viernes, 30 de noviembre de 2012

2 x 1, "Gypsy Rider" - Gene Clark&Carla Olson/Johan Asherton

Gene Clark es uno de los compositores mas líricamente emocionantes de la  historia del rock, rodeado de un alo de tristeza y con ese aura de autodestrucción, su voz emocional, baritonal y de bello color produce una sensación de soledad y tristeza que hacia juego con su vida, regida bajo las mismas  premisas.
El éxito le saludo en los primeros años de The Byrds cuando el grupo californiano navegaba bajo el pilotaje de Clark, pero tras abandonar The Byrds y lanzarse en pos del éxito en solitario primero, con Dough Dillard después y con Carla Olson mas tarde, una y otra vez se chocó con la incomprensión mas total a todos y cada uno de sus proyectos por parte del público y en ocasiones también de la crítica.
Y curiosamente no dejo de editar discos maravillosos, ni ceso de componer canciones de cristalina belleza y emocional pulso, de esas que parecen la banda sonora de un sueño, de un bello sueño...
Uno de sus últimos proyectos fue el disco grabado a dúo con la cantante de The Textones Carla Olson en 1987, "So Revellious a Lover" que para variar no tubo excesiva repercusión, pero que dejo un ramillete de bellísimas canciones, entre ellas ese maravilloso "Gypsy Rider", tema de intensa melodía llena de frases dolientes e inflexiones de profunda y refinada tristeza, una POM.



Esta realidad no pasó desapercibida para el gran, y también infravalorado, Johan Asherton, cantante y compositor galo, exlider de Froggies, banda capital del país vecino y que desde finales de los ochenta desarrolla una brillante, aunque minoritaria, carrera artística asentado en el folk y el blues principalmente. Fue en su disco de 2010, "Lomesomes Alta", cuando se lanzo a versionar con demostrable éxito esta bella canción, aquí la tenéis, como siempre no se trata de comparar a cara de perro sino de disfrutar de ambas, espero que os gusten y que sirvan de un buen comienzo para este primer finde de diciembre.






jueves, 29 de noviembre de 2012

Baron Rojo recrea "Tommy" de The Who en su próximo disco: "TommyBaron"

Entre sorprendente y disparatada me ha parecido esta noticia en el momento que me he enterado de la misma, y ahora mismo, algunas horas después del impacto inicial me sigue pareciendo lo mismo, entre sorprendente y disparatada.

 
Pero en cambio es cierta, los hermanos De Castro sorprenden a propios y extraños lanzando de forma inminente, el próximo 11 de diciembre, su nuevo disco: una recreación del la ópera rock de The Who, la mítica "Tommy".
Lo extraño es que no se había advertido un especial hermanamiento entre los sonidos de Baron Rojo y los de la banda mod por excelencia, jamas se había advertido ningún tipo de influencia de Townshend y compañía sobre los madrileños, en resumen que no parece que The Who tenga demasiado que ver, ni sónicamente ni en cuanto a textos con los Barones, pero en fín...insisto es lo que hay.
La adaptación ha sido llevada a cabo por Armando de Castro quien veremos como consigue introducir las piezas escritas por los londinenses en el sonido metalero del Barón y que el resultado sea correcto al menos. La producción correrá a cargo de Juan de Dios Martín y Antonio García-Oñate y sera mezclado nada menos que por Eddie Kramer.
Y para que no se acaben aquí las sorpresas, o las cosas raras no sé, el papel que en el lisérgico film de Russell interpretara una pletórica Tina TurnerLa Reina Ácida, aquí sera interpretado por Eva Amaral...¡Mas madera!!!
No puedo, por otra parte negar que el morbo me puede y que estoy deseando escuchar el "TommyBarón", porque lo mismo funciona y todo esto son recelos infundados y precipitados por mi parte.
Pero para quitarnos un poco la curiosidad tenemos un adelanto de esta curiosa iniciativa discográfica de la mítica banda heavy madrileña... veremos.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Los Lunes al "Song" - "November Rain" - Guns N' Roses

Última semana de noviembre y empieza con frío y con lluvia, esto se empieza a poner feo, el frío es una faena para mi, que como he dicho alguna vez soy feliz con el calorcito, pero como no queda mas remedio que aguantar el envite pues hagámoslo con la mejor cara posible y con el mejor talante posible... y con rock.
Y que mejor y mas adecuado para esta semana y este tiempo que este tema...
¡¡¡Feliz (aunque sea fría y lluviosa) semana a todos!!!




"...And Teatro By Addison de Witt" - "Don Juan Tenorio" - Teatro Campos, Bilbao, 25/11/2012 - "Teatro del Temple"

Finaliza una dura semana, ¡joder que semana amigos!, encerrado en mi viejo amigo el teatro, y en la inmejorable compañía de Don Juan, Doña Inés, Mejía o El Comendador... casi nada.
Enésima revisitación del clásico entre los clásicos de las tablas españolas, propuesta honrada de la compañía "El Teatro del Temple", que apuesta por una visión atemporal del clásico. Y el termino atemporal no es en si mismo ni una virtud ni lo contrario, sino eso mismo, un término, un adjetivo, y esta producción consigue llevarse el gato al agua en este apartado, pues efectivamente este "Don Juan" es atemporal, y también intemporal, pero bajo mi punto de vista poco mas, el recorrido de la apuesta de esta valiente compañía maña va poco mas allá de estos criterios "temporales".
En un escenario pertrechado por un fondo negro, inamovible durante toda la función, cuasi desnudo de ornamentos, y con unas tenues luces blancas que hacen visible a los personajes y poco mas, se va desarrollando el texto (brillante, sobra decirlo, pero el texto original, eso si, del clásico escrito por Zorrilla y muy bien adaptado por Alfonso Plou), de forma ágil por un elenco de ocho actores que tienen perfectamente asimilados sus roles y que son capaces de desarrollar sus personajes dentro de los límites de unos parámetros determinados que mezclan la clasicidad de los roles con la visitación mas "Chulesca", y "urbana" que entiendo se pretende en esta propuesta.
Economía de medios tanto en la puesta en escena como en el vestuario, dando importancia al texto, (entiendo que así debe ser), e introduciendo a este en la propuesta atemporal pretendida y en la visión vintage de los personajes, y aquí hablo del vestuario, setentero y barriobajero, en ocasiones Don Juan recuerda a uno de estos "héroes" del llamado cine quinqui español que tan de moda se puso en los setenta y primeros ochenta en este país, y no solo por el vestuario sino también por la apostura que adopta el protagonista Francisco Fraguas, quien cuaja una interesante y enérgica interpretación del sinvergüenza burlador.
También la imagen que da el comendador me ha llamado la atención, con un vestuario que recuerda a uno de esos empresarios venidos a mas gracias a la especulación y que a pesar del dinero ganadado (o robado) no dejan de ser unos gañanes faltos de clase y estilo y que visten como el tétrico "Sonny Crocket" de los ochenta pero con zapatillas retro de esas que calzábamos en los ochenta y que tanto se han puesto de moda en la actualidad. Pero esta visión funciona, me gusta, me encaja con el comendador creado por Zorrilla, igual que me encaja la, hasta cierto punto, anodina Doña Ines, que no pierde el encanto que se le supone y exige, a pesar del giro que se le da al personaje en esta producción, mas simple y débil que en el original.
Excesivos me parecen alguno de los secundarios, pero no perjudiciales para la trama, por tanto entiendo que se trata de una producción valiente, con propuestas que si bien no son especialmente originales, si son claras y decididas y que son perfectamente asimiladas por la dirección y la interpretación de todos y cada uno de los actores, todos ellos están francamente bien la verdad, y que terminan dándonos una visión nueva y plena de esta sublime obra de intenso romanticismo.
Resumiendo, que he disfrutado de este Don Juan, que aplaudo la iniciativa, humilde y talentosa, osada y recatada de esta excepcional e interesante compañía maña, (interesantes todas y cada una de sus producciones clásicas) que apuestan por el respeto, ante todo, al texto original, tratando de que su visión del mismo en ningún momento le dañe, pues textos de esta categoría es imprescindible que sean tratados con el mayor mimo en el escenario para el que fueron concebidos, que entretienen y soban sus personajes con indiscutible interés artístico.
Buena forma de acabar una dura, muy dura semana, en la mejor de las compañías, nada menos que mi ama (mi madre) que ha sido hoy mi acompañante y con la, que con orgullo, después de la función he paseado comentado la velada, (creo que a mi madre no le ha gustado tanto como a mi). Por cierto, Bilbao con una fina lluvia como la de esta noche, pero con una luz preciosa y una temperatura cercana a los 20º a las diez de la noche es un auténtico elixir de belleza, ¡como estaba de bella esta tarde noche la Gran Vía...!
Terminando, esta producción anda de gira por el país, si sois amigos del teatro, os la recomiendo, es interesante y humilde, y estas en el arte son virtudes, y sobre todo, intentan crear algo, pero... respetando escrupulosamente el original, y eso es de agradecer y valorar...




DON JUAN TENORIO - TEATRO DEL TEMPLE

  • Género: Drama
  • Contemporánea
  • Arteria Campos Elíseos Antzokia
  • Autor: José Zorrilla (adaptación de Alfonso Plou)
  • Compañía: Teatro del Temple
  • Director: Carlos Martín
  • Intérpretes: Francisco Fraguas, Marco Aurelio González, Rosa Lasierra…

martes, 20 de noviembre de 2012

"Heart of the Storm", (2012) - Colin Moore - "La vida te da sorpress...

El otro día, mi buen amigo TwoHeadsOneBrain, propietario del magnifico Necesito un Rock and Roll, tubo la deferencia de mostrarme un programa para mandar y recibir archivos de descarga, para probarlo me envió un disco de un tal Colin Moore, tipo del que yo no había oído hablar en mi vida, para probarlo lo descargue y lo coloque en mi disco duro, y aunque odio escuchar música desde el ordenador, lo hice sonar mientras hacia otras tareas en casa.

 
En pocos segundos el sonido que salia de los maltrechos altavoces de mi portátil hizo que me sentase ante el PC, que subiese el volumen a tope y que me sumergiese en la música de este ignoto Colin Moore.
Inmediatamente acabo el disco, que por cierto tiene un precioso título: "Heart of the Storm", en mi MP3 y empecé a dar cuenta de el... Y que queréis que os diga, que me ha dejado de piedra, yo, inocente de mi que creía tener mas o menos confeccionadas las primeras posiciones de mi lista de discos de este año que cuando queramos darnos cuenta nos dice: "hasta nunca cabrones...", y aparece este discarro y me lo trastoca todo, porque este es un discarro de mucho cuidado y aparecerá en la lista seguro, por méritos propios, porque suena de miedo, porque me ha encantado y enganchado.
No se mucho de este tipo, que es canadiense, que empezó en bandas cercanas al punk y que parte de esa rabia biscosa ha quedado adherida a su garganta haciendo que su voz se emita empapada en la arena húmeda de veneno de la rabia primitiva de los ardorosos guerreros punk. Pero lo que hace este soldado en vías de apaciguamiento no es punk, a lo largo de su juventud se nota que ha recibido mas influencias que han cuajado en su corazón y en sus dedos que ahora se aferran a una acústica para poner en marcha desde ese perfecto relenti a una formación de hiriente intensidad sónica, intensidad en la que caben todos los estilos mas puramente americanos, rock, country, folk, bluegras, incluso alusiones al corrosivo Iggy.
Si deseáis leer algo mas sobre este misterioso artistazo, TwoHeadsOneBrain nos lo presento hace un tiempo en su blog, en una gran entrada que podéis encontrar pinchano aquí.

El disco esta compuesto de 12 temas que no tienen entre todos ni 10 segundos de paja. tan pronto parece que nos encontramos ante el entregado Springsteen de sus años mozos ("Brother"), que nos entregamos a un optimista y rítmico paseo a toda velocidad por una polvorienta carretera secundaria y soleada cantando sobre un muro de sonido que hace vibrar al mas pintado ("Hoax"). También nos conduce a ritmo tranquilo y clásico por la sonoridad mas americana de dulces y melódicos ecos de raíz, con acústica dominando el cotarro, la brillante apertura de "Long Road" y su hermosa continuación, que no es otra que la cálida "Heart of the Storm". Oscura, y sin embargo viva, extrañamente luminosa suena el rockabilly escondido de country "The Traveler" que enlaza con la incisiva, directa y agresiva sonoridad de "Driver", tema de ritmo carente de concesiones y estribillo afilado.
Tampoco faltan lastimeras baladas de vista perdida en crepusculares puestas de sol como la fantástica"Sad Old Tale"... resumiendo que son doce, y las doce buenas, buenísimas, un descubrimiento sin igual que me tiene fascinado desde hace unos días, pocos, en muy pocos días me ha volado el alma este tío que responde al nombre de Colin Moore, y que ha grabado recientemente un disco, "Heart of the Storm" que es una pasada, y que os recomiendo efusivamente, y es que perderse una juerga salvaje y etílica como "Tally Oh" tiene que ser pecado y venir tipificado como tal en algún rincón de las escrituras.
La vida te da sorpresas...sorpresas te da la vida...




lunes, 19 de noviembre de 2012

Los Lunes al "Song" - "Canciones" - Miliki


Este fin de semana nos ha dejado una triste noticia, especialmente a los que tenemos una cierta edad, a los ex-niños de los años 60, 70 o 80, los que nos criamos en la televisión en blanco y negro, la televisión que no entendía de cotas de audiencia, la de los dos canales,  la primera y la uhf, los que crecimos con Mazinger Z, con Heidi, con Un globo, Dos Globos, Tres Globos... Los que nos criamos con los Payasos de la Tele.
Aquellos niños que con menos medios que los que hoy llenan las casas de luces y cables, teníamos en nuestra sencillez la mejor arma de disfrute, los que eramos capaces de, con inocencia, salvar todas las trampas con las que la madurez que nos rodeaba intentaba que nos hiciésemos mayores antes de tiempo.
Miliki, uno de los payasos de la tele, era aquel que nos llamaba "ciruelos" y "ciruelas", era el que entraba en escena como un elefante en una cacharreria cantando aquello de "Trialarila, laralara...", el que con su acordeón nos hablaba de Susanita y su ratón, del auto de su papa, de la chinita de amol o de unos amiguetes llamados don Pepito y don Jose, era aquel que, ya de mayorcitos, veíamos en la tele, despojado de su antiguo uniforme rojo, y con sus compañeros payasos de la tele fallecidos, seguía haciéndonos reír con su inocente y bienintencionado humor, nos sorprendía tocando canciones golpeando vasos con una cucharilla y seguía sudando amor por los niños y por el circo...
Miliki se ha ido, y con el se ha ido algo nuestro, al menos algo mío, ese algo siempre estará conmigo, nunca me abandonara, lo se, pero no puedo evitar estar triste, no puedo evitar el disgusto de que se haya ido Miliki, mi Miliki, nuestro Miliki...
Muchas gracias amigo, nunca te olvidare...
Feliz semana a todos camaradas...





jueves, 15 de noviembre de 2012

"Psichedelic Pill", Neil Young - ¡Llego el click!!!

Hace unos cuantos sábados por la mañana me encontraba yo con mis amigos Joserra y Mansion en la cafetería del FNAC de Bilbao delante de unos cafés y manteniendo con ellos una de esas rockifriky conversaciones típicas entre los de nuestra especie, el protagonista del debate era Neil Young y su nuevo álbum, los Cds aún quemaban entre las manos de recién salidos del horno que estaban entonces.

Los tres teníamos escuchado ya el disco y debatíamos sobre el, tanto el dueño de la land como el de la mansión repetían ilusionados y plenos de felicidad que "Tio Neil" lo había vuelto a hacer, el milagro quiero decir, que nuevamente hacía un discarro de los de pasar a la historia, que los Crazy Horse suenan como en tal o cual disco, que... Ya sabéis, admirados como fans adolescentes ante las excelencias del nuevo material del genial canadiense.
Yo en cambio me mostraba mas reticente a compartir entusiasmo tras las primeras escuchas del disco, no entendía la duración de algún tema, y otros no dejaban de parecerme algo ya escuchado, ya hecho, antes y mejor. Otras cosas en cambio me gustaban, el sonido sucio y polvoriento de "Walk Like a Giant" o el ritmo y evolucion juguetona de la melodía de la esplendida "Born in Ontario", me daba la sensación de que mi beneplácito definitivo al disco dependía de ese "Click" que a veces, sin saber por que, te hace algún interruptor escondido en el cerebro que provoca que de repente todo cambie, todo sea distinto, suene distinto, emocione mas, mas y mejor, ese click que de repente lo ha puesto todo en su sitio.
Pero el click no terminaba de llegar y el disco estaba estancado en el transito entre la oreja y el cerebro, sin decidirse a culminar su viaje hasta el corazón, que es donde el arte y la belleza ganan las partidas.
Hasta que el otro día paseando solo por el parque de Arrigo con el MP3 puesto y escuchando al "Tío" alguna nota de "Psichelelic Pill" piso algún cable o pulso algún resorte que hizo sonar el click, por primera vez, a partir de aquí los temas se desarrollaban con otro sentido en mi cabeza, todas las piezas que hasta entonces veía desordenadas y expandidas en un galimatías de sonidos demasiado prolongados en el tiempo, empezó a colocarse en sitio, ahora toco encajaba.
Bajo el sol tímido, débil y asustadizo del otoño empezaba a hervir mi sangre con las guitarras de "Psichedelic Pill", perféctamente empastadas en su caótico devenir sonoro, sucias e indomables, mi cerebro latía con la incombustible fuerza y el ritmo cuasi toxico de "Ramada Inn", tremendo tema made in CH que pasa como un suspiro a pesar de su metraje, mis pies se aceleraban con el saltarin ritmo de "Born in Ontario", la fuerza garajera de "Twisted Road" que nos devuelve a los CH de las mejores ocasiones, piratas de mares sonoros contaminados de distorsiones que suenan a gloria en el infierno y que consiguen amainar la tempestad que a su alrededor crean a base del ritmo mortecino de Ralph y Billy. Han resucitado en mi las sensaciones que sentí cuando escuche a estos cuatro elementos por primera vez en "Powderfinger" o "Sedan Delivery" con la escucha ansiosa, bajo el sol de noviembre, de "She's Always Dancing", que ya no suena larga, la emoción asoma a mis ojos con la belleza de las lineas y la expresividad nasal y lastimera de la voz de Neil en ese son romántico y lírico, genial y bello que es "For the Love of Man".


Y el sentimiento sesentero con que empieza la tremenda "Walk Like a g$iant", que me recuerda al Neil joven y desordenado de "EKTN", pero con silbidos, uno de esos temas en los que Neil y sus locos jinetes parecen conectados por extraños cables invisibles que hacen que sus voluntades sean una sola, la de un ser superior que hace que todo sea mediocremente perfecto, desordenadamente genial, cronológico, emocionante...
Y esa propina que es la versión alternativa del tema que da titulo al disco, al pedazo de disco, descomunal que nos acaban de regalar Neil Young and Crazy Horse.
Únicamente sigo en mis trece y sigo pensando que "Driftin' Back" siendo un gran tema, le sobran al menos 10 minutos y que el tema no tiene recorrido para ese metraje, pero es una pequeña ortiga en un jardín frondoso y gris, tiene que ser gris, pero hermoso y de perfumada flora que es este gran álbum al que tanto le ha costado encontrar el "punto G" musical de un servidor, ese punto donde se encuentra el botón que activa el click que hace que todo sea genial y emocionante.
De acuerdo Joserra, de acuerdo Mansion, Neil lo ha vuelto a hacer...


lunes, 12 de noviembre de 2012

Chris Robinson Brotherhood - "Big Moon Ritual" (2012)

A veces ocurre, al menos a mi si, que uno tiene un mal palpito con algo sin conocerlo de nada ni tener ningún motivo para este pesimismo abiertamente arbitrario, con los discos de próximo lanzamiento suele ocurrir, de echo a mi me ocurrió con este "Big Moon Ritual", nuevo y extraño proyecto del mayor de los cuervos de Atlanta.

 
Debo decir que normalmente acierto con estos palpitos, por desgracia porque estos palpitos funcionan sobre lo malo y no sobre lo bueno, osea que no tengo pálpitos de que un disco va a ser bueno, solo de que va a ser malo, complicao que es uno.
En la ocasión que nos ocupa debo decir que me equivoque de medio a medio, que el pálpito era una mierda de palpito porque después de tener el disco con la etiqueta de "proximamente" durante varias semanas, cuando al final lo pinche y me puse con el, con bastante poco jolgorio y menos esperanzas aun, me atrapo y embrujo de manera casi instantánea, y eso que no es uno de esos discos que se consideran "fáciles", a mi me resultó facilísimo.
Me parece una autentica delicia sonora la propuesta de Chris Robinson, quien auna en torno suyo a un grupo de efectivos músicos entre los que destaca un fantástico Neal Casal a las seis cuerdas y un no menos extraordinario George Sluppick a la batería.
Bajo el influjo directo de la era psicodelica y de los sonidos livianos y oníricos propios de las composiciones lisérgicas de bandas como Grateful Dead, el de Atlanta presenta 7 temas que, como si de un estofado se tratase, nos proporciona sensaciones de profundo aroma casero, un guiso hecho a la antigua, a fuego lento, en puchero de barro y con materia prima de primera, todo muy natural y nutritivo, cuidando el proceso de cocción con mimo, paciencia y delicadeza para que todos los sentidos puedan verse glorificados por las deliciosas texturas del plato una vez terminado.
Culpa de ello tiene, además de las sensitivas melodías compuestas para la ocasión por el mayor de los Robinson, la cuidada y acertada producción de Tom Monahan, que redondea todas las aristas punzantes que pudiese tener el sonido, redondeando todo en una suave forma geométrica de delicadas formas ovales.
Todos y cada uno de los cortes que forman el álbum son un precioso recorrido sonoro por el inframundo de la imaginación del artista, sin que destaquen mas unos que otros, la voz de Chris no es lo que era en cuanto a empaque y poderío pero resulta mucho mas acariciadora y seductora, canta con mas "cuidado", asegurándose de no dañar la melodía con estridencia de ningún tipo.
Entre los pliegues de estos mágicos temas creo ver escondidos guiños a Dylan o Allman Brothers además de a los ya mencionados Dead, y también influencias en los momentos tonales de Crosby, Stills and Nash... lo dicho un guiso lleno de proteínas, sabor y olor, textura y color vivo a casa, a sueño.
En definitiva, un disco maravilloso para disfrutar de el con los ojos entornados, respirando la cálida voz de Chris, la limpia guitarra de Casal o la acertada sección rítmica que imprimen Sluppick y el también bajista de Black Crowes Adam MacDougall, dejandose llevar por este ritual que nos propone el cuervo Chris Robinson en su nuevo y sorprendente proyecto, ¡y pasando de palpitos!!!




Los Lunes al "Song" - "Four Strong Winds" - Neil Young

Empieza una semana convulsa, empezamos con lo de las hipotecas, es de puta vergüenza que tras cuatro años de crisis, de desahucios arbitrarios y abusivos por parte de unos impresentables a los que encima estamos salvando el culo con nuestro dinero, se permitan echarnos a la calle en las lamentables condiciones en que nos están echando, pasando de la dacion en pago completamente y... Bueno que ha tenido que ocurrir lo de Amaia para que los otros dos (¡Vaya par!) se reunan para intentar dar con alguna solución, que ya veremos.
El miércoles huelga, esta es otra, veremos el seguimiento y lo que pasa, veremos...
El tema de la fiesta esta de Madrid, con esas pobres chicas muertas, muertes de las cuales, a pesar de las innumerables negligencias, nadie es responsable, todo dios haciendo negocio eso si...
Mas todo lo demás, que os voy a contar, vamos que una alegría que no veas...
Así que si os parece nos vamos a concentrar en otra cosa, en felicitar al "Tío" Neil Young que hoy cumple 67 castañas como 67 soles, coincidiendo con el progresivo arranque de la IV Rust Fest de Frías del próximo mes de julio en la que espero conocer a mas de uno de los que por aquí merodean.
Felicidades pues al maestro, grande entre los grandes y que siga dándonos alegrías como su último disco, y su próxima gira por estas tierras (esto es un deseo, no un hecho claro).
Lo dicho, ¡Zorionak Neil!!!
Y feliz semana a todos!!!


sábado, 10 de noviembre de 2012

Estreno del vídeo promocional de la "IV Rust Fest - 2013". Frias: 5, 6 y 7 de Julio de 2013.

El gran Joserra, que como todos sabéis es el jefe de ese tremendo cortijo de sensibilidad y sabiduría que es Rockandrodriland, ha confeccionado este fantástico vídeo promocional de la próxima "Rust Fest" que tendrá lugar el primer fin de semana del mes de julio de 2013 en el hermoso pueblo (perdón, ciudad), de Frías, en Burgos, y al que todos estáis invitados por supuesto.
Es un honor presentar el vídeo promocional de este evento en el que tengo la alegría y el privilegio de ayudar en la organización del mismo en lo que pueda, así que para cualquier interesado, estoy a vuestra disposición igual que mis camaradas Mansion, Rio Rojo y Joserra.
¡Arrancamos!!!!!



viernes, 9 de noviembre de 2012

UFO en España en Marzo de 2013


Así es, la banda británica incluirá a España dentro de su gira y visitará la piel de toro durante tres noches el próximo mes de marzo. El grupo compuesto en la actualidad por Phil Mogg (Voz), Vinnie Moore (Guitarra),  Paul Raymond (Teclados y Guitarras) y Andy Parker (Batería) dará tres conciertos en España, en las salas y   fechas que se citan a continuación. Buena oportunidad para los fans de la banda para comprobar "in situ" el actual estado de forma de la histórica formación inglesa.

8 de marzo de 2013: Madrid, Caracol
9 de marzo de 2013: Bilbao, Rock Star Live
10 de marzo de 2013: Barcelona, Razzmatazz 2


veamos un video en directo de la actual formación interpretando uno de sus mas conocidas composiciones hace unos años para hacernos una idea, ¿Os parece?




Fuente: http://rockandrollarmy.com/magazine/magazine/breves/8896-ufo-gira-espanola-en-marzo-2013.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+Rockandrollarmycom+%28Las+noticias+en+Rockandrollarmy.com%29

jueves, 8 de noviembre de 2012

Robert Cray - "Nothin' But Love", (2012)

Que el viejo blues no pasa por su mejor momento no es nada nuevo, y si nos fijamos en el blues de raíces mas clásicas y vetustas menos aún. El tiempo insobornable ha ido cumpliendo con su desoladora misión y poco a poco los grandes iconos del genero mas satánico han ido desapareciendo, dejando tras de si un sendero de gloriosos himnos aún destacados como los emblemas de un género inmortal que empieza, si bien, no a morir, si a languidecer.
Entre los supervivientes, artistas cuyas edades se cuentan ya por encima de los siete decenios en su mayoría, cuando no por encima de los ocho.
A pesar todo, sus veteranas gargantas siguen exprimiendo el jugo de la triste realidad bluesera mejor que nadie y sus cansados dedos siguen recorriendo los trastes de los quebradizos mástiles de sus guitarras sin encontrar apenas oposición entre los mas jóvenes guitarristas, así los Buddy Guy, B.B. King o incluso Eric Clapton no encuentran rival entre los Joe Bonamassa u Otis Taylor por citar dos de los mas destacados bluesman de menos de cinco décadas que sorprenden por su arte y buen oficio en el son que nació en el delta del Mississippi.


Entre ambos extremos se postula Robert Cray, leyenda ya, viva y aún joven, de un blues que en los surcos de los discos del de Columbus se disuelve con otros estilos mas alejados de las azuferínas emanaciones del blues mas cercano al centro de la tierra, recibiendo claras influencias del pop, soul o funky, por lo cual hablar de discos genuinos de blues en la mayoría de los casos no puede ser compatible con hablar de los trabajos de Robert Cray.
No obstante, Cray es un magnífico artista que lleva el blues en las venas, fabuloso compositor, magnífico guitarrista, virtuoso, elegante y limpio como pocos, hace sonar sus Fender con una ligereza blusera que aquí si pasa por encima de cualquier tema que acaricie la aguja del tocadiscos, pues su guitarra básicamente suena a blues, indiferentemente de cual sea el estilo predominante del tema al que acompaña, su guitarra lleva blues en sus circuitos. Pero si algo me asombra de Robert Cray es su voz, es un cantante fabuloso, dotado con una voz hermosa que sabe utilizar con sabio fraseo y fresca afinación, alcanzando intensidades vocales y líricas sin aparente crispación ni esfuerzo, un cantante sobresaliente.
Con estos atributos solo se pueden facturar buenos discos, y esto es lo que viene haciendo Robert Cray desde hace décadas.
Este "Nothin' But Love" no es la excepción, desde una base blues, Robert Cray despliega todo tipo de ritmos negros, mezclándolos, convinandolos con jazz, funky o pop con sabiduría y coherencia, pero con ese olor blues que su strat siempre termina dándole a sus temas.
No obstante este fantástico disco tiene auténticos temas blues en sus arterias, blueses de raíz como el que abre el disco, el extraordinario "(Won't Be) Coming Home" donde guitarra y voz empastan creando una crema deliciosa de colores blues añejo.



"Worry" no es un blues exactamente pero los dedos de Cray cumplen órdenes del corazón del artista y delatan el sino del mismo creando atmósferas sureñas bluseras en un tema de bella melodía y pegadizo estribillo a medio camino entre el blues y el pop.



Voz e instrumentación de viento que nos lleva al mundo de los crooner de los cincuenta en un extraordinario medio tiempo que lleva por titulo "I'll Always Remember You", hasta que las cuerdas de la stratocaster de Cray nos devuelven a la senda del blues mas dulce y meloso que hoy nadie hace, la convinación de estilos dan como consecuencia un tema delicioso.
Mucho mas saltarín y ligero es el comienzo de "Side Dish", disfrutable tema de alegre ritmo con palmas discotequeras incluidas y un excelente solo guitarrero de furiosa sonoridad.
"A Memo" es un tema que sonaría de maravilla en la garganta y los teclados del mismísimo Steve Wonder, mas cerca del funky que de otra cosa, es interpretado con sereno fraseo por este extraordinario cantante, gran estribillo bailable y goloso.
Otro blues, en este caso mas cadencioso y delicado es "Blues Get off my Shoulder", gran versión del original de Bobby Parker Jr. que hayana el camino para la optimista "Fix This".
"I'm Done Crying" es una composición de Cray que nos traslada a los límites enfermizos del dolor romántico y sentido, su voz de broncíneos colores nos transporta a un estado de reposo y paz mientras las guitarras hacen perfecta cobertura a una voz y una melodía que juegan al gato y al ratón con la intención dramática que persigue la letra, un autentico temazo.





Acordes de piano nos introducen en un blues manchado de funky en la excelente "Great Big Old House".
Otro tema mas asentado en el soul que en el blues es el excelente "Solder Days", subrayado por una guitarra casi rockabilly y un piano de corte clásico, junto a unos coros souleros que elevan el estribillo a la categoría de experiencia.
El disco se cierra (en la edición "Deluxe") con la versión del blues de Pee Wee King "You Belong To Me" interpretada en directo con su banda de siempre, o casi siempre, aquí si, mas blusero, pues en directo es donde Robert Cray saca como un torrente todo el blues que lleva dentro, la música, la sensibilidad y la clase la saca siempre, también en sus discos, y también en este gran disco, recomendable trabajo para los fans de la música negra americana y también por supuesto para los bluseros, pues de eso también hay, a veces mirando de reojo al objetivo auditivo del oyente y otras acariciando con el alma otros auras mas aterciopeladas pero recogiendo una colección de temas de extraordinaria calidad que redondean un disco hermoso y brillante, uno de los que en breve aparecerán en esa lista que poco a poco va tomando forma en mi cabeza.
Resumiento: "Nothin' But Love" es un gran disco, recomendable plenamente y mas en estos tiempos que corren, ahora bien, no es un disco blues con sentido de eternidad, aunque insisto tiene blues circulando por su cuadro sanguíneo.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Ya estamos de vuelta...¡jodidos, pero contentos!

No se quien dijo la tontunada aquella de "Lo bueno si breve dos veces bueno", pero es eso mismo, una tontería... O así lo siento yo ahora mismo, aún con la tristeza del final de un fantástico viaje a la city y con los colores de London Town aun tiñendo mis retinas del rojo de los buses y las cabinas o el azul del Támesis y también del cielo, ese a sido el color del cielo Londinense estos días, azul claro, limpio y también, eso si, frío.
Esta ciudad ha cumplido plenamente mis espectativas, ¡no!, no es correcto, a superado mis espectativas, me ha encantado, por la belleza de sus muchos edificios, y no solo los monumentales y famosos mundialmente, sus edificios de clase media en las afueras, esos en los que sin duda vivía Arthur, el prota del genial disco de The Kinks, sus mercados: románticos, bulliciosos, encantadores en su emotivo caos multicultural, sus restaurantes étnicos de precios desorbitados, sus cervezas de las que dimos cuenta a unas cuantas, las que mas extrañas nos parecían, sus tópicos y sus rincones desconocidos, sus luces y sus sombras, sus mitos y sus miserias, sus Harrods y sus Tesco, sus coffes y sus Breakfast Tea, London Town, en definitiva.
Han sido muchas las sugerencias que me habéis hecho, desde post temáticos, como los fantásticos colgados en su día por Rockland, hasta otros sugeridos personalmente, como las sugerencias de Mansion o Joserra, otros en vuestros comentarios... Gracias Gonzalo, Evánder... Bueno a todos, muchas gracias, no he podido ir a todos sitios por falta de tiempo y porque uno es multicultureta y quería pegar a todos los palos, pero se han visitado unas cuantas sugerencias y han sido geniales, queda pendiente otro viaje donde se intentará completar lo que nos ha faltado en esta.
Ahora toca currar, volver a la rutina y terminar un montón de posts que tengo empezados y no terminados sobre varios discos de los que nos han alegrado este gran año musical que ahora empieza a terminar como la presencia de luces y motivos navideños nos sugiere, así que al loro que vienen posts disqueros en las próximas semanas...
Lo dicho, que aquí estamos de vuelta, tristes y también contentos de volver con la gente de la blogo, os dejo unas fotos del viaje y un vídeo musical.
Gracias a todos!!!

Los Famosos buses de Londres, me subí en uno de estos y arriba claro.
Me pareció impresionante el viejo ben.
Anochece en Londres, vista desde el "London Eye".
Uno que es fan de Sherlock.
Genial... y cara la tienda de The Beatles en Baker St. Yo piqué...
Un servidor en el paso de cebra de Abbey Road.
La Puerta a la casa de la magia.
El Bar de Billy Wyman, Sticky Fingers, un sitio imprescindible...genial!!!
Servidor con la recien adquirida camiseta de los Fab-Four en Sticky Fingers.


Continuará...