aventura medieval entre los personajes del lienzo.
Tres personajes históricos relacionados entres si, y que la muerte de uno de ellos Rogger de Arras, bien pudo cambiar la marcha de la sociedad pretérita en el momento de la pintura, y cuya resolucion se puede conseguir cientos de años después, jugando la partida de ajedrez que se ve en el cuadro.
Muñoz, un huraño jugador de ajedrez con miedo a ganar es el elegido para continuar con la partida, partida que salta a la realidad al morir Alvaro, brillante historiador y ex amante y profesor de Julia.
Pronto comprobamos que los movimientos del tablero se dan no solo en la partida que empiezan a librar Muñoz y el extraño y oculto personaje, empiezan a tener continuidad en la vida real, en coste de empate entre muerte a una ficha del tablero a muerte de un personaje del entorno de Julia, pues a todos les ha sido adjudicado una pieza del tablero que si es comida...
En este entorno se desarrolla la novela, clásico despliegue de tópicos, en cuanto a la historia de los personajes, recuerdos que vuelven a cobrar importancia, carreras en la oscuridad, luchas intestinas en el mundo de la tasación por hacerse con la tabla y las predecibles y generosas comisiones que su venta puede producir...
La relectura me ha resultado entretenida, y no mucho mas, tópicos personajes que no encierran demasiadas novedades y nada nuevo bajo el sol en cuanto a tratamiento de la trama, en clave policíaca, con esa prosa cinematográfica que domina Reverte y con fluido discurrir de acontecimientos gracias a la ligereza de unos personajes sencillos, sin apenas tratamiento psicológico pero de carne y hueso y coherencia psicológica.
Esquema básico en este tipo de novelas y situaciones que no por manidas dejan de ser efectivas, pues lo son, asesinatos con algún detalle burdo o de no muy buen gusto, (escasa aportación el sádico detalle de la botella), y por lo demás, argumentalmente, tranquilidad y buenos alimentos.
Amena y rápida es su lectura y no demasiado sorprendente su desenlace, pero si bien escrito y bien tratado, dejando un poso de satisfacción prudente en el lector.
Buena lectura para estos días estivales, en los que ocasionalmente el aburrimiento puede ganar terreno a la entretenida vida veraniega en determinadas horas de vació, la poca implicación emocional que precisa hace de "La Tabla de Flandes", insisto una buena y cómoda opción para estos días de playa o monte.
Eso si, no esperéis nada hilarante ni indómito, entre estas páginas no encontraréis glorias de ese pelaje, para eso "Crimen y Castigo" de mi primo ruso.

miércoles, 24 de julio de 2013

Big Radio - "Here I Am", (2013), la nueva savia del Rock and Roll ya esta aquí.

En estos tiempos en que la posibilidad de descarga de todo tipo de archivos, incluidos por supuesto los musicales, es tan salvaje, y teniendo en cuenta que algunos freakys entre los que me incluyo somos auténticos tragadores, autenticos antropófagos de música y que de todas las fuentes bebemos, torrents, paginas de descarga directa, comunidades...¿que os voy a contar?, además de todo el material que te pueden enviar amigos, conocidos y contactos diversos, no es de extrañar que un día, intentando organizar la maraña de carpetas, discos y DVDs que conviven en la memoria del disco duro del pobre y explotado ordenador, aparezcan cosas que no tienes ni idea de donde han podido salir, quien lo ha mandado o si lo has descargado tu, ¿porque lo has hecho?.
Eso me ocurrió con este "Here I Am" de unos chicos llamados Big Radio de los que lo cierto es que desconozco practicamente todo de ellos, de hecho su Facebook es de lo poco que he podido encontrar de información sobre esta banda, si lo queréis consultar podréis acceder al mismo pinchando aqui.


Pero si os parece vamos a lo que se cuece, el tema es que ni corto ni perezoso pinche y me puse a escuchar el contenido de la carpeta, que era un EP de seis temas, lo mismo me pilla de otro talante y lo borro, pero no, pinche y deje que sonase por los altavoces del equipo de mi casa a buen volumen.
Y a buen volumen es como tienen que sonar estos temas.
Seis temas desprovistos de toda voluntad de triunfar en el olimpo de los dioses, simplemente melodías tan predecibles como agradables, tan ortodoxas como sinceras, tan rutinarias como ligeras y directas.
Apoyadas sobre una base acústica que con los cuatro consabidos acordes se basta y se sobra para sostener de forma segura una melodía sin refinamientos ni ambiciones, pero que discurre con la ligereza y el encanto de un riachuelo en una cálida noche estrellada, con unas guitarras que suenan a gloria, jóvenes, sin rabia pero con esperanza de crecer, con una base rítmica segura, coherente que da redondez a todos y cada uno de los cortes, que como el vino joven, si se toman frescos y en buena compañía pueden hacer palidecer al crianza mas encopado y elaborado.
El cantante, dotado de una voz joven, pero potente, de bonito color y perfecta proyección, buen fraseo, fresco, que quiere y empieza a poder...
Todo ello da lugar a seis temas fantásticos, que suenan de maravilla y que fluyen por las carreteras nerviosas de tu organismo haciendo que cada recodo sea un momento de subidón, y cada bajada de la montaña rusa nerviosa un minisincope de adrenalina. Seis temas que vuelan, rápidos, ágiles y veloces y que hacen que el tiempo pierda su valor espaciotemporal.
Un auténtica gozada que os recomiendo sinceramente, pues es música germinal, en estado puro, virgen... como esas playas que aún no tienen chiringuitos, ni gente y te permiten pasearte en pelotas disfrutando de una joven e inocente libertad.
En su Facebook podéis adquirir los temas y escuchar una demo que seguro que os gusta, no entrare en valorar canción por canción porque no creo que sea el caso, es mejor que lo comprobéis por vosotros mismos y disfrutéis sin ataduras ni prejuicios, como adolescentes, de estos sensacionales Big Radio.

martes, 23 de julio de 2013

The Sheepdogs vuelven a España, tras su triunfal paso por ARF-2013



Fue una de las sorpresas del pasado Azkena Rock, estos canadienses que en poco tiempo han acaparado al otro lado del charco decenas de crónicas elogiosas en torno a su música tanto encuadernada en sus dos albunes como lanzada al mundo vía ámplis  , y que ahora empiezan a ser reconocidos poco a poco en la vieja Europa, han decidido incluir España en su gira europea de este próximo otoño, cosa que congratula a todos aquellos que por unas o por otras hemos caído presas de su arte y su forma, entre clásica y personal y atípica de entender el rock and roll en sus diversos estilos y continentes.
Supo a poco su bolo en ARF, muy tarde, en la carpa, con los consabidos problemas de acústica que tiene este recinto y además corto, un anhelo se detectaba en el personal de que volviesen para tocar en una sala donde poder descubrir mas directa y limpiamente sus recursos musicales y valores interpretativos, y ese anhelo se puede cumplir el próximo mes de octubre en las siguientes salas y en las siguientes fechas:

Miércoles 2 de octubre de 2013: Barcelona, Bikini
Jueves 3 de octubre de 2013: Madrid, El Sol
Viernes 4 de octubre de 2013: Bilbao, Azkena
Sábado 5 de octubre de 2013: Gijón, Acapulco


Antoine Lebaron un amigo desconocido intentando flotar en el mar de la esperanza

Llegar a casa, cambiarte de ropa y encender el ordenata, o bien entrar en el correo o al face es ya hoy por hoy la rutina del día a día, antes era lo mismo con la tele, hoy, al menos en mi caso, esta rutina ha pasado al ordenata.
Y eso es precisamente lo que  hice el otro día, la rutina diaria. La diferencia estuvo en lo que me encontré en esta ocasión, en lugar de las entradas diarias de amigos o camaradas varios cuyos nombres al margen de la consola de entrada son familiares e incluso intimos, me encontré un mensaje de alguien pidiendo, no voy a decir ayuda, no creo que se trate de eso, pero quizás si, un poco de colaboración, de atención, y esto esta muy bien, a mi me encanta, y desde luego no seré yo quien, pudiendo, no eche un capote a alguien que quiere hacer algo tan grande como es música, y lo quiere hacer siguiendo el sendero de la sencillez y la humildad, del amor y la esperanza, del respeto a la música y a uno mismo...
Todo eso lo he detectado en la actitud, recta, respetuosa y profundamente respetable de este caballero con partículas de bluesman en las arterias, que inmediatamente te hace participe de su universo, nuestro universo, nada mas que apoyas el oído en su ritmo sincopado de blues.
Y es que el amigo Antoine, no nos demuestra que haya nuevas vertientes que descubrir en el blues, no es su propósito sospecho, pero si que con amor y pasión el camino trazado hace décadas puede ser una y otra vez paseado sin dejar de descubrir nuevos recovecos en el camino que hasta hoy habían pasado desapercibidos, una seta nueva allí, debajo de aquel alcornoque, un nido extrañamente inclinado en aquella rama en la que nadie había recabado, todos pendientes del nido del cuco de Robert Johnson que la leyenda dice que fue testigo del famoso pacto....
En definitiva, que sin pretender buscar nuevos senderos el amigo Antoine Lebaron ha puesto su alma y su pasión ( se respira en cada inflexión de su voz, en cada arañazo a las huellas dactilares de sus dedos contra el mástil, a cada golpe de glotis ) al servicio de cuatro tonadas que sin pretender ser mas que nadie son lo que son, trabajos personales, hermosos y cuidados.
Cuidados por aquel que engendra algo con amor, y lo guarda y protege de las rudas inclemencias del derrotado mundo del arte con amor y secretismo, con candor y esperanza en el futuro, y bajo este influjo deduzco han llegado a este humilde blog.
Cuatro temas blues, y esto son palabras mayores, blues.¿Acaso hay algo mas grande?, ¿mas de verdad?... Keith Richards dice que los Stones son, al fina,l una banda de blues... ¡casi nada!.
Temas los de este joven que transmiten pasión y sinceridad, y ese debe ser el principio del arte, desde ese soporte todo es posible, el resultado es una amalgama de circunstancias espacio temporales que en la mayoría de las ocasiones no son adjudicatarias a nada ni nadie, únicamente al azar y la fortuna, pero lo bueno, bueno es, y de los amantes del arte es privilegio disfrutarlo y de los artistas, de los de verdad, trabajo noble y congratulador regalarlo, y en estas estamos con este primer esfuerzo de Antoine Lebarfon, esfuerzo que a la primera escucha descubrimos que no lo es tanto en lo que respecta a su escucha, ligera, fluida y digerible sucesión de melodías y acordes llenos de ilusión e intención dramática y lírica.
Cuatro cortes disfrutables, comprometidos con una única causa, el amor al genero, al blues, al rock, al de siempre, al de Muddy, al de Chuck, al de Mick...
"Alguna Vez" es una tonada sencilla, de abrumadora rutina melódica, pero que funciona, apoyada por una voz no muy grande, pero lírica y sincera, temblorosa ante el vértigo de la intensidad de puro blues del delta que consigue transmitir la interacción con un solvente grupo de envaucadora base rítmica, letra lírica tambien y resultado un notable tema que no muerde pero acaricia, y eso... también vale.
John Lee Hooker y sus ritmos de tendencia booguie nos visitan desde un cabernoso sonido, en "Juegas con Fuego", Antoine se lanza con tímido frasea a lanzar frías y dignas puyas a una amante antigua, o quizás actual, no se, pero el sonido indica que el final puede ser inminente y oscuro, doloroso, después un efectivo y bien interpretado solo de stratocaster que no aburre y si hace que los músculos de las piernas pierdan autonomía para hacer caso al sonido que de los amplis de Lebaron y sus chicos sale escupiendo blues en bilis, repetición tras el punteo, canto agónico en el agudo al que, aunque tirante vocalmente, sabe darle internacionalidad dramática, un nuevo corte interesante y entretenido sin que nos sea necesario ver grandes novedades en los recobecos de la fibra melódica del tema.


A golpe de punteo empieza el tercer corte de este primer muestreo de blues que oferta el joven blusero español, y se trata de un esfuerzo pletórico de técnica y fraseo, tímido en el pellizco pero seguro en la entonación, mas seguro en  las notas líricas, melancólicas que en las rockeras y afiladas, buen trabajo instrumental de osada proposición, resultado notable, una vez mas.
"Ay mil ojos. (un día de estos)" es una balada, nostálgica, melancólica, oscura y polvorienta, valiente en su discurso tanto musical como textual, cantada con el temblor de inseguridad que Antoine sabe disfrazar de intención, de lirismo, una buena banda de apoyo hace que este sea un tema del que sale victorioso y con resultados de enjundia al atravesar con su voz la fina capa de esmalte que decora una letra doliente y pelín plañidera, un muy buen tema, una bonita balada.
Cuatro temas que nos dan una idea clara de las intenciones de futuro de un artista que sospecho se preocupa mas de su producto musical que de su posible carrera de famoso estrella-Ferraris, que tiene pretensión de transmitir algo que siente y siente con pasión, dotado de una hermosa voz que debe empezar a creer en si misma y esa confianza no me cabe duda de que la hará engordar, sudar mas y con la energía conseguida morder, arañar y golpear con mas rabia.
De momento le podéis, debéis diría yo, visitar en el siguiente enlace: http://antoinelebaron.bandcamp.com/album/blues-station
Seguro que os gustara, en el enlace podreís escuchar los cuatro temas, y descargarlos por un módico precio. Intentaremos hablar con el artista en ciernes y que nos cuente algo de sus proyectos y sueños, que por momento y edad es lo que toca, cimientos para una futura carrera artística prometedora, intentaremos estar con el un ratejo.

jueves, 18 de julio de 2013

Breve repaso a los discos mas destacados de este 2013...

Acabamos de atravesar el ecuador del año 2013, parece que fue ayer cuando las navidades nos indicaban que el 2012 llegaba a su fin y este fin nos apremiaba a terminar las listas de los mejores discos del año que termina el día de San Silvestre.
Pues señores ya estamos en la segunda mitad del 2013, y cuando nos queramos dar cuenta estamos con esa premura apretándonos el cogote otra vez.
Así que he cogido lápiz y papel y me he puesto recopilar los discos que han sido publicados este año y que mas me están gustando, el año esta marchando bastante bien, aunque creo que no se puede comparar con el pasado, al que yo considero de los mejores en lustros.
Es posible que el acontecimiento mas importante, y además sorprendente del año, hay sido, y termine siendo, la aparición de forma huracanada de un nuevo álbum del gran David Bowie, un trabajo con el que nadie contaba y que el duque supo, como solo el es capaz, lanzar al mundo aprovechando, su cumpleaños, la red y el efecto sorpresa, además de tenernos pendientes unos días en torno a nuevos temas, vídeos, portada del disco (que también ha despertado todo tipo de comentarios), posible gira... Bueno que el camaleón vuelve con todo el kit de accesorios y elementos de magia que durante mas de 40 años llenaban su maletín de hechizero de corcheas...

El disco, "The Next Day", fue comentado por servidor hace tiempo, diré en cambio que en estas semanas el álbum ha ido creciendo en mi aceptación al mismo, descubriendo en el cada vez mas y mejores detalles, !que hoy me gusta mas que entonces vaya!!!, estará en la lista de fin de año seguro.

Otros ilustres que han editado disco en este 2013 son Eric Clapton y Fohn Fogerty, ambos discos de versiones, no aportan material nuevo, lo que es una pena, pero los discos de versiones están de moda y no hay que darle mas vueltas, el de Fogherty aún no lo he escuchado en condiciones, es un disco de colaboraciones y auto versiones que se titula como ese olvidado tema de Green River que es "Wrote a Song For Everyone". En cuanto al album de Clapton, "Old Sock", le dedique una reseña en su día y diré que sigo opinando mas o menos igual que entonces, buen y elegante disco que tampoco aporta nada especial, aunque este hecho, evidentemente con gusto y deja alguna pincelada maestra, no puedo prometer que este en la lista de fin de año, no lo tiene fácil.


También es destacable la vuelta del mítico Eric Burdon, vuelta que la hace con un disco bajo el brazo: "Til Your River Runs Dry", cuya crónica podéis también recordar si lo deseáis pinchando sobre el enlace. Como en su día dije, un autentico discazo, mucha clase, buenas composiciones, variado y elegante... una pasada, una gozada y un disfrute. Estará en puestos altos seguro, bueno no, segurísimo.
Shooter Jennings con "The Other Life",  Leroy Powell con "Live and Dead in Rivercrackmrock"  y Tom Keifer con "The Way Life Goes" también son vueltas importantes, el primero, vuelve con un disco un tanto irregular, y con película, pero como estoy preparando una entrada a respecto de este disco, no diré mas, aunque adelanto que no se trata de un mal disco el del hijo de Waylor, aunque creo que no supera "Family Man", muy buenas sensaciones con el nuevo material del outlaw Leroy Powell, os contaré, pero las primeras impresiones son realmente buenas, y lo mismo digo del electrizante nuevo disco de Keifer, buenas sensaciones, ambos tendrán entrada en breve y veremos, pero sospecho que tendrán posibilidades.


Otros que se han tirado a las versiones han sido Beth Hart y Joe Bonamassa, que han facturado un magnífico trabajo, pero insisto, de versiones, realmente me parece un muy buen trabajo, pero aún no se que haré con los discos de versiones, si considerarlos para la lista o no, de todas formas aquí podéis visitar el comentario que sobre este disco "Seesaw" hice el otro día. Mas o menos lo mismo puedo decir de Boz Scaggs y su magnifico "Menphis", versiones + dos temas nuevos que me parece delicioso, pero tengo las dudas que ya os he comentadao, también podéis revisitar mi crónica de hace unas semanas.
Estarán seguro en la lista dos discos excelentes que han visto la luz este año, el magnífico trabajo de los fantásticos US Rails "Heartbreak Superstar", que también fue comentada por servidor hace unas semanas y el magnífico "American Ride" del gran Willie Nile y que acabo de comentar estos días, dos extraordinarios trabajos que estarán en la lista si o si.


En cuanto a los lanzamientos nacionales destaco dos, los de de dos artistas con evidentes puntos en común, Quique Gonzalez, que ha presentado uno de sus mejores obras, el magnífico vinilo "Delantera Mítica" que tras pinchar también podréis ver la impresión que en su estreno me causó, y que ha ido a mejor, estará... y el fenomenal, no podía ser de otra manera, nuevo trabajo de Jose Ignacio Lapido, estoy preparando entrada, y como en el caso de Quique os adelanto que estará...

Aun no le he hechado el oído encima a los lanzamientos de gente como She and Him o a lo nuevo de Black Sabath y The Quireboys pero tiempo habrá, imagino...
Tiene que venir lo nuevo de Pearl Jam, que se espera con impaciencia, pero que esperanzas quien suscribe las tiene todas. También Jason Isbell tiene nuevo disco publicado hace apenas un mes "Southeastern", que caerá pronto y que tengo depositadas muchas esperanzas, como en el nuevo material de Israel Nash Gripka que aparecerá en la recta final del año.
Hay unos cuantos que me han sorprendido gratamente y que tiene posibilidades, alguno muchas además de estar en la lista, que intentaré ir comentando aqui, gente como The Delta Saints, David Lunning o Big Radio... y alguno mas, alguno mas...
Bueno no ha sido tan breve, pero dejandome alguna cosa en el tintero esto es lo que mas o menos he sacado de mi breve repaso mental del año en lo musical, no esta marchando mal el año, ojalá la segunda mitad sea, si cabe, mejor.

miércoles, 17 de julio de 2013

"American Ride", (2013) - Willie Nile - ¿Sera tan Fácil???

Los que mas me conocen, saben de mi afición por el basket, uno de los deportes, en mi opinión, mas difíciles de practicar por los enormes recursos técnicos que requiere, en cuanto a facultades especiales aplicadas a piernas, pies, tren superior, brazos, muñeca, aparte de indiscutibles exigencias físicas para mantener la debida sincronización, suspensión etc...
Encima requiere ser alto, lo que lo hace todo mas difícil por la entendible torpeza que se tiene según el cuerpo es mas voluminoso y pesado, en definitiva, un juego hermoso pero complicado y exigente de practicar a alto nivel.
Sin embargo, ocasionalmente aparecen jugadores a los que viéndoles jugar, la sensacion es todo lo contrario, lo hacen tan fluido, fácil, como desprovisto de esfuerzo, de técnica o de fundamentos, tan natural se podría decir, que uno se termina cuestionando que la dificultad de la empresa sea tanta como creía...
Si, es tan dificil, es el tipo en cuestión el que lo hace fácil, sencillo, natural...


Algo parecido me ocurre a mi con algunos músicos, que cuando escuchas sus canciones, sus discos, sus directos, incluso observas sus actitudes sobre un escenario... que lo hacen tan fácil y tan natural que parece que la música es algo que esta al alcance de cualquiera que únicamente desee hacerla, sin mayor esfuerzo aparente.
Y si hay un tipo que se adapta, de modo especial, a este perfil es, en mi opinión, ese pequeño gran rockero neoyorkino que responde al nombre de Willie Nile.
Su rock es para todos los públicos, sin limites de edad, raza, formación o capacidad y ganas de disfrutar, aunque a mas ganas de disfrutar, mayor es el disfrute del arte de este enorme ser humano de poco mas de 160 cm.
Su último disco es una prueba clarísima de esto que digo, pues se trata de un disco absolutamente fantástico, disfrutable, digerible, que carga la pila, pero rápido y con una energía sana, limpia y duradera, energía a base de trayazos de buen rollo rockero, convinado muchas veces con el "zen" folk que también corre por las venas de la vitaminante música de Willie Nile.


"American Ride" es el titulo de este formidable álbum que tiene de todo un poco, desde temas de bello lirismo urbano, siempre atado a los humos y ruidos de New York, que esconden en el terremoto continuo de la gran ciudad historias de soledad y doliente silencio, en románticos entornos de locura de hormigon y cristal: "She's Got my Heart", tema de acústicos cimientos sobre los que se apoya todo el peso del desamor controlado de un tema de hermosa melodía y bellos arpegios de guitarra, o la clásica "The Crossing" apuntalada por un piano a lo Billy Joel, todo muy neoyorkino, muy nocturno, muy hermoso y fácil.
El folk aparece en crepusculares melodías como "There's No Place Like Home" o la bellísima semblanza a el país del Tio Sam que es la estupenda "American Ride", tema absolutamente genial, precioso.
Incluso las sombras hard-rockeras tienen su espacio en este muestrario de facilidad musical, así las guitarras amenazan con su tronar en descomponer la paz reinante en el álbum en temas rotundos como "Holy War", acercamientos a los aires crooner, madrugada, smoking y pajarita en un local de la 5ª avenida por cuya puerta mal cerrada escapan las notas etílicas de un cantante venido a menos pero que aun es capaz de sostener un tema festivo y glamouroso como "Sunrise In New York City", sencillo poder de transformación el de este artista de la canción.
¿Y para divertirnos?... ramillete de temas de saltarin ritmo, que hace que los pies deserten de la voluntad del cerebro que se supone rige sus actos y den un divertido y fanático golpe de estado de divertida hiperactividad rockera, para ello Willie nos propone temas fantásticos como el que abre el disco: "This is our Time", energía a raudales en un rock and Roll de fina y salvaje actitud sónica y melódica, eso si, sencillo e inofensivo, estamos divirtiendonos en la ciudad de los rascacielos...Divertimento y buen rollo en las Springstinianas "If I Ever See The Light" y "God Laughs".
El disco se completa con una fabulosa y electrizante versión del clásico de Jim Carrol: "People Who Died", los claroscuros sónicos de la extraordinaria "Life on Bleecker Street", nuevamente con la gran manzana presidiendo el espiritu del tema o el acercamiento al crooner mas sureño, de "Say Hey", el único tema que parece vivir lejos de las sombras y las corrientes de aire de las torres de Manhattan.
Un disco que se disfruta de lo lindo, con temas que rondan entre los tres y cuatro minutos, que tiene un metraje de apenas 40 minutos y que vuela como si de décadas se tratase y nos deja un sabor de boca inmejorable, de divertido y enriquecedor rock and roll, con la calidad que solo se pueden permitir algunos segundos espadas como Mr. Nile, una demostracion de lo fácil que puede ser esto de hacer rock and roll de la mejor calidad, o al menos lo fácil que parece...
Sea como sea, no os lo perdáis, uno de los mejores discos del año sin duda, palabra de Addison.






martes, 16 de julio de 2013

"Te doy una canción" ... Cantaba Silvio.

Hará tranquilamente 30 años de aquel día que un profesor  mio de ciencias se me acerca y me suelta. "tu aprecias la buena música, escuche esta cinta, haber que te parece".
El tío me da una AGFA de 90" que contiene un doble disco grabado en directo por un tío al que, si bien tenia oído en radios y teles, era su época de mayor popularidad creo yo, aunque nunca fue lo que se denomina una estrella ni un superventas, a pesar de esto, decía, nunca le hice demasiado caso, hasta ese momento.
El artista era, es, Luis Eduardo Aute y el disco era, es "Entre Amigos", repasaba en directo las canciones que jalonaron la parte mas incisiva, lucida e inspirada de su carrera hasta aquel momento, no ha vuelto a acercarse a la grandeza que demostró este gran artista polifacético y culto hasta la pedantería mas molesta y envidiable en el resto de su brillante carrera. Cada cara empezaba (4 pues era un disco doble) daba comienzo interpretando una canción de uno de sus invitados y  la interpretaba con ellos, la cara A del primer vinillo la daba comienzo con Silvio Rodriguez y..."Te doy una cancion"



No me preguntéis porque pero esta canción me transmite tristeza, melancolía y soledad, me trtansmite a un hombre solo, tan solo que solo tiene canciones y con ellas quiere reconquistar a golpe de generosa dádiva la vida que seguramente algún día tubo y ya no...

-"Como gasto papeles recordándote
  Como me haces habar en el silencio,
  Como no te me quitas de las ganas.
  Y como pasa el tiempo, que de pronto
  son años, sin pasar tu por mi...detenida"

Es para mi irresistible que esta sea la tonada que mis vísceras deciden entonar, deciden que arrastre su piel de lija por por mis arterias, por mi esófago, por mi garganta... haciendo sangrar mi interior...convirtiendo mi ser interno en una argamasa de agua, sangre y bilis, un coctel muy poco indicado para las celebraciones festivas y carnavaleras.
Hoy debería ser un día de fiesta, de contento, de al menos, leves sonrisas en el semblante, aunque fueran de dibujo al carboncillo únicamente y cualquier racha de viento o aire acondicionado de estos que nos trituran el cerebro en verano, se llevase la sonrisa volando a esa tierra de nadie que es el aire.
Hoy me he levantado recordando a Aute y a Silvio, me he pinchado el disco y he peregrinado hasta este templo de dolor concentrado y en ebullición que es "Te doy una Canción". Y tres veces ha sonado consecutivamente, y mis ojos han vuelto  a perder consciencia de cual es su verdadera labor, la de ver, no otras que según que motivaciones y que líquidos pueden resultar gloriosas o malditas...malditas lágrimas madrugadoras, malditas lágrimas justicieras que saben que en el poder de la razón, poder en el que vienen albardadas de sal gorda, para doler mas en su salida al aire libre, nada las detendrá, pues no existe en las inmediaciones voluntad capaz de hacer que se detengan y dejen paso a la contagiosa sonoridad de la risa, de la risa de buena gana, esa si que todo lo puede, pero hoy...¿Donde esta hoy?...
Hoy os quiero dar una canción, pero no esta canción de Silvio, ni tampoco ninguna canción de Aute, hoy quisiera daros una canción de esperanza, de alegría y de ganas de abrir las compuertas a esa risa de buena gana para que ilumine nuestro espíritu y asuste a los creadores que llevamos en el hígado contrullendo la sal gorda de las lágrimas justicieras.
Hoy os quiero regalar una canción porque no tengo otra cosa, me apetece y tengo, supongo, algo que celebrar.

lunes, 15 de julio de 2013

2 x 1 - "Tuesday's Gone" - Lynyrd Skynyrd/Atlanta Rhythm Section


Ya sabéis que cuando me da por algo, me da bien, y me pongo mas pesado que una vaca en brazos, pues parece que estos días me ha dado por las versiones, que tan pronto las odio como las amo, el caso es que como hacía tiempo que no publicaba nada en esta sección y aprovechando que estoy en plan obsesivo con el tema covers, pues me he dicho: - ¡coño Addi!, ¿Que mejor momento para lanzar un post de aquellos de 2x1 que ahora?, y escuchando a mis queridos Skynyrd en casa me acordé de esta otra versión que del clásico "Tuesday's Gone" hicieron los formidables Atlanta Rhythm Section.


Espero que os guste, me parece una versión muy chula, muy parecida a la original pero chula, con un toque,pequeño, sutil pero un toque especial...
Buena semana a todos!!!






domingo, 14 de julio de 2013

Deltonos - "Six Pack", (2007), Mas discos de versiones....

Si, lo se, el otro día me metía, (un poco, tampoco demasiado), con la proliferacion de este tipo de trabajo discográfico que es el álbum de versiones, en cualquiera de sus formatos, y hoy, abro este espacio defendiendo uno de estos albunes, alguno dirá, y con razón que estoy chalao, pero es que me he reencontrado con este EP que en 2007 grabaron los fantásticos Deltonos y que consistía precisamente en una hilarante colección de canciones versionadas por los cántabros.


Y digo lo de hilarante porque es una pequeña mezcolanza de temas y estilos que no tienen sobre el papel demasiado que ver unos con otros y que bajo la mirada neo clasicista de los rockeros de la tierruca de Pereda adquieren un color y un tinte de rock and roll vetusto e indestructible cual trozo de madera de boj que hace del conjunto un producto coherente y que funciona perféctamente, de modo uniforme y sin pecar de falta de calidad, como es habitual en el magnifico grupo del gran Fernando Macaya.
Y es que el criterio de elección de los temas no podía terminar dando lugar a otra cosa que una colección de temas variopinta, pues fue una encuesta en su WEB, en la que dejaron a gusto del personal la elección de los temas que al grueso del pelotón de fans de la banda le gustaría escuchar versionados por los de Santander, y ellos, tras quedarse con quince temas se deciden por estos seis, que versionan con arte y personalidad evidente,  lo cierto es que. si en voz de sus creadores originales, se tratan de seis cancionacas de mucho cuidado, tras pasar por el tamiz de Hendrik Röver y los suyos, ninguno de los cortes pierde empaque, es mas, adquiere una dimensión diferente.
Tampoco digo que salgan ganando, no creo que se trate de eso, pero son versiones diferentes, personales y que adquieren una cierta identidad, unitaria en todas ellas que le dan al conjunto una sensación de unión y coherencia que es lo que hace del disco un producto importante, original y recomendable.
El disco empieza con una sorprendente versión del "Rock and Roll" del Zeppelin, con un comienzo directo, sin intro instrumental, con ritmo casi fiestero, el tema avanza por derroteros cuasi verbenescos, con un ritmo vivo, saltarin. Unas guitarras que renuncian a la fiereza de las originales y se concentran en sonoridades mucho mas cercanas al rockabilly que al hard del original, interesante y bailable versión de un clasicazo.



Y que me decís de la ocurrencia de versionar la legendaria "Los rockeros van al infierno" del Barón, aquí ocurre un poco lo mismo, desaparecen las agresiones guitarreras distorsionadas y dan paso a una amalgama de divertido y rítmico basamento sonico, muy rocker y festivo, casi jugueton, carnavalero, con una armónica que se repite y un punteo que devuelve el empaque de rabia al tema, que si bien aqui lo pierde, el original si lo tiene, curiosa versión, nunca he estado seguro de que guste este cover a los De Castro.
"Dead Flowers" es una icuestionable obra maestra de los Stones, vale, dicha esta perogrullada, y a sabiendas de que la original no se puede mejorar, los Deltonos le dan su color, un aire propio, la relentizan, la armonizan y la tranquilizan, hacen que pierda el veneno y que gane en ternura, y resulta tierna, con lo que dice el tema, y estos tíos hacen que resulte tierna, y además sin dejar de ser un country, es mi favorita sin duda, me parece una gran versión.
La segunda cara del vinilo se abre con Ramones, que suenan asperos y sucios en voz de Röver y rockeros y serios tras pasar por las guitarras de Fernando y la base rítmica de Iñaki y Pablo, "Sheena is a Rock Star" es el clasicazo elegido por la peña para que Deltonos hagan suyo ante la sorpresa de la mencionada Sheena.
"Septiembre" es uno de los grandes temas de Enemigos, es el que menos varía con respecto a su sonido y naturaleza original, Del Tonos le dan una capa de barniz de vetusto clasicismo rockero, respetando ritmos y carencias del original, buena versión aunque menos sorprendente que las predecesoras.


Y cerramos este curioso e hilarante, insisto, disco, nada menos que con AC/DC y una enérgica y vitamínica versión del "Live Wire", que si evidentemente adolece de la locura guitarrera de Young no pierde ni un ápice de acero ni de afilada intención blusera en manos de la extraordinaria formación cántabra, tranquila pero intencionada, suena de maravilla este cover que cierra brillántemente un disco que hoy salto a la arena de la blogosfera a defender como un ejemplo de disco de versiones capaz de aportar cosas nuevas, personales e interesantes, un gran disco de versiones que ningún amante del rock debería desconocer.



jueves, 11 de julio de 2013

Beth Hart & Joe Bonamassa - "Seesaw", (2013). Otro Album de (Buenas) Versiones.

No se si os ocurrirá a vosotros pero a mi si me esta pasando últimamente, me refiero a un asomo cada vez un poco mas acusado y molesto de hartazgo, Y esto, es a propósito de la excesiva, en mi opinión, proliferación de discos de versiones.
No me importa si se trata de versiones de temas de otros artistas que de un artista autoversionandose, tampoco me hace tener predilecciones el hecho de versionar solo o acompañado, banda que solista, superbanda o reencuentro de antiguas bandas, de solistas con colaboradores...
La verdad es que se están facturando discos de versiones en mil y un formatos y a un servidor, pues francamente, empiezan a empalagarle un poco...
Que no digo yo que la formula no pueda dar lugar a un buen disco, no, en absoluto, existen discos excelentes que siguen esta formula, Greg Allman facturo hace un par de años una maravilla titulada "Low Country Blues" y este mismo año el injústamente semi-desconocido Boz Scaggs ha editado un disco, "Menphis", plagado de versiones, de extraordinarias versiones, con un par de temas propios, lo que supone otro formato de estos discos de covers, tan cómodos en muchas ocasiones, como interesantes, al menos en estos dos casos citados, ambos francamente interesantes, fantásticos diría yo.


Y no quiero decir que esta segunda colaboración entre la fogosa y huracanada dama Beth Hart y el fino, estilista y delicado pero frío y desapasionado a veces Joe Bonamassa no pertenezca a esta estirpe de perfectos discos de covers, la verdad es que el disco esta realmente bien, acertado en cuanto a repertorio, variado y oportuno para tener buena ubicación dentro de las características artísticas y estilísticas de ambas estrellas, bien producido, realizado con indiscutible buen gusto y con momentos realmente formidables, El problema (para mi), es que estamos hablando de "otro" disco mas de versiones, y las palabras disco, versiones y otro empiezan a coincidir en la misma frase con demasiada frecuencia últimamente.
Pero dejando a parte este sentimiento que no deja de ser un parecer o padecimiento propio, si entramos en este trabajo, la verdad es que nos encontramos con una recopilación de grandes temas revisitados de forma
fina y distintiva por la  pareja.
Ambos están mas ortodoxos y a la vez mas arriesgados en los temas blues, es evidente que este genero es que anida en la voz de la Hart y en los dedos de Bonamassa, así como en sus respectivas almas, mas bluseras que soluleras, crooners o herederas de cualquiera de los estilos que jalonan el recopilatorio, pero salen mas que airosos en todos los terrenos.
Y esto se comprueba con la elegante y casi cinematográfica "Them There Eyes", protejida por una sección de viento que recuerda al séptimo arte de cuando el musical era el rey, con una guitarra limpia y de broncineo color, y una "relajada" interpretación por parte de la dama, plena justicia a un tema realmente genial del no menos genial Louis Armstrong, a quien estoy seguro que le encantara la versión desde donde nos observe con su eterna sonrisa.
Desde los primeros acordes, se observa la perfecta adecuacion de la guitarrra de Joe para este blues de pesaroso acento y cadencioso caminar melódico, que cuenta además con otra relajada aportación de la gran Beth Hart, el tema que responde al titulo "Close to my Fire", y que corresponde a Slackwax es una delicia para el oído, vuelven por cierto los vientos en lo que se empieza a predecir como un fijo de todo el álbum.


Riff guitarrero de poderoso tono hard-blues que un viento da un giro funky, que al entrar la voz, ahora si, rasgada, fuerte, tirante y excesiva de Beth nos tira a la cara su procedencia, Ike and Tina Turner, en lo mas alto de su gloria nos regalaron este movimiento sísmico que aquí no pierde comba y que recibe el titulo de "Nutbush City Limits".
Ritmo blusero de tendencia romántica y cadencia de swin, etílica soledad y ambiente humeante es lo que transmite la voz y el viento de este tremendo blues,  "I Love You More Than You'll Ever Knows", que se adapta a cada recoveco de la voz de la señora del blues actual, Al final aparece la guitarra de Bonamassa, al que le ocurre igual, perfecto tema y encuadre sonoro para que su guitarra exprese hablando sola lo que Joe no es capaz de transmitir cuando, cual ventrílocuo, tiene que hacer que su instrumento se exprese, versión realmente soberana. Demasiado saltarina puede parecer el célebre "Can't Let Go" de la otra grande, esta mas country, la diva Lucinda Williams, aunque a golpe de glotis consigue salir airosa la dama y dando uso de su terrorífica técnica a las seis cuerdas Joe consigue que su guitarra suene como debe, uno de los temas que quizás menos se adapten a las características del dúo pero que resuelven con solvencia en una mas que correcta visitación del tema de Lucinda, aunque queda lejos de la original.



Algo parecido puede parecer que ocurre con el tema de Buddy Miles "Miss Lady", pero es subsanado rápidamente al sentirse a gusto claramente la Hart dentro de la barroca linea de metales que gobierna este tema, dejan en "aclarado" a Bonamassa para que se luzca con su instrumento, cosa que hace, finalmente resuelven una versionaza expectacular de un tema fantástico.
Melody Gardot es creador de este "If I Tell You I Love You", hermoso tema, de fino y pausado discurro melódico que mantienen la pareja y su banda, (perfecta durante toda la grabación) en un pulso mas que encendido, en un tema menor dentro de la grandeza que rige los destinos del disco.
Soul de calidad, que en la voz pordigiosa de Al Green hacia tambalearse el mundo, aqui no es para tanto, pero si que suena bien el tema, mas clásico y cercano al rock, mas contundente, pero menos puro, bello y evocador que el original, buen cover de todas maneras, bien sin llegar al notable en esta ocasión.
"A Sunday Kind of Love", es una obra maestra de la inolvidable Etha James, y aunque es un dificil trámite el que se le plantea al dúo, ambos aciertan plenamente, se ve uno acodado a una barra plateada dejando que el humo se mezcle entre sus temblorosos dedos, crispados por el alcohol que tiñe de tristeza los semblantes de los perdedores, de los derrotados, de los anónimos del amanecer que mojan sus adineradas conciencias en champan, champán que sabe a gloria en el paladar y a hiel en la garganta, que quema al cantar estas estrofas maravillosas, dolientes y malditas, grandioso tema en el que Bonamassa hace una cobertura de oro con su Les Paul, consiguiendo en mi parecer el momento mas sublime del disco.



"Seesaw" es un tema de Aretha, que lleva su sello, su denominación de origen, por lo cual no sería inteligente querer versionarlo apartando a La Grande de en medio, no lo hacen en esta visita al soul mas genético que se puede escuchar a este lado del cosmos, por lo tanto, corren ambos artistas detrás de Aretha, no la cogen claro, pero hacen una carrera enorme, gran y acertado esfuerzo.
Y cerramos con un acercamiento osado y poco valiente al jazz, al jazz oscuro y en tinieblas de la gran Billie Holliday, ímprobo esfuerzo que se ve premiado con una gran interpretación del espíritu de la diva en este enorme "Strang Fruit".
Recomendable disco, realmente suena de vicio, versiones de enjundia, alguna realmente fastuosa, con un respeto al original mas que evidente, con dosis de originalidad y mezcla de tradición y clasicismo. Placentero acercarse a este fantástico disco que, como viene siendo demasiado habitual, adolece de material propio, de dos de los artistas mas representativos de blues actual y que prefieren caminar tras los pasos de los que ya dejaron su legado particular, espero que esta moda vaya pasando y tengamos discos con nuevas canciones de artistazos como Bonamassa, Hart, Clapton, Scaggs, Stewart, McCartney o Fogerthy; cuyos últimos trabajos son de versiones. Por lo demás, no os lo perdáis... en serio.

sábado, 6 de julio de 2013

cuando vivir es algo mas que respirar...

A veces el día a día nos hace creer erróneamente que vivir es superrvivir... ¡que va, tíos!, esa es una de las falacias que esta educación que a muy progresista que queramos que sea no deja de ser, al amparo protector del capital, una educación tremendamente individualista y materialista que nos ata los sentimientos de pies y manos, no dejando que vivamos ni que respiremos en el uso y abuso de lo que realmente merece la pena, hacerlo en libertad y bajo la sombra reparadora y referescante de la libertad.
Hay que joderse lo difícil que es encontrar la libertad, hoy en día se nos llena la boca con esta palabra, una de las mas bellas de nuestro diccionario, y de cualquier otro diccionario, pero la verdad es que no es una palabra sujeta a un concepto que deba ser tenido en cuenta como algo fijo, como algo sobreentendido como algo que se da por supuesto...¡Y una polla! la libertad esta reconstruida desde sus raíces, y lo esta teniendo la forma del molde, y la sustancia de la argamasa, que los poderosos han creado para hacer esa perfecta o casi imitación de lo que es la "libertad", sea aceptada por todos, creyéndonos que disfrutamos de ella, cuando realmente estamos siendo copartícipes de un gran negocio, del mas frió, asqueroso y sucio negocio de la historia, un negocio tan redondo, en el que nos venden a precio de oro disfrazado de rebajas nuestros propios sueños, nuestras propias ilusiones, nuestros propios anhelos.
Es por eso que muchas veces pensamos que vivir es sobrevivir. ¡Joder que tristeza!.
La Iglesia nos dice desde hace siglos que esta vida es un valle de lágrimas, hay que joderse, la única que tenemos y la tenemos que llorar, la tenemos que sufrir... ¿Que buscan con esa actitud?... ¿acojonarnos?, ¿someternos?... es que nadie vive con la intención única de compartir, de convivir, de educar, de aprender, de sentir, de hacer sentir, de exprimir esto que nos dan y que desde que empieza conecta el reloj cabrón de cuenta atrás que nos hace ser perpetuamente conscientes de que esto tiene un fin, un fin que además, para joderlo mas, es incierto...
Pues sabéis que os digo, que le den a la iglesia, que le den al capital, que le den a los políticos...
Hay una frase genial que dice: "no sabía que era imposible... y lo consiguió"... claro que lo consiguió..., nada es imposible desde el prisma de la humanidad, desde el prisma de la tan denostada inocencia, (bendita virtud en el fondo), nada imposible cuando lo que se quiere es apurar el fuelle de los pulmones hasta el límite, hasta hacerlos sufrir de esfuerzo y disfrutar de felicidad.
Nada es imposible cuando lo que se quiere es vivir, sentir, compartir vida, experiencias y recuerdos... y sentimientos, e ilusiones.
Ahora me encuentro en un hostal, en el precioso valle de Tobalina, en Fias, en la Rust Fest, ante el PC y a la derecha de un café solo, bien cargado, que falta me hace, compartiendo latidos y bombeos de corazón con gente que cree en lo mismo que yo, es decir, en la falsedad absoluta y tremenda de lo anteriormente dicho, de la hipocresía de los valores, falsos, mentirosos, impertinentes de los mercados, de los mercaderes encorbatados que a su amparo, económico,trabajan en denostado y putrefacto cinismo en las cada vez mas repugnantes ¿tertulias? políticas, sucias imitaciones de los circos mediaticos de "Salvames o GH"y que averüenzan a gente como la que me rodea estos días...
estoy escribiendo esto mientras que los maravillosos seres humanos con los que tengo la enorme suerte de compartir este fin de semana descansan, sestean y cogen aliento para lo que queda que aun es mucho e intenso... y me encantaría estar en sus situación, descansando, durmiendo pero... "sarna a gusto no pica" y estoy en el comedor del bar del hostal, escribiendo esto con el corazón abierto de par en par, con la piel en estado de sitio, contándoos a todos lo maravilloso que muchas veces es vivir, diciéndoos que la mayor parte de las veces la felicidad nos la entrega la humanidad, la autentica humanidad que todos llevamos en nuestras entrañas y que no sale a la superficie por culpa de esas malditas leyes sociales que nos enseña la maligna educación (muchas veces teoricamente progresista) y pútrida ideología religiosa que solo nos lleva al servilismo...
Neil Young, ese es el faro que nos ilumina y nos hace reconocernos los unos a los otros como seres libres, libres como su música, como su ser, como su espiritu.
Neil Young, cuyo latido musical hace que nuestro corazón se combulsiones al son de esas guitarras asesinas algunas veces, sedosas y susurrantes otras, evocadoras siempre...
Neil Young, cuyo mensaje nos hace tomar como algo propio el cocepto vital que nos hace mirar a la igualdad, a la paz, a la libertad... joder... otra vez la libertad... pero esta vez si, esta vez, este fin de semana si, es de verdad, lo siento, lo siento en el corazón, en la piel, en los latidos que golpean en mi sien, en los pelos que quieren salir de golpe del interior de mis carnes de puro contento, de puro libres que se sienten, que se sienten así gracias a Neil Young y a este fin de semana dedicado a el, a su música y a su espíritu vital, gracias a nosotros mismos que como neil, somos los buenos de la peli, los que merecemos la pena, los que somos capaces de amar algo mas de lo que nos dictan los poderes como algo importante, somos capaces de amarnos a nosotros mismos y a los que nos rodean, y nos llenan y nos dejan un poso de  belleza y, otra vez libertad, en nuestro ser entero.
Que viva la vida y los amigos, la famislia, y la esperanza...
Agradecido a la vida por poder compartir este fin de semana con Neil Young, en un entorno que de bello, bellísimo, empalidece ante la belleza de quienes me rodean, y sin embargo que tiene mi porcion de agradecimento de todo corazón.
Gracias a mi familia, a mi amigo/hermano Arthur, cada día mas básico en mi vida, mi recuerdo a  mi amiga Ana que se que hoy no tiene su mejor día, (no pasa nada Anita, a por ello...) y sobre todo gracias a mis amigos de todo corazón a esta maravillosa gente que es...
Gonzalo, Johnny, Carlos, Paco I, Paco II, Hector, Joserra, Jesus, Lu, Gonzalo, Emilio, Joserra (of course) y todos los demas que sabran disculpar mi olvido temporal que no sentimental....
De la música, tan importante, importantísima en un día como hoy, hablaremos mañana, o pasado, tiempo habrá... hoy solo quiero dar gracias a la vida, gracias por recordarme que vivir... coño que vivir es algo mas que respirar...

viernes, 5 de julio de 2013

The Divorcees - "Four Chapters", (2012). ¡Joder con el country!

¡Joder con el country!... Confieso que me ha costado, que hasta no hace demasiado tiempo era un genero que me producía mas rechazo que otra cosa, después pasé a la fase, "Hombre para un rato no esta mal, pero mucho tiempo seguido cansa", de ahí a argumentos como, "El country rock si me mola, ya ves, mezcladito, no solo country, sonando csi mas a rock que a country"... En esta etapa me enamore de Gram Parsons y su ¿country rock?, eran dias de auto engaño, la verdad es que me jodía después de tanto despotricar contra el mas castizo americano de los movimientos musicales, reconocer que había conquistado, (a golpe de revolver y banjo, claro), mi europeo corazón de rock sin country.
Hasta que un día escuchando en mi casa el fantástico "Prairie Wind" del tío Neil me dije...
-Vamos a ver camarada, ¿Que coño es esto mas que country?, quitale hierro al asunto hablando de aderezos que hacen que el country de estos temas aparezca mas amortiguado pero tío, lo reconozcas o no, esto también es country... ¡y te mola la hostia!!!
Y así es, el country ha sido en los últimos años un genero al que le debo mucho, me ha abierto el camino al conocimiento de un montón de grupos y solistas a los que antes no me hubiese acercado simplemente por llevar sombrero vaquero en la portada de un disco, y lo que me hubiese perdido, ¡madre mía!.
Y es que como gran genero que es, permite mil y una convinaciones perfectamente adaptables a su modus operandi, de modo que da lugar a un montón de cócteles explosivos de música sublime y rotunda que ahora si, con la verdad por delante declaro: ¡Me encanta!...
Y gracias a este cambio de actitud operado en mi, he podido conocer un disco como este que hoy me ocupa: "Four Chapters" de los canadienses The Divorcees, unos tíos que por aquí ni sus íntimos, pero que gracias a la comunidad del blog de Archi he descubierto por obra y gracia de descarga facilitada por uno de los miembros que enriquecen las vidas de todos los que visitamos diariamente esta fantástica comunidad a la que en breve empezare a intervenir de forma mucho mas activa y justa.
Me han bastado un par de escuchas de este Lp para enamorarme de el y de la banda que lo firma, se trata de un conjunto de temas de basamento country y carácter romántico y épico, lírico y crepuscular, triste y evocador, lleno de historias de amor que sangran por las costuras que las viejas heridas dejan en la piel del corazón de aquel que presume de ser, sin serlo, el mas duro del lugar.


Alex Madsen es el encargado, además de hacer sonar la guitarra de ritmo, de dar vocalidad a estos textos de cruel realidad perdedora, y lo hace con una voz no muy grande pero de hermoso color, perfecto fraseo y clara sinceridad en sus pliegues, una gozada escucharle cantar en temas tan fantásticos como la clásica y disfrutable "Driver, Driver" dotada de un estribillo tópico pero irresistible, que además deja en evidencia la fabulosa base rítmica de la que se encargan Denis "Turtle" Arsenault (Bajo) y Brock Gallant (batería).
El country de libro, de sonoro fondo vaquero adornado con una levemente distorsionada guitarra y ritmo enfermizo "Restless Man", nos permite conocer como se las gasta el guitarrista y banjista (¿Se dice así?),  Jason "J Byrd" Nicholson. Guitarrera y con carácter rock es la fenomenal "Big City", que incluye todos los elementos imprescindibles de la música mas puramente calenturienta del país del Tio Sam, slides, steels guitars... todos los accesorios al servicio de un tema adictivo y electrizante.
"Time Will Tell" es un extraño tema que parece salido de una película de los años treinta, con aire crooner y cristalino ritmo en la batería que parece se pueda romper en mil pedazos en cualquier momento, raro pero hermoso. Todos a bailar con piano "Honky Tonk" de fondo con la estupenda "How Long, (Can You Break He Heart)".


La mas comercial "Devil on my Shoulder" nos recuerda los primeros discos (mejores de lo que muchos dicen) de Garth Brooks, divertida y refrescante.
Pero en mi opinión donde la lían gorda es el los momentos intimos, los cortes sangrantes, sufrientes, cuando la acústica lleva la voz sonante y la Steel guitar hace llorar los sentimientos de la voz, que va por libre, de Madsen, cuando los sentimientos insisten en salir de su escondrijo para atormentarnos en furiosa, pero hermosa libertad. En este registro el disco esta poblado de varios vampiros de la emoción que suenan a crepúsculo, a amaneceres borrosos por lágrimas de etílico sabor salado y sueños resacosos de sufriente argumento y nulo descanso, descanso de cuerpos derrotados en la silla del porche con la botella entre las manos derramando las últimas gotas de un licor que hace arder el suelo de madera... temas tan preciosos e irresistibles como: "Traveller's Dream". La oscura y asustadiza "The Crows", que recuerda levemente los mejores días de Drive By Truckers, la dulce y "Elvisiana" "Precious Time", el rey de Tupelo hubiese convertido este tema en una catedral de belleza inconmensurable, en manos de estos chicos es un tema realmente precioso, que se derrota el solo de puro bello.
Otros temas realmente notables como "Ghost Town" o "Life Behind Bars" redondean el tracklist de un disco sin desperdicio, de country y country rock puro, sin estridencias ni vocacion de cambiar el mundo, ni siquiera de molestarlo, ni alterar la conciencia musical de America, su vocación es crear un listado de trece temas perfectos en su construcción e interpretación, que son lo que quieren ser... "Temas countrys para amantes del country", y eso si que lo consiguen, recomendación de corazón de este que, por cierto es el tercer disco de la banda que desde 2005 va creciendo como la espuma al otro lado del charco y que desgraciadamente se me antoja complicado poder verles por aquí, pero... nunca se sabe...
Lo dicho: ¡Joder con el Country!!!



miércoles, 3 de julio de 2013

And The Winner is..., y ¿Haber que os parece esta sorpresita?, Necesito colaboración, es una locura maravillosa


Debo decir que en esta ocasión el amigo Rockland cuya regularidad a la hora de dar con la que a la postre sería la canción mas votada se ha visto rota en esta última entrega, coincidiendo además en que se trata de su disco favorito, casi pleno para el maestro de la playa del Molinón.
Aún así no se ha quedado lejos de la cabeza, pues "Get Back" ha sido la segunda mas votada, y "I've got a Felling" a tenido un único voto, el tuyo compañero, o todo o nada... jajaja.
La vencedora, por un voto de diferencia sobre la mencionada "Get Back" y el celebérrimo clásico "Let it Be" a sido, y en esta ocasión me toca ganar, (por primera vez, creo), "Across the Universe", la preciosa balada que John Lennon escribiese un montón de años antes y que nunca fue tenida en cuenta hasta que alguien, desconozco quien (Paco tu seguro que lo sabes, enriquecenos), decidió recuperarla para este "ultimo" disco de los de Liverpool.
Escuchemos este gran tema y después os cuento una locura que se me ha ocurrido, y así, amenizamos un poco el verano:



Y ahora a la locura... ¿Que os parece si entre todos elegimos el mejor tema de los Fab-Four?, por supuesto lo del mejor tema es un decir, hacemos una listita de esas tan idiotas como entretenidas para dilucidar que tema nos mola mas a los socios de la blogo, el tema sería votar vía comentario, e-mail, o Facebook, allí me ponéis hasta 10 temas de los Beatles, sumando el último elegido un punto, el siguiente 2, el siguiente 3 etc, si añadís 10 temas pues hasta 10, si elegís 6 hasta 6.
Para mi el currelo de contarlos y después hacer un comentario de los 5 o 10 primeros, ya veríamos y los escuchamos, hacemos reseñas, si alguien se lanza y quiere que se vea publicada en mi casa un post escrito por el, con toda libertad, sera un honor que aparezca en este humilde sitio.
Si lo se, es una majadería, pero que coño, es refrescante, y no tiene que ser dogma de fe ¿no?.
En resumen, que me parece que puede ser divertido, así que os animo, comeros un poco (o un mucho) el coco y a votar por los mejores temas de The Beatles, empiezo yo por aquello del "burro delante..."

1. Strawberryfields Forever.
2. In My Life.
3. I am The Walrust.
4. Mr Kite...
5. A Day in the Life.
6. I Saw Her Standing There.
7. Yesterday.
8. Eleanor Rigby.
9. Help.
10. We Can Work it Out.

Pues por ejemplo...Saludos a todos.

martes, 2 de julio de 2013

Azkena Rock Festival - 29/06/2013 - Vitoria, segunda jornada


Suena el móvil, móvil que desde hace años, que fuese retirado de sus anteriores funciones telefónicas, por otro mas moderno y complicado y que además se quedaba antes sin batería, viene haciendo de despertador. Y lo hace demasiado pronto, el descanso se agradece y mucho y el día va a ser largo, pero el reparador sueño se ha visto interrumpido demasiado pronto, pero hay muchas cosas, todas lúdicas y festivas que hacer, así que el despertador cumple de forma temblorosa con su labor, con ese temblor que va asociado a la voz de quien en el fondo sabe que adopta una actitud traidora y desleal, pero que tiene que hacerla, pobre móvil, no le gustó despertarnos tan pronto, me consta.
En especial mi hermano apuro el tiempo de cama y mientras yo me duchaba el dormitaba un rato mas, desayuno en un bar "curioso" por lo menos, donde un chino, me temo que recién aterrizado por aquí y sin dominar del todo los rudimentos básicos pero imprescindibles de la hostelería, nos dio de desayunar de forma lenta pero segura, torpe pero voluntariosa y termino consiguiendo un muy buen resultado, buen zumo de naranja y buen café, el tema pintxo/bollo nos costó mas, pues hubo que explicarle la diferencia entre los diferentes elementos de bollería en cuanto a su nomenclatura, de todas formas desayunamos muy bien.
Repuestas fuerzas, teníamos reservada visita a la catedral de santa María y allí nos dirigimos, entretenida y didáctica visita guiada por una señorita llamada Ainhoa que resulto agradable, amena y simpática, haciendo de la visita, (larga, hora y cuarto) un rato agradable, que paso rápido, muy interesante y recomendable esta visita que cuesta 10€, (la cultura en este país y mas ahora es cara, una pena y una vergüenza), pero merece la pena, si sois culturetas y pasáis por Gazteiz no os la perdáis, información de todo lo relacionado con la catedral, murallas, torre etc.. pinchando aquí.


Vitoria vista desde la torre de la catedral de santa María.

Tras la gratificante y relajante visita catedralicia, a tomar unas cervecitas, temperatura perfecta, día soleado, cosa que agradeció nuestro espíritu, nuestro humor y nuestra piel, y que beneficio a la aparición de nuestra sed, aunque esto era menos urgente, pues en presencia del dorado elemento espumoso la sed es alguien que siempre termina  haciendo acto de presencia y adueñándose de la situación.
Comida, muy bien como siempre, en el Otxandiano, riquísima la ensaladilla rusa de Arthur y fantástico mi estofado, rico y reparador. Un ratito de relajo tumbados en la cama del hotel y a eso de las 18:15 otra vez a Mendizabala, se abría ante nosotros un nuevo día lleno de posibilidades.
Decidimos sacrificar a Heaven's Basement y Troubled Horse y descansar ese ratito en el hotel, no se si acertádamente o no, de todo he leído sobre estos dos bolos, aunque he de decir que nada de lo leído a sido rotundamente malo, con lo cual supongo que no fueron malos bolos.
Llegamos para ver a Los Zigarros, chicos de "Last Tour" que les esta paseando por todos los festivales que organizan y haciéndoles una promoción que encierra una evidente esperanza por parte de la empresa vasca de tener entre manos un producto musical de empaque y futuro lleno de objetivos onerosos, y espero, ojalá así sea, artísticos también.
Frescos y con ganas, como corresponde a su edad, se les vio darlo todo con unos temas jóvenes, recién salidos del horno, y con vocación de cambiar el mundo, aunque en el fondo son unos cortes que recuerdan a Tequila y a un servidor incluso mas aún a Los Rodriguez, pero con cierta capa de esmalte marca de la fabrica de estos dos hermanos, me cayeron bien y me entretuvieron un rato, la palabra rock and roll no se apeaba de su garganta y eso me gusta, no evidenciaba su música una gran vocación trascendental pero con estas edades no toca, y además no mola.
Terminaron con una versión, muy criticada, de "Bailare sobre tu tumba", que a mi me agrado, la disfrute y baile con ganas, (hombre yo soy fan de Siniestro y quizás eso influyó), pero insisto, la versión por lo general no fue del agrado del personal, en fin, lo de los colores, ya sabéis...
Y paseo hasta el escenario que homenajea a Kevin Ayers para presenciar otro de los bolos que con mas ganas esperaba, JJ Grey and Mofro, este sujeto, yanky hasta el hartazgo, de Jacksonville nada menos, era para mi un total desconocido hasta hace apenas tres semanas, pero lo descubrí y empecé a admirar rápido, apenas escuche un par de temas suyos, el sábado era uno de los puntos marcados en rojo en el programa, y no me decepciono en absoluto.

JJ Grey & Mofro
Mofro no solo es una banda de acompañamiento, no, tiene protagonismo claro y estricto tanto en el show como en la comprensión de cada tema, virtuosos, todos ellos tienen momentos de gloria musical y oportunidad de demostrar que su instrumento tiene un porque básico e irrechazable dentro de la formación fibrosa de los temas de Grey, todos ellos fantásticos, temas los de Grey que nacen de la tierra americana mas racial, que germinan esa savia que la naturaleza reserva a los auténticos, a los herederos de la tradición, a los que saben que jamas traicionaran la memoria musical de esa propia naturaleza americana asentada en la brisa, en la lluvia y el calor del sol, esa naturaleza que mas en Estados Unidos que en ningún otro sitio tiene que ver con la esencia misma de la música.
De esta manera los cortes de este extraordinario artista llevan por sus venas el veneno que estos elementos naturales destilan, elementos como soul, rithm and blues, blues o incluso funky, todo ello honrado con una voz de ensueño, no solo de potencia y extensión sorprendentes, sino además de fino color caoba y delicada musicalidad, que redondeaba un sonido intencionado que podía con la falta de adaptabilidad a las evidencias perfilisticas del ARF, pero que, como ocurre siempre con artistas de calidad, evidencias que se rinden ante la música con mayúsculas, y de esta es de la que hace JJ Grey and Mofro, quienes nos obsequiaron con un bolo excepcional y además lleno de buen rollo, e incluso cierto toque místico, vamos que me encantó.
Todavía con la ensoñación del bolo de Grey and Mofro en los oídos, costaba trabajo adaptarse a los potentes y sonoros riffs de Uncle Acid and The Deadbeats, quienes sin ningún tipo de complejo desplegaron sobre el respetable que llenaba la carpa del escenario dos su directa y descarada propuesta sónica, melodías digeribles desarrolladas a base de un Doom enérgico, repleto de riffs fibrosos y punteos musculados que llenaban los oídos de sensaciones llenas de energía; un grupo que me agrado de verdad, directos y peligrosos en las distancias cortas, cercanos y evidentes, aprovecharon su tiempo y agradaron de lo lindo al respetable en ese momento en que la tarde empieza a convertirse en noche.
Y llegaban Los Enemigos, no soy fan, nunca lo fui de los chicos de Josele, quien me cae bien, y al que creo dotado de un enorme talento para la transmisión de seres y estares pero que me parece falto de fibra rockera y resolución dramática, aún así me gustaron, buen repertorio y bastante mejor sonido que en nuestro último encuentro en septiembre en La Casilla en el WOP en Bilbao, donde un sonido bastante malo dio al traste con el concierto como en su día comente en la siguiente crónica que os invito a recordar si os apetece.
La noche cae sobre Mendizabala, momento que aprovechan los mas oscuros para hacer acto de aparición sin que nadie les vea, así aparecieron los chicos de la mula en el escenario, bajo un cielo que empezaba a dejar caer sus moléculas de frescor estival sobre los presentes que empezábamos a ponernos las sudaderas, jerseys y chaquetas que llevaban todo el día esperando este momento que en Gazteiz siempre termina por llegar, sea la época del año que sea. Y eso que Warren Haines y sus esbirros hicieron lo posible por calentar el ambiente a golpe de música y de jam, no esta el talento del gran Warren en la elección del repertorio mas adecuado a su concurrencia y creo que no acertó ni de lejos el sábado, mas bien todo lo contrario y no detecte una gran comunión entre artistas y publico pero lo que aconteció en el escenario, oportuno o no, fue de una calidad indiscutible, a pesar de algún problema con el sonido, y de que Haines no estuvo muy fino de voz en algunos momentos, como el principio del bolo.

 
Fue calentando poco a poco y pronto empezó a dejar momentos de absoluta lujuria guitarrera, este hombre cuando se pone a acariciar el mástil, a agredir las cuerdas de nylon de su Les Paul dificilmente tiene elemento de comparación salvo unos pocos elegidos, desarrolló un concierto básico, basado en temas tranquilos y sureños, un concierto ortodoxo, sin nada que sorprenda salvo una incursión al final del "Love me Do" de The Beatles que sirvió para que el respetable corease el famoso estribillo y algunos despertasen del letargo.
Insisto, no me pareció que esta vez conectasen demasiado los Gov't Mule con la gente, pero si conmigo que disfruté como un niño de la enorme calidad de estos músicos tan dotados para la buena música, aún así debo decir que no superaron su anterior presencia en ARF que databa de 2010.
Gaslight Anthem tomaban el relevo, rápido y sin tiempo de pensárselo demasiado, un paseo a los baños y sin solución de continuidad empezaban a atronar las guitarras, Springstinianas muchas de ellas, de Brian Fallon y compañía.

The Gaslight Anthem en pleno ataque rockero al personal

No dejan lugar a dudas de cual es su oferta sonora, música propia de la bahia de Jersey, interpretada a campo abierto, a saco, sin reparar en decibelios y dando efecto de bloque, y francamente, creo que aciertan de plano con esta proposición, le va bien a sus temas, sus construcciones son marmóreas, no dadas a virtuosismos, su composición es solida y no sutil, pero llena de fuerza y dramatismo, y con esta forma de actuar en escena consiguen transmitir eso, la esencia, el germen de su música, y creo que de eso se trata, si además interactúan bien con el público, ¿que mas se puede pedir?, me gustaron mucho en directo, en disco ya me parecían de lo mejor que hoy por hoy hay en el planeta, y esta mi primera experiencia ante ellos en vivo me ha convencido de que en directo siguen parecidos derroteros, el sábado estaba siendo de autentico lujo.
La 01:00 de la noche, el cansancio empieza a hacer mella en mi ya no tan joven esqueleto, pero quería ver a Walking Papers, su disco descargado hace poco me gusta y creía que podía ser un buen bolo, así que aunque cansados no quisimos irnos sin darles la oportunidad.
¡Y que bien hicimos!, desde el primer corte pusieron al personal en su sitio, a base de solidos argumentos sónicos nos dijeron que si nos ibamos nos perderíamos algo gordo, y dieron de echo un conciertazo, pleno de fuerza, de sutileza, musicalmente rico, sonoramente completo, una base rítmica mas que respetable, riffs anchos y carnosos, punteos afilados y vocalidad llena de intencionalidad dramática, no desprovistos de sutilidad musical y recreando los temas de forma convincente y firme supusieron una sorpresa de órdago, en tres temas tenían al público en el bolsillo, y al final, nadie quería irse, esperando que hubiese un bis que parecía un milagro que llegase y claro... no llegó.
Banda a seguir muy de cerca, nos encantó a todos los presentes que marchamos tristes y con sensación de poco (como ocurrió la anterior jornada con The Sheepdogs), y con ganas de mas, gran bolo.
Y ya de perdidos al río, un katxi mas para matar la noche o el estómago, estaba por ver, y darle el change a los tan repetidos durante todo el festival Rocket From the Cript... francamente me parecieron mas un grupo bervenero que otra cosa, les aguantamos un rato (demasiado rato, fuimos generosos), y como no nos gustaron demasiado y además me da mucha pereza describirlos, pues nada, que nos fuimos para casa porque esta gente no nos gustaba nada, fiesteros y simpáticos, sonaban fatal y para monólogos prefiero a Leo Harlem.
Gran jornada, de las mejores que recuerdo del ARF, bajón tremendo de gente con respecto a otros años y claramente menos gente que el viernes, tengo pensado escribir algo a este respecto en un post en el que contare con mas exactitud mi parecer sobre este particular.
Tristeza al abandonar Vitoria y un servidor que echo de menos el tercer día y los bolos de La virgen blanca, espero que este formato haya sido como consecuencia de las exigencias que la crisis hace sobre todo lo que toca y que lo antes posible el festival recupere ciertas cosas perdidas en esta edición, edición que en lo musical, contra todo pronóstico para muchos, (no para mi) ha resultado expectacular, y realmente satisfactoria, el año que viene mas y espero MEJOR.