sábado, 26 de octubre de 2013

Radio Futura - "La Ley del Desierto, La Ley del Mar", (1984).


En 1983 la música se nos venía prometiendo ser ofrecida a los voraces adolescentes musiqueros de la época en forma de vídeo clip, tanto era así que empezaba, en las inversiones y cábalas de los grupos y discograficas, a pesar mas el vídeo clip que la mismísima música. No hace falta dejar claro que finalmente el supuesto nuevo orden de distribución musical no cuajo y todavía por unos años, hasta la actual incertidumbre sobre el futuro de la continuidad del soporte físico de almacenamiento de canciones, fue el disco, y mas tarde CD el modo mayoritario e incluso casi monopolizado de distribución.
Era entonces frecuente encender cualquiera de los dos únicos canales de TV que existían, para nuestra suerte, y encontrar la emisión de clips, que servían lo mismo para un roto que para un descosido, ya que se fue haciendo evidente que servían a los programadores para rellenar huecos entre programas de forma barata y además moderna y aceptada por el público mas melómano, encima coincidiendo con la efervescencia de la movida.



Gracias a los vídeo clips muchos de los chicos de entonces tuvimos nuestro primer contacto con innumerables bandas, tanto patrias como internacionales.
Y así, por este procedimiento conocí a Radio Futura...era frecuente la emisión de dos vídeos del grupo de los Auseron, los correspondientes a "Dance Usted" y "La Estatua del Jardín Botánico".
La banda no terminaba de cuajar, crítica especializada hablaba maravillas del grupo que había sido llamado a abanderar la movida, pero lo cierto es que comercialmente no enganchaba con un público que se decantaba por otros proyectos, unos mas osados y provocadores como Kaka DeLuxe, Alaska y Pegamoides, otros mas románticos y aseados como Secretos o Nacha Pop...incluso se podía incorporar una sección mas rockera, o rockabilliera como Gabinete Caligari Loquillo, recién llegado de Barcelona y que pegaba fuerte en su emparejamiento artístico con Alaska.
Quedaban los personales y difícilente calificables proyectos de Radio Futura en una suerte de tierra de nadie de la que no parecían capaces de salir, lo que origino problemas con Hispavox, que tenían poco menos que retenido al grupo, sin grabar nuevos temas a la espera de un cambio de tercio en unas predilecciones del público que le fueran favorables a los Auseron, Sierra y compañía.


Consiguieron escapar del sello patrio y desebarcar con sus nuevas canciones en la discográfica, entonces en plena expansión, Ariola, quienes confiaron en los madrileños dándoles la posibilidad de grabar un disco que parecía llamado a ser el ultimo cartucho que le quedaba a la banda para seguir en el mundillo musical y no tener que disolver sus fuerzas en busca de proyectos de otra índole.
Así, entre los meses de diciembre del 83 y febrero del 84, se gestaría en los míticos estudios Doublewtronic de Madrid, el disco definitivo de Radio Futura: "La Ley del Desierto, La Ley del Mar".
No era yo, ni mucho menos, fan de la banda del posteriormente conocido como Juan Perro, entonces Santiago Auserón, me parecían aburridos y atonales, pero entonces, otra vez vía vídeo clip, descubrí un tema que no necesita presentación: "Escuela de Calor"...y señores el tema no dejaba de sonar, al final en lugar de tener que esperar a que las circunstancias generales miraran a Radio Futura fue Radio Futura la que modifico las circunstancias generales del mercado que se tubo que arrodillar ante la abalancha de críticas favorables cosechadas por el álbum.


Lo queme vía radio, pues fueron muchos los temas que se hicieron populares en las emisoras de FM, aunque el espaldarazo definitivo lo recibió con la publicacion del segundo sencillo, la imprescindible y iniciatica "Semilla Negra".
Y es que "La Ley" nombre acortado del disco, era un trabajo con una diferenciación clara entre las caras A y B, cada una capitaneada por un tema que ha sido santo y seña de la música popular hispana.
La cara A, era la de "La Ley del Desierto" y contenía "Escuela de Calor", cara mas rockera, seca, árida en las letras, mucho mas introvertidas y misteriosas, también mas sugerentes quizás, este lado del vinilo es tan perfecto que en si mismo se trata de una obra completa.
Además de "Escuela de Calor" nos encontramos en esa travesía por el desierto con la rockera y guitarrera "Tormenta de Arena" ochentera, con la latosa sonoridad de una batería electrónica muy de la época, la elegante y fluida "Hadaly", la versión instrumental de "Escuela de Calor", que la verdad es que no aporta nada al disco y es el único corte prescindible de toda la entrega.
Finiquitan la desértica cara A dos temas excepcionales, la refrescante y hiriente "Historia de Play-Back" que esta dotada de unas personales y geniales guitarras del recordado Quique Sierra, y "La Ley", un nervioso y jugueton tema de vitamínico estribillo cantado con inusitada entrega por el gran Santi Auseron.
La cara B, si bien es cierto que baja en calidad con respecto a la A, tiene la importancia histórica de suponer el primer paso definitivo a la forja de un estilo que en años sucesivos sería importante, en especial económicamente, pues en lo que a calidad se refiere no termino de dejar grandes cosas, el Rock Latino...aquí, en esta cara encontramos las primeras pistas que seguirían grupos como El Ultimo de la Fila para crear un estilo que para bien o para mal haría historia.


Letras mas obvias y directas, menos sesudas aunque con mas sustancia ideológica se dan cita en temas como la oscura "En Portugal", la rítmica de pegadizo estribillo "Un Africano por la Gran Via" o la estimulante "Oscuro Affaire" de histriónica interpretación canora por parte de Santi y nuevamente apabullantes guitarras de Quique.
Mas comercial si cabe, y de disciplinado desfile melódico, en la ligera "La Secta del Mar"; ni las sugerentes y definitivas guitarras de Sierra salvan la aburrida "El Nadador" que da paso al final de este grandioso disco, y ese final es la impresionante "Semilla Negra"...adictiva, tóxica en su enfermizo discurrir sónico, iniciatica, latina y definitiva, sigue sonando como hace 30 años, como una suerte de fiebre veraniega, una especie de contaminación psicológica, desembocando en una epidemia de ritmo latino y de desesperado frenesí, una obra maestra señores/as.


Un disco clave en la música hispana, una obra que marca un punto y a parte en la concepción de sonidos nuevos, aperturistas y abiertos a sugerencias, una actitud sónica valiente y generosa, un disco que compre por el ridículo, desde el actual posicionamiento, precio de 650 pts. que conservo bastante estropeado, pero que escucho amenudo, y siempre le descubro, tras varios cientos de escuchas, algún detalle que me había pasado desapercibido.
Creo que es un buen disco para iniciar mi participación en esta bitácora, a la que honrado y orgulloso tratare de hacer justicia.
Agradecer a RockologiaTwit las facilidades que me ha dado para entrar en este genial experimento y por la confianza...
Nos leemos.
Addison de Witt

Desde esta semana Addi escribira todos los viernes un post contando sus impresiones en torno a un vinilo de su colección en las páginas de este blog mediatico llamado: "Comunidad del #FFVinilo" al que podéis acceder con solo pinchar en el enlace.
Mi debút ha sido con este discarrazo de RadioFutura y los sábados aparecera en esta casa que es la vuestra, como hacemos con lo publicado en ZRS, si queréis visitar y soportar esta reseña en su lugar original lo conseguiréis con facilidad pinchando aqui, asi, os pegáis un homenaje visitando el blog, os aseguro que merece la pena, me tenéis hasta en la sopa jajajaja...
Gracias y un abrazo a todos/as.

8 comentarios:

  1. Éste fue el primer disco que escuché entero junto con Veneno en la piel de Radio Futura. Me lo puso un amigo en su casa en vinilo, y aparte de una portada genial, y de que una cara estaba dedicada al desierto y otra al mar, allí había cancionacas como Oscuro affaire, Escuela de calor, Historia de Play-Back, Un africano por la Gran vía o Semilla Negra... que te voy a contar es algo GENIAL.

    "Ese beso entregado al aire es para mi... fruta que has de comer mañana..."

    Grande por siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Savoy: Es el primero de cuatro discos históricos que edito RF en unos cuantos años, yo siento debilidad por De Un País en Llamas, del que ya hable en el blog, pero todos ellos este y Veneno incluidos son absolutamente geniales, yo soy tan viejo que no me acuerdo de mi priera vez con Radio Futura jajaja...

    Guarda la semilla...porque estoy en el...

    Abrazos...

    ResponderEliminar
  3. Banda sonora de nuestra juventud. Qué tiempos!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Evánder: Así es amigo, a los que tenemos una edad nos recuerda mucho este disco...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Un discazo imprescindible que me trae muchos buenos recuerdos de aquellos días. Rayé alguna pista de tanto darle y tiempo después me agencié un nuevo vinilo. Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Un discazo imprescindible que me trae muchos buenos recuerdos de aquellos días. Rayé alguna pista de tanto darle y tiempo después me agencié un nuevo vinilo. Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Johnny: Yo aun tengo el que compre en el 84, ya ves en las fotos lo hecho polvo que esta...¡Y no esta rayado!!! con las pitufientasmil escuchas que lleva encima...
    Que jovenes eramos...Eh Johnny.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar