miércoles, 26 de junio de 2013

Mejores temas de "Let t Be", ...And the winner is...

A decir verdad no me ha sorprendido comprobar que "Abbey Road" es, sin duda, uno de los discos mas queridos y admirados por el personal, el que fuera penúltimo disco de The Beatles, penúltimo en ser editado por supuesto, todos sabemos que en ser grabado fue el último y que supuso la ultima colaboración de los cuatro de Liverpool trabajando como banda, bueno, como banda es un decir, a nadie se le escapa escuchando el disco que el trabajo que cada uno dejo para la posteridad en los surcos de este Lp es una aportación personal, que poco tiene en consideracion la atención a una coherencia con el trabajo de los demás, y si un trabajo personal de cada uno de los miembros por separado.
Si la segunda cara, que para muchos es indivisible al tratarse de un recorrido sonoro uniforme y correlativo escrito en su casi totalidad por Paul, debe ser tomado como un todo, hay quienes han votado a temas sueltos desmembrados de este "todo" y como tal se lo he contado, como voto por tema o corte de este "todo", a pesar de estar yo también con esa idea de segunda cara unificada en un movimiento único.
John ha tenido sus votos con una de sus escasas aportaciones, quizás el álbum con menor aportación compositiva de John, ya concentrado entonces en otras historias que poco tenían que ver con lo que acontecía en aquellos estudios durante la germinación de esta POM que es Abbey Road.
Harrison se sintió por este estado de cosas entre las dos vacas sagradas, con mas libertad de actuación y movimiento y metió dos obras maestras totales, que marcan sus mas altas cotas de protagonismo en la banda desde que fuese grabado el primer disco de la misma allá por el lejano 1963 hablo de las magníficas "Something" y "Here Comes the Sun".
Curiosamente contando todos los votos, es John, el que menos participación real ejerce sobre la colección de temas que jalonan este sublime disco el que se lleva el gato al agua con la maravillosa "Come Together", tema rockero, adictivo y de firme construcción, sucia y parca en melodía, pero de una fuerza inconmensurable, una auténtica POM que ahora disfrutaremos todos juntos:


En cuanto al siguiente, este si que si que es el último, no el ultimo grabado pero si editado, no voy a entrar mucho en lo que entonces ocurrió, que si la producción de Spector, en contra del criterio de gran parte de la banda, que si el resultado de esta producción fue el mejor que se podía esperar...
Tengo preparado un post sobre este disco que espero vea la luz en los próximos días y si os parece entonces discutimos el tema aquel y el disco, que me parece uno de los mas injuntamente infravalorados de los Fab-Four.
Pero ahora lo que toca es votar, y como siempre empiezo yo para ir abriendo camino, difícil, muchos grandes temas también en este disco, muy grandes...me decido por aquel fantástico "Across the Universe".
Amigas y amigos a votar que esto se acaba!!!



odas las canciones escritas y compuestas por Lennon—McCartney, excepto donde esta anotado. 
Cara 1
N.ºTítuloVocalista principalDuración
1.«Two of Us»  Lennon y McCartney3:35
2.«Dig a Pony»  Lennon3:53
3.«Across the Universe»  Lennon3:46
4.«I Me Mine» (Harrison)Harrison2:25
5.«Dig It» (Lennon—McCartney—Starkey—Harrison)Lennon0:50
6.«Let It Be»  McCartney4:02
7.«Maggie Mae» (Trad. arr. Lennon—McCartney—Harrison—Starkey)Lennon y McCartney0:38
19:09
Cara 2
N.ºTítuloVocalista principalDuración
1.«I've Got a Feeling»  Lennon y McCartney3:36
2.«One After 909»  Lennon y McCartney2:52
3.«The Long and Winding Road»  McCartney3:37
4.«For You Blue» (Harrison)Harrison2:30
5.«Get Back»  McCartney3:07
15:42




lunes, 24 de junio de 2013

"Crises" - Mike Oldfield - Las cosas de la edad...

Hay que ver lo que los años hacen con nosotros, "Crises" (1983) es un disco que fue iniciático para mi, cuando era un muchachito que apenas bordeaba por la parte de abajo la adolescencia, un camarada de los que llamábamos mayores, osea un par de años mayor que servidor, un auténtico abismo desde mis doce años, viendo que yo era un musiquero incipiente, quiso y consiguió hacerse el exquisito y gustarse sorprendiendo al que suscribe con unos conocimientos musicales que hasta la fecha me eran desconocidos y que no imaginaba que pudieran caber en la sesera de un humano "normal". Evidéntemente hoy en día veo las cosas de una forma distinta, real...


En aquellos años en los que la mayor parte de la música que yo escuchaba, y que era mucha, era en castellano, espoleada mi incipiente grandeza pseudo-intelectual-adolescente, por los chillones colores y las atrevidas e indecorosas ofertas estéticas de la facha propia de "la movida", un disco como "Crises" y un artista como Mike Oldfield, quien yo creía que era, a pesar del Mike, una mujer, por razones obvias que mas adelante explicare, era terreno por explorar en la búsqueda de la auténtica verdad de la música, pues se trataba de una oferta alejada en varios años luz de los sonidos adictivos y jóvenes de la movida.
Un reto, esa era la palabra, un reto era lo que significaba adentrarme en un universo como este que plantea un disco como "Crises", con una primera cara compuesta por un solo tema instrumental, con trazas de rock progresivo pero con unas formas mas pop-rock y una interacción guitarrera mayor de la que se da en otras obras progresivas mas completas sónicamente, y si se quiere, también mas densa, mas viscosa.
Javi, el sabio que me presto el Lp en formato casette, me rodeo de superficialidades pedantes la escucha del álbum, que gracias al éxito de la megaconocida "Moonlight Shadow" no dejaba de ser un best seller que arrasaba en los mercados y que era escuchado parcialmente en su segunda cara, (cuantas veces me he preguntado cuantos de aquellos compradores de este disco, en la vida han completado una escucha entera de la cara A del mismo), por varios millones de personas que disfrutaban de los cinco cortes mas comerciales que nutrían de bellas y evocadoras melodías y heróticos punteos hard-flamencos de guitarra española la segunda cara del disco, haciendo de perfecta cobertura al megaéxito que supuso la citada "Moonlight Shadow" y, en menor medida la también conocidísima "Shadon on the Wall".
El caso es que después de quedar deslumbrado por aquel disco, también en su primera cara, los años han hecho estragos con su memoria, y tras una década de pleitesía a los discos presentes en cada momento y sobre todo anteriores a "Crises", ya que mi excesiva juventud me impedía tenerlos computados, la tarea de recuperarlos y alabarlos me llevo algunos años, y entonces llegaron los noventa y Mike Oldfield empezó a dejar parte de su espacio a otros artistas hasta prácticamente quedarse sin espacio propio, motivado también por la falta de interés que fueron progresivamente mereciendo sus nuevos proyectos durante los últimos 15 años.
En mi creciente y casi alarmante interés por recuperar los vinilos, el mercado de segunda mano ha supuesto una ocasión inmejorable para hacerme con autenticas joyas de la música por precios razonables y en ocasiones ridículos, uno de estos últimos supuestos se dio hace unas semanas con el disco que hoy nos ocupa.
Y es que haciendo trabajar mis dedos entre la polvorienta marabunta de discos que atesora mi camarada de la estación de Santander, uno, en el monótono pasar de carátulas por delante de mis ojos, me hizo parar el mecánico ritmo de búsqueda, la razón:... una de las carátulas que mas me han gustado, fascinado diría yo, de todas cuantas he visto en mi vida:... ese tipo "reflexionando" junto al mar, bajo un cielo color verde y bajo la intimidatoria presencia de un fantasmagórico rascacielos, que en medio del mar, destaca como una amenaza extraña e incomprensible, con la única presencia de vida que supone la luz que en una de las ventanas de la última planta permanece encendida y que supone un asomo de vida o de aviso siniestro, no lo se.
Lo saque de su cautiverio y busque su precio, inscrito en lápiz en un arrugado post-it, 2€, no había nada que pensar, entre lo bonito que era y los recuerdos que me traía eran dos pavos mas que merecidamente gastados aunque ni me moletase en pinchar el disco, estética y melancolía luchando por la supremacía de mis sentimientos.
Pero al llegar a casa con este y otros cuatro vinilos bajo el brazo, algo, no se el que, me hizo pinchar precisamente este "Crises", y ocurrió algo con lo que no contaba, recuerdos recuperados a flor de piel, mas que recuerdos, sensaciones, casi vivencias, los sonidos de esa sinfonía que es la cara A del disco y que 30años atrás me resultasen evocadores, inspirados y reveladores, me lo volvieron a parecer, y lo hicieron con una fuerza semejante a la de entonces, con menos pasión y mas melancolía, con menos sed pero con mas consciencia de los males del empacho, pero como entonces con sorpresa, y con la piel adaptandose a los sonidos que Mike Oldfield propone en esta apuesta por el sentir clásico y perenne, sin complicaciones psicológicas, con respeto a la melodía pero sin perder la calidad de sus mejores momentos pretéritos, con esa intensidad orquestal que caracteriza a los discos mas célebres del autor y con el, en este caso, valor, de los intereses comerciales y criterios de fluidez melódica que dominaban aquellos principios de los ochenta.
Con evidentes y "faciles" influencias blues y rock, perféctamente adaptadas a la apuesta de todo el recorrido básicamente guitarrero de la pieza, agarrado a la creación de instantes de intensidad melódica y sobre todo ambiental, y con basamentos vocales en forma de estribillo en la parte central del corte, y finalizando como en un leve descenso por una montaña, imparable, en cierto modo triste, pero feliz de saberse saciado de disfrute, de goce de algo bueno, refrescante y gratificante que en cualquier momento se puede repetir, hasta que los últimos acordes, suaves y tristes nos dicen hasta la próxima, justo antes del abrupto y violento "plof " que supone la finalizacion del vinilo y la ruidosa separación de la aguja y abandono del disco a su penoso parar de girar sobre el plato esperando el aplauso, el silencio, la critica o lo peor, la ausencia de todo lo anterior y la presencia de la indiferencia...
Como digo es la primera de las opciones la que asalta mis deseos, el aplauso, entusiasta pero sereno, contento pero triste, lacrimoso y emotivo... una primera cara que considero justo recordar y reivindicar como justa la vuelta a su lugar de origen, el éxito y reconocimiento que hace treinta años tubo y que debe seguir teniendo.


Otra historia es la cara B, formada por cinco cortes diferentes entre si, dotados todos ellos de ochenteras y digeribles melodías, de suaves e inofensivas apuestas sónicas, siempre escudadas en una sonoridad ochentera basada en la amortiguación de la pesadez sónica de las guitarras, los riffs y los ritmos machacones y oscuros que destacaban en el rock setentero y que suponían la pena de muerte que la industria hacia pesar sobre el "desagradable" reinado del punk con sus verdades subjetivas y violentas.
"Moonlight Shadow" es uno de los mayores éxitos comerciales de los ochenta en medio mundo, construcción melódica perfecta, geométricamente impoluta y perfectamente interpretada por Maggie Reilly, cantante habitual de Oldfield en aquellos años y que rompía con la creencia, al menos mía, de que los discos los firmaba quien los cantaba, de ahí que yo pensase que -"la tal Mike Oldfiel" era la tía que cantaba en el disco, pues no, como todos sabemos no era así, Mike Oldfield ni era, ni fue nunca un cantante aunque en una época lo intentase.


"Shadow on the Wall" me indico desde los cuarenta principales que algo no funcionaba, pues en este tema que también tubo considerable éxito, la voz era masculina... ¿quien... y sobre todo QUE, era el tal Mike Oldfield?, tema de intensidad extrema, amortiguada por la prudencia sonica de la época tenia la rabia contenida del heavy que entonces triunfaba, perféctamente personalizdo en la magnifica voz de Roger Chapman, otro éxito para la saca en una exquisita segunda cara.


La breve pero intensa "Taurus III", que se trata de un destartalado despliegue de medios en cuestiones virtuosisticas en el manejo de la guitarra española en una suerte de "Hard-flamenco", tan curioso como sorprendente, aunque melódicamente anodino, en cualquier caso, interesante.
Y dos temas sorprendentes, la etérea y extraña "In High Places", tema que parece desarrollado flotando en el vacío, en un cañón o garganta, lanzando un desesperado grito al mundo, dotado de una extraña pero bella melodía, un tema que siempre me ha entusiasmado,


Y para terminar una machacona, triste y evocadora melodía que repite un hermoso estribillo hasta la saciedad llegando a resultar cargante, un tema, "Foreign Affair", de evocaciones sónicas medievalistas y cadencias melódicas un pelin cursis, pero que conjuga en su fondo de teclados la esencia del "buen" pop tecladista que también lo hubo en los ochenta, elegante y fino desde el punto de vista sonoro.
Un muy buen disco que he redescubierto de casualidad, dejándome llevar por los recuerdos que una extraña y linialmente plástica portada me abordaban y llevaban a otra época, feliz, de aprendizaje vital, además de musical y que me esta haciendo recuperar al artista extraordinario que fue Mike Oldfiel y cuya figura y discografia setentera y en parte ochentera quiero desde este post reivindicar, empezando por este ciertamente brillante "Crises", y que además señores, insisto, tiene una portada clamorosa.


miércoles, 19 de junio de 2013

The Sheepdogs - "The Sheepdogs" (2012), Delicioso batiburrillo.

Debo confesar que gracias al ARF he conocido a esta banda canadiense que responde al nombre de The Sheepdogs y que forman parte del cartel del inminente festival vitoriano tan en entredicho últimamente.


Y como yo también he puesto en entredicho el cartel y organización del festival este curso, el otro día empecé a currarme alguna de las bandas que tendremos ocasión de disfrutar, (o sufrir, depende), y buscando por la red dí con estos tipos y decidí hacerme con algún trabajo suyo, el último, por ejemplo...
Absolutamente ninguna referencia sobre ellos cuando me lanzo al play del equipo y empiezo a escuchar lo que tienen que ofrecer estos absolutos desconocidos, unos minutos de escucha y una sonrisa empieza a dibujarse en mi rostro... amplia, tira de mis papos hacia los lados y forma esas "feas" arrugas de felicidad que dibujan con impertérrita perfección las glándulas felicidoides
Agradable, es una palabra que se me viene a la cabeza casi de inmediato, este puede ser un bolo txulo, pero en breve descubro mas, no solo agradable, también cómodo, y divertido, y conocido, ya oido, pero distinto... ¡coño!!!, pero si esto es psicodelia sesentera pura... y esto, southern iniciático, de aquel con el que los Allman deleitaron al mundo en los tiempos del Filmore, de repente, como a traición pero sin tratar de engañar ni despistar aparece John Fogerty con sus Creedence... descarga de "Invasión británica", pero...¡joder que familiar me resulta todo!, y todo dentro de todo, todo en el mismo bol, en el mismo tupe, como cuando en el chino te dan solo un tupe para llevar y mezclas toda la comida, es curioso como después cuando te la comes eres capaz de separar todo, o en el plato o en el estómago, como si el caos estuviese reinado por un orden divino que hace que no se contamine la salsa de los tallarines con la sequedad terca del arroz tres delicias y que la ternera y el pollo sepan respetar sus condiciones aunque no su espacio dentro del diminuto y superpoblado de sabores tupe.
Algo así ocurre con las canciones de estos chicos, porque hablo de canciones, no solo del álbum, pues hay casos en los que en una sola canción te encuentras a la Creedence, los Allman, a Beatles e incluso a los mismísimos The Band. Creo que podréis entenderlo mejor escuchando el fantástico y (ya veréis) superfamiliar corte que abre este fabuloso y caótico disco, un gran tema que se llama "Laid Back".


Os diré que así todas, investigando he descubierto que en este su hasta ahora último disco también interviene la mitad mas oscura de The Black Keys, Patrick Carney, el batería americano deja impronta de su procedencia en el disco, en especial en un brillante y BlackKeysciano tema titulado "Feeling Good", y que ¿Suena o no suena a Black Keys?...


El disco es un recorrido por la música de los últimos cuarentaypico años, donde todo crea un batiburrillo, pero de inesplicable coherencia sonora, todo es archirepetido, y al mismo tiempo novedoso, todo suena agradable, a buenos tiempos, y sin embargo parece que estos chabales saben lo que quieren, que piensan por si solos... no se, siento algo extraño escuchando esta mezcolanza de estilos, mas que de estilos diría yo que de bandas, de solistas, extraño pero agradable, delicioso...
Y ¿cuantos temas viven en este carnaval estilístico?.. Pues catorce nada menos, y hay para todos los gustos, temas de un clasicismo de finales de los sesenta en la mas clara onda de CSN como "Never Gonna get my Love", la blusera y oscura (¿The Doors antes de la dosis que acompañaba su creación sónica???) "Ewans Blues", la rockera y machaconamente psicodélica "The Way It Is", con Cream en el horizonte, con punteo guitarrero incluido.
Imposible no pensar en los Allman Brothers de la frontera entre las dos décadas de oro escuchando la evidente "Javelina", pero mejor la mostramos y nos ahorramos comentarios sobrantes...


Rockera e hiperclásica la perfecta "I Need Help", un auténtico temazo en el que se mezclan tantos ingredientes clásicos que termina pareciendo un boogie sin mas y que suena con una fuerza irresistible, un temazo coño!!!


Otro tema encantador en el que se concentran jugos de varios frutos sesenteros de refrescante sabor, incluidos los chicos de Liverpool cuando mas rockeros se ponían ellos, con esas esencias melódicas de perfecta construcción y una guitarra que aparece esporádica con la fiereza de los primeros hardrockeros, tímidos pero intencionados, la extraordinaria " Is Your Dream Worth Dying For".


Notas escapadas de los recuerdos de Harrison en sus ensoñaciones tras las sesiones de "Rubber Soul" o "Revolver" parecen cobrar vida en las primeras estrofas de "In My Mind", que luego se convierte en otra cosa, enérgica y guitarrera suena cual Flaming Groovies la extraordinaria "While we're Young", y cierra el disco el espíritu de Creedence en la impactante "It Ain't Easy to Go".
The Band hacen fastasmagóricas apariciones mas gaseosas que sonoras, como también los Stones mas sesenteros se dejan caer por los surcos de este "extraño" pero "tópico" disco de estos canadienses que han hecho que una luz de esperanza se encienda en el fondo del oscuro tunel en el que se había convertido el ARF este año, y lo cierto es que tengo unas ganas locas de ver lo que son capaces de hacer en directo, espero que hacer justicia a este disco, que por ser del año pasado no podrá aparecer en mi lista de fin de año pero que sino lo haría y sospecho que en posiciones aristocráticas.
Os lo recomiendo sin paleativos, creo que es un revuelto en el que el huevo es lo de menos y los añadidos no restan textura ni color a la tortilla, por lo que resulta jugosa y apetecible, que os encntará vaya.







domingo, 16 de junio de 2013

Lucinda y alguno mas... Kafe Antzokia - Bilbao 15/06/2013. (I)

Hay cosas que no se pueden hacer, y si se hacen tiene uno por fuerza que arriostar con las consecuencias que ineludiblemente van a traer consigo.
¿Si un tipo enfermo, como el que suscribe, queda con dos "txalaos" similares a el en un sitio como la FNAC?, ¿Que coño puede pasar ahí?... Pues lo que pasó ayer tarde, encuentro, abrazos, el entrañable Joserra que llega tarde, que Mansion llega el primero, que ¿que tal va todo?, que alegría, que a quitarnos las palabras de la boca y pasear durante un buen rato por la sección de discos, cogiéndolos, comentandolos y dejándolos de forma compulsiva, recomendando unos, criticando otros, encabritado tras ver el precio de alguno por el que pagaste en su día una pasta y ahora tiene un precio de risa...-Joder tío, fíjate que precio tiene el "Tomy", si no fuera porque yo lo tengo me lo compraba....¡Joder como me gustaría volver a comprarlo a este precio ja,ja,ja...!.
-¿Y este?... lo he tenido en la mano 1000000 de veces y lo he vuelto a dejar, ¿Lo pillo? - ¡Que va tío!, haz como yo, quémalo un poco descargado y dentro de un par de meses lo compras mas barato...
-¿Y este directo de Bowie?, como coño que no lo conocía, ¿Lo tienes? - Si claro y es cojonudo... Hablabamos del "Ziggy Stardust: The Motion Picture"... Y Mansion pasando por caja para disfrutar hoy (seguro además) de algo de esto:


No os vayáis a pensar que el querido Mansion fue el único que "picó"... no, no, no... aquí servidor también tuvo su dosis de consumilina cuando entre el montón y removiendo se encuentra de frente con una de esas  maravillas que tienes descargada hace una edad en la tierra y nunca has terminado de comprartela, -Mira tío, me encanta este disco, que pasada, ¡y que precio!, este no se salva ni loco de pernoctar en mi casa y quedarse allí para los restos... en un ratito, cuando el personal este despierto, en mi casa sonara esta maravilla...


En fin... lo que era de esperar, gastos musiqueros en medio de la crisis, risas y atracón de "como mola el Magic and Lose de Reed"...¿Y el Conney Island Baby? - "El tipo mas inteligente de la historia del rock... el cabrón de Bowie..."
En estas estábamos Mansion y yo cuando aparece Joserra, derrochando sonrisas, abrazos y entusiasmo, armado con la camiseta del "Rus Fest", comentando novedades al respecto, destilando ilusión, corazón y vida delante de una cerveza, la camarera con una camiseta chulísima de Dirty York -Llenaron el escenario tío, estuvieron geniales... -¡mierda ! yo no pude ir, curraba de noche aquel viernes...
Y Frias para aquí, y la Fest para allá y que rica la cerveza y como mola Lucinda, la voy a regalar una botella de vino del etiquetado especial para la rust fest... y botella en ristre para el Antzoki que dentro de nada aparece la otra invitada a la tarde noche... La doña, la dama del sur , Lucinda Williams.
Nos perdemos de Joserra, después nos volvemos a encontrar, Mansion y yo a la barra, (que se le va ha hacer), San Miguel y Coronita mesedez... y entonces... callan los teloneros y aparece ella, y lo que pasa de ahora en adelante... en el siguiente capítulo...


Momentos vividos que hacen que todo tenga sentido, hasta lo malo, porque los amigos, la gente, en mayúsculas hace que lo malo no lo sea tanto, doy gracias a mis amigos Hector y Joserra por su apoyo, sus caricias en el alma, en la nuca y en el corazón, sus sonrisas y sus "mimos"...
Todo es mejor bajo vuestra sombra y en vuestra compañía.
Vaya este humilde post dedicado a ambos, dedicado a mis amigos...

jueves, 13 de junio de 2013

Mejores canciones de "Abbey Road"...And The Winner is...

es la segunda ocasión en la que un tema de George Harrison consigue el galardón (imaginario) de mejor tema de un disco en cuestión, y en ambos casos se ha tratado de un gran tema, como no podía ser de otra manera, pero que convivía con temas del pelo de los que cohabitan en los discos "Revolver" y "The White Album" nada menos.
La vencedora en esta ocasión a sido la preciosa "While my guitar gently weeps", tema que tengo oído, aunque desconozco si es un hecho del todo cierto, que tanto Paul como John se oponían a que apareciese en el setlist final del disco por considerar ambos egos que no era lo suficiéntemente buena... Lo tengo oído y si es cierto ya les vale a ambos.
Tema tan justo vencedor como cualquier otro, es uno de mis favoritos de toda la carrera de George y me es un placer verlo en esta encuesta como ganador, disfrutemoslo...


Y lo que viene ahora es otro discarraco de esos que no tienes ni palabras para definirlo, el mejor disco de los Fab-Four para muchos, y el último que grabaron, todo en el es mítico, la portada con ese paso de cebra que los que hemos cruzado nos ha hecho sentir que teníamos una rana hiperactiva en el estomago, que además lleva como titulo a los mas míticos estudios de grabación que existen, y no solo por las grabaciones de los de Liverpool, no ¡que vá!, aquí han grabado prácticamente todos los grandes...
Otro paquete de temazos que nos hará dudar y sudar para elegir uno, pero que finalmente conseguiremos descartar un tema sobre los demás aunque quizás no todo lo convencidos que quisiesemos.
Pero vamos al grano, yo, como todas las semanas hago real aquello de: "El burro delante para que no se espante" y elijo: "Come Toghether"...
Adelante camaradas a votar, que esta semana igual no esta Rockland, que creo que esta de Hollidays y nos deja algo a los demás.


Todas las canciones escritas y compuestas por Lennon—McCartney, excepto donde esta anotado.
Cara 1
N.º Título Vocalista principal Duración
1. «Come Together»   Lennon 4:20
2. «Something» (Harrison) Harrison 3:03
3. «Maxwell's Silver Hammer»   McCartney 3:27
4. «Oh! Darling»   McCartney 3:26
5. «Octopus's Garden» (Starkey) Starr 2:51
6. «I Want You (She's So Heavy)»   Lennon 7:47
24:54
Cara 2
N.º Título Vocalista principal Duración
1. «Here Comes the Sun» (Harrison) Harrison 3:05
2. «Because»   Lennon, McCartney y Harrison 2:45
3. «You Never Give Me Your Money»   McCartney 4:02
4. «Sun King»   Lennon 2:26
5. «Mean Mr. Mustard»   Lennon 1:06
6. «Polythene Pam»   Lennon 1:12
7. «She Came In Through the Bathroom Window»   McCartney 1:57
8. «Golden Slumbers»   McCartney 1:31
9. «Carry That Weight»   McCartney con Lennon, Harrison y Starr 1:36
10. «The End»   McCartney 2:05
11. «Her Majesty»   McCartney 0:23
22:08 

lunes, 10 de junio de 2013

Quiero empezar bien esta semana..."Go Right Ahead" - The Hives


07:40 A.M., persiana para arriba, lluvia, lo de siempre, juramentos, lamentos mala hostia, desayuno malhumorado, leche que hierve y se escapa de la jarra manchando el microondas y dejando un olor desagradable.
Boton de 'on' en la tele, el puto futbol, inundaciones en Navarra, me preocupo por mis amigos Carol y Rafa, espero que estén bien, tengo una mañana estresante y me duele el estómago...
Me tomo el multicentrum, quizás sea solo un placebo, no lo se, pero  me creo que me ayuda, quizás lo haga, mando un mensaje a mis amigos de Iruña, imagino que estarán bien, no encuentro una camiseta, el tio que me tiene que arreglar la persiana no aparece, hace mas de 10 días que me la iva a arreglar...
¡Joder!!! que manera de empezar la semana!!!
No me sale de los huevos, quiero empezar de otro talante, haber como mejoramos esto....¡Claro coño!, con música, ¿que ponemos que nos mejore el humor?????
Haber que piense...
Haber que tal con esto...


sábado, 8 de junio de 2013

300 Entradas... Dictadas por el Corazón

¡Hombre! han pasado ya unos mesecitos desde que aquél 14 de enero de 2012 un acobardado y tembloroso Addison de Witt hacia trastabillar sus inquietos dedos por este teclado, este por el que ahora se muestran mucho mas serenos y experimentados, aunque igual de torpes en el fondo. Pero en aquel invierno lo hacian por primera vez, y lo hacian al son que el corazón marcaba, era la proclama: El corazón marca el ritmo, el tono, el tema y el sentido, el resto que lo haga el caparazón físico que uno como buenamente puede, saca adelante cada día, y que hace de espectro para ese corazón que tanto tiene de sabiduría y ganas de dar. Como tiene hambre no solo de alimentos sino también de emociones, de canciones, de belleza, de caricias en el terciopelo del cerebelo o de imágenes de plástica belleza solida o intangible, software o hardware ... no solo de pan vive el hombre.
Ha habido ocasiones donde este caparazón me ha jugado alguna mala pasada, escondiendo la llave de la prudencia y el decoro , dejándome quizás demasiado desnudo ante un mundo que con todos los problemas haciéndose sitio a codazos en nuestras entrañas, no han sabido asimilar ni entender tanta desnudez en alguien que parece que se cree único poseedor de arengas sensitivas en este planeta, egoísmo mezclado con terapia.


En otras, el excesivo nervio reaccionario de mi músculo sano (que diría Roth) me han llevado ha lanzar proclamas panfleteras que a buen seguro no habrán sido del agrado de todos ni tampoco del gusto, pero aquí si que es lo que hay.
No han faltado ocasiones en las que el corazón de un servidor, empecinado en volver la cabeza cada vez que al frente algo le asusta o le intenta negar la esperanza, o, ante el pánico a tener que gastar demasiada de esta vital materia prima de nuestras cada vez mas escuetas reservas, eterniza el giro hasta que las imagenes de ese pasado que siempre parece mejor de lo que fue y que acomodado a nuestra conveniencia circunstancial nos engaña; imagenes decía, que me hacen humedecer ojos y paladar en remembranzas hermosas y en el fondo vanas, solo recordadas por este débil corazón de mazapán al que el frió invernal al que nos acercamos en esta vida, convierte en un solido pedrusco dulce, eso si, dulce, pero también rígido, rigido como la voluntad de un esqueleto, rígido en el deseo de que todo sea como era, perfecto, ¿perfecto?... y se lanza a contar historias de ese pasado idealizado por mi esquelético órgano vital, que dejando en el cesto de la basura los malos rollos, que también los hubo, sonríe de tranquilidad y pasión.
Y sobre todo música, mucha música, ese néctar que al final es el culpable de que mi amigo corazón late, de que quiera latir, cuando mas pesadamente lo hace, siempre es la dama de las corcheas la que le alimenta a base de sonidos y le hace bailar, mover sus sangrientos pies, poner en movimiento a sus ejercidos a que recorran el castigado cuerpo de un Addison al que las arterias le piden ayuda, ayuda que no se si ya puede seguir prestando. Música guardada en esa vieja caja dorada y metalica que al abrirse lanza sus destellos de belleza enlatada junto a la grácil verdad de la bailarina, esa que vive imperterrita y fría en el joyero de la abuela, y que proyecta su sombra sobre alguna alhaja que ya ni nos acordamos qué debería recordarnos y que en otro tiempo supuso un enfrentamiento fratricida por su posesión en honor de no se que valor sentimental, valor tasado ahora a la baja en el mercado de esa exterminadora de sentimientos comunmente conocida como crisis económica y que se han inventado para dejar solas a las bailarinas de las cajas de música, para que estas, solo contengan en su interior tickets de tienda de empeños y resguardos de compra de preferentes.
Musica cedida desde el corazçon de otros seres como yo, perdidos en la red buscando la terapia de dar en lugar de recibir, que tando bien hace a veces al dador, que termina siendo mas egoista y avaro que el recibidor, pero tambien mas sano, noble y didactico.
Musica que me hace sentir el suelo bajo mis pies, el vino de la vida feliz en mi paladar, el vinagre de la verdad bajo la lengua, la sal de la soledad mezclada en la oscuridad de mis entrañas con la bilis, esa bilis, que despojada de alma, espera poder pudrir algo que en su dia fuese hermoso, pero que ya, perdida la juventud ha perdido la belleza que creiamos poseía y dejamos caer en las garras de la bilis, tan cercana al corazón, y que pasa los días tristes de negrura diciendole maledicencias al oido.
Sentimientos, musica, nuevos amigos, descubrimiento de alguno que lo creia y no lo es, nuevas formas de expresarme, experiencias y humillaciones intelectuales al ser en mas de una ocasión agredido por la brillantez de alguno de los destartalados corazones que armadura de oro en ristre pasean orgullosos su grandeza por las barras laterales de los blogs que dan vida y lustre a la blogosfera.
Todo ello en 300 reseñas, en trescientos arañazos alguno doloroso, otro placentero como esas autodestructivas escarificaciones que marcan para siempre el alma, el cerebro, el corazón... tan herido de sufrir, tan sanado de ir muriendo, tan feliz de compartir tiempo con todos los que aqui os acercáis, tan sano que ya no sabe latir.
Gracias a todos los que hacéis posible que ambos, mi corazon y yo Addison tengamos un rincon en el cual sentir que la vida es feliz y eterna. Eterna al menos mientras la última nota penetra por nuestra piel y nos regala con un nuevo arañazo que nos hace sentir eso...eternos.
Gracias por estar ahi y perdón por la chapa.






jueves, 6 de junio de 2013

Mejores canciones de "The Beatles" (The White Album), And the Winner is...


"Strawberryfields Forever" ha ganado esta semana (y media) de forma mas aplastante aún de lo que la semana pasada hiciera "A Day in The Life". Contaba con esta victoria, aunque esperaba mas fuerza de resistencia de "Penny Lane" o "I am The Walrus", que apenas han resistido para mantener la dignidad, incluso algún votito mas para la preciosa "The Fool on the Hill"... ¿Y que decir de "All You Need is Love"?.
Pero el resultado ha sido claro y definitivo, los campos de fresas para siempre han calado en nuestros corazones (por fin gano una semana yo, Rockland a lo suyo), y no es para menos, se trata de un tema mágico, magnético, extraño y de alguna manera romántico, con una letanía de tristeza y soledad en su traqueteo (siempre me ha sonado al traqueteo de un tren ese ritmo de batería) que te lleva a un lugar que desconoces pero imaginas verde y feliz en su silencioso pasar del tiempo.
Una obra maestra de muchos quilates y muchos cojones.



Y lo que viene ahora no es barro tampoco, y es que hay que joderse la capacidad de crear discos, canciones, estilos diferentes y sonidos de todo tipo que exhibían estos tipos en aquellos años, tiraban temarracos como una factoría en pleno rendimiento tiraba coches en los años del desarrollo económico, impresionante.
Un montón de temas, bastante diferenciados entre si, y muy poco comparables unos con otros en muchos casos, con una diferenciacion ya clara entre temas Johm y temas Paul, y con la definitiva incursión de George como creador de grandes temas (lo que le dejaban claro).
Bueno que elegir aquí también es duro, yo después de tener muchas dudas entre dos tipical John como son "Happiness is a Warm Gun" y "I'm So Tired", me quedo con esta última por los pelos...
A animarse todo el mundo que ya empieza a quedar poco...

Todas las canciones escritas y compuestas por Lennon—McCartney, excepto donde esta anotado.
  • Disco 1
Cara 1
N.ºTítuloVocalista principalDuración
1.«Back in the U.S.S.R.» McCartney2:43
2.«Dear Prudence» Lennon3:56
3.«Glass Onion» Lennon2:17
4.«Ob-La-Di, Ob-La-Da» McCartney3:08
5.«Wild Honey Pie» McCartney0:53
6.«The Continuing Story of Bungalow Bill» Lennon3:14
7.«While My Guitar Gently Weeps» (G. Harrison)Harrison4:45
8.«Happiness is a Warm Gun» Lennon2:43
23:39
Cara 2
N.ºTítuloVocalista principalDuración
1.«Martha My Dear» McCartney2:28
2.«I'm So Tired» Lennon2:03
3.«Blackbird» McCartney2:18
4.«Piggies» (G. Harrison)Harrison2:04
5.«Rocky Raccoon» McCartney3:32
6.«Don't Pass Me By» (R. Starkey)Starr3:50
7.«Why Don't We Do It in the Road?» McCartney1:41
8.«I Will» McCartney1:46
9.«Julia» Lennon2:54
22:36
  • Disco 2
Cara 3
N.ºTítuloVocalista principalDuración
1.«Birthday» McCartney y Lennon2:42
2.«Yer Blues» Lennon4:01
3.«Mother Nature's Son» McCartney2:48
4.«Everybody's Got Something to Hide Except Me and My Monkey» Lennon2:24
5.«Sexy Sadie» Lennon3:15
6.«Helter Skelter» McCartney4:29
7.«Long, Long, Long» (G. Harrison)Harrison3:04
22:43
Cara 4
N.ºTítuloVocalista principalDuración
1.«Revolution 1» Lennon4:15
2.«Honey Pie» McCartney2:41
3.«Savoy Truffle» (G. Harrison)Harrison2:54
4.«Cry Baby Cry» Lennon3:03
5.«Revolution 9» n/a8:22
6.«Good Night» Starr3:11
24:26

 

 

sábado, 1 de junio de 2013

US Rails - "Heartbreak Superstar", (2013). Un poco mas de lo mismo.


Que si, que ya lo sé... Que tienes razón viejo insoportable, que ahora parece que si no estas colgado por los sonidos "americana" no eres nadie, ni entiendes de esto, ni eres un individuo de fiar.
Que si tiparraco perezoso y haragán, que en eso tienes razón, que es una moda a la que todo el mundo se ha apuntado de unos años a esta parte y no dejan de salir formaciones haciendo "southern rock", muchas clónicas entre si y que apenas son capaces de presentar una mínima aportación a lo ya aportado por los auténticos outlaws pioneros de los sesenta y setenta.
Que a lo mejor es cierto eso que dices pájaro de mal agüero y tras la eclosión de los primeros lanzamientos de todas estas formaciones solo nos esperan años de espera y desespera anhelando otro trabajo rico y saciante de rock cálido y abrasador, como aquel primer lanzamiento que coincidió con el auge del género, y que no termina de llegar, y pasan los años, y las modas, y las bandas y lo que parecía una rica campiña de tierra fertil que daba cobijo a semillas prometedoras de frutos dulces y de arrebatador sabor, finalmente, la saturación y la falta de barbecho a dejado en poco mas que un escabroso solar destinado a convertirse en soporte de un parque de atracciones de tercera...
El viejo y malhumorado Addison con su visión positiva y optimista del mundo trataba de convencerme de que toda esta explosión de bandas de adictivo sabor sureño, de sabroso olor a barbacoa mezclada con salitre del Mississippi es solo un fugaz suspiro de ensoñación en medio de una gripe de mediocridad, ritmos caribeños al servicio de los sintetizadores y niños guapos cantando empalagosos y perféctamente planchados a la misma chica una vez tras otra...
Que se trata de una moda, como aquella camiseta de las vacas jugando al mus que todo el mundo llevaba hace unos años. Que esta manía por los sonidos de Tennessy es una moda que empieza a cansar, una sociedad con demasiados socios provisionales, con la cuota aún sin pagar por si acaso, que mas pronto que tarde pasará, y estas bandas, agotadas sus reservas tras el primer o como mucho segundo álbum, se irán disolviendo en el aire viciado de la red como el Nesquick desaparece en un vaso de leche hirviendo.
Pero es que a mi me gusta el "Southern Rock", y siempre me ha gustado, y me gustan estas bandas "clónicas" unas de otras, y disfruto con su música, ya escuchada, ya vivida, ya llorada, sufrida y sudada tantas veces.
Y además... ¡que nos quiten lo bailao!, de momento contamos con un ramillete de solistas y agrupaciones que coctelera en ristre se están dedicando a preparar nutritivos, y etílicos brevajes que devoramos con fruiccion y vicio los chalaos del genero.
Mezclan en sus vasos metálicos y brillantes, algunos ya se los permiten de plata, folk, soul, country, blues, rock, jazz... cada uno buscando la convinacion que mas se adapte a la parte oscura y creativa de sus vísceras, y, de momento, la ofrecen con energética apostura romántica, con chuleria outlaw, con respeto monaguillo a los que antes que ellos decidieron mezclar la tradicional música americana en una suerte de poción mágica, en sus oxidados calderos de bruja Shakesperiana, embrujándonos a muchos y envenenándonos el alma para siempre jamas.


Los últimos que han llegado a mi vida vía "TwoHeadsOneBrain", mi amigo de "Necesito un Rock and Roll", esa mina que nunca deja de sacar por su mágica boca de oscuros presagios vagones llenos de rock, hard, blues, americana... y toda de calidad. Si alguno no conoce esa cantera de rock and roll que pinche el enlace y alucine con el blog de mis amigos.
Estos últimos son los americanos US Rails, y me han sido presentados con su cuarto disco, un extraordinario recopilatorio de temas de variedad estilística y sencilla apuesta sónica llamado "Heartbreak Superstar" y que ofrece un rock de calor sureño, bañado por sonidos mas bien amables, coros de suaves tonos y ritmos que acarician mas que golpean, voz que canta como queriendo ser escuchada mas que vivida, hermosas melodías que bien pueden asentarse en la gargantea de un Springsteen, un Young o un Stills y estribillos evocadores, crepusculares y que elevan el espíritu a un cálido atardecer rojo y amarillo.
Trece cortes en los que hay cabida para casi todo, rock de pegadiza melodía y efervescente ritmo, con elegante solo de guitarra en la apertura que da titulo al disco "Heartbreak Superstar", hermosos medios ritmos de dulces, que no empalagosas, melodías y plácidos estribillos como "Devil in my Hands", temas tópicos, perfectamente adaptables a CSN o Neil Young, como la estupenda "Follow the Lights". Clásicos americanos, que bien podrían salir de la factoría de genialidad de Hiatt como "Eagle and Crow", también hay sitio para preciosas y, en ocasiones, plañideras baladas que empapan de sentimiento el recorrido del vinilo en cortes como "Fearless", "For Now", (aroma de la mejor época de Eagles) o la visión clásica de la balada que es el cierre del Lp "Heart Sings True". Temas mas envarados, otros mas asustadizos, aires que empujan a influencias de los primeros y brillantes Drive By Truckers, incluso mi compadre Gram Parsons me parece que tiene cabida en este disfrutable disco.
Ameno, bello, balsámico y bienintencionado disco que estoy disfrutando de lo lindo, que sin aportar nada nuevo aporta todo lo bueno del rock americano, todo lo sano, todo lo que hace que soñemos despiertos con esos sonidos que hacen que un segundo rutinario de nuestras vidas pueda convertirse en un suspiro maravilloso que ilumina por un instante casi imperceptible de luz nuestro interior, por lo general siempre relleno de terca oscuridad, un disco que quizás no tenga continuidad... El viejo amargado de Addison esta seguro de ello..., yo no lo tengo tan claro, pero este "Heartbreak Superstar" de momento esta aquí, y es una delicia, como lo son otros de esta moda bendita que es la eclosión de música "americana" que estamos viviendo, disfrutémosla y no hagamos caso a agoreros acabados y tristes como Adisson de Witt.
Por cierto este es un claro favorito a aparecer a finales del año en mi lista de discos, y que se joda uno que yo me se y que ahora me escucha con rabia contenida escondido detrás de la mesa de su polvoriento despacho.
Que Dios bendiga al rock and roll y a todos sus hijos...