viernes, 1 de junio de 2012

El Crack del Mes - Rory Gallagher - Junio 2012.


William Rory Gallagher nació el dos de marzo de 1948 en Ballyshannon, en el condado de Donegal, en Irlanda del Norte. Su padre, Daniel Gallagher fue contratado por la compañía irlandesa Electricty Supply Board para la construcción de una planta hidroeléctrica en el río Erne, este hecho obligó a los Gallagher a trasladarse a la ciudad de Derry, donde nació el hermano menor de Rory, Donal, cuando este contaba apenas un año de edad y posteriormente a Cork, ciudad en la que realmente se crió Rory junto a sus hermanos y donde acudió a la escuela.
El cabeza de familia, aficionado a la música, tocaba el acordeón y cantaba en una banda en Donegal, mientras que su madre Mónica, era cantante y solía actuar en el teatro de Ballyshannon, teatro que hoy lleva el nombre de "Rory Gallagher Theater".
Posíblemente inspirados por la afición musical de sus padres, lo cierto es que ambos hermanos mostraron desde jóvenes una clara inclinación a la música, a los nueve años Rory recibió de manos de sus padres su primera guitarra, un ukelele que le viene al pelo para aprender los fundamentos de los instrumentos de cuerda, pronto quedarían de manifiesto sus extraordinarias aptitudes con las seis cuerdas que le harían leyenda con el paso de los años, y ya a los doce años gana un concurso de talentos. Desde hace tiempo nuestro protagonista siente un creciente interés por el blues y el folk y enloquece con el rock y el skiffle que escucha por la radio, y tras ganar el concurso se hace con su primera guitarra eléctrica con el dinero conseguido en el certamen. Pero sería tres años después cuando la historia empezaría a forjarse tras comprar su inseparable Fender Stratocaster del 61 con la que es imposible no identificarle, armado con su nueva extremidad ingresa en su primera banda: Fontana Show Band, un sexteto dedicado a girar por Irlanda e Inglaterra interpretando los éxitos del momento, esto le servía para ganar el dinero necesario para pagar las letras de su guitarra, pero no era lo que deseaba, así que pronto empezó a influir en el repertorio de la formación introduciendo temas de Chuck Berry o Little Richards entre otros, poco a poco fue moldeando la formación a su gusto hasta que termino transformándola en un nuevo grupo denominado The Impact. La nueva formación adquirió pronto un repertorio basado en el rock y el rithm and blues y empezó a tocar fuera del reino unido, en España y en Alemania concretamente.
A su vuelta a Cork decidió que era momento de formar "su" propia banda, de esta manera con tan solo 17 años que contaba en 1966, decide formar junto al bajista Erik Kitteringham y al batería Norman Damery el grupo de esquema power-trio Taste. En 1967 graban su primer álbum, que no sería editado hasta años después, en 1974, cuando el éxito sonreía a Rory ya embarcado en su carrera en solitario, este disco fue lanzado como "Firsts Taste" o "In the Beginning".







No del todo satisfecho con sus acompañantes en 1968 decide sustituirlos por Richard McCraken al bajo y John Wilson a la batería. Con esta compañía Taste empieza a sonar como Gallagher quería, fogosos en su actividad blusera y poderosos en sus devaneos rockeros, Rory destaca como guitarrista, se muestra como un instrumentista visceral, primitivo y de instinto, imparable en sus riffs y sorprendente en sus solos, a partir de 1969 deja buena muestra de esto en algunos de los discos de blues-rock mas intuitivos y desbordantes que se hayan escuchado, discos etiqueta negra, incendiarios en su sonido desbastador, discos como: "Taste", "On The Boards", "Live Taste" y "At The Isle of Wight". Si bien todos ellos son un compendio de inmejorable blues y rock, pletóricos en su sonido guitarrero, es quizás el segundo "On The Boards" (1970), donde el nivel llega a sobrecoger y donde Rory demuestra el instrumentista que es, tocando innumerables instrumentos: guitarra, dobro, mandolina, slide, bajo, armónica, percusión e incluso el saxo, toca el saxo alto de forma personal, negra y básica, indómita y fina, a lo largo de su carrera repetiría solo en contadas ocasiones con el saxo, lo que fue una pena.


Aquí dejo algunos temas de este sensacional disco que, un Rory Gallagher armado con todo el veneno de su juventud y con todo el talento intacto, firmaría junto a su banda Taste y que responde al titulo de "On The Boards", un trabajo de rock y blues intemporal, intuitivo y desbordante de fuerza, prestancia y energía primitiva.







Después de "On The Boards" empiezan a girar por Europa con éxito y en el verano de 1970 comienzan una gira por USA como teloneros de Blind Faith, la gira fracaso estrepitosamente, pues fue concevida mas como unas vacaciones de su mánager, el bien relacionado Eddie Kennedy, quien en un principio ayudo al grupo con sus contactos consiguiendoles importantes actuaciones teloneando entre otros a Fleetwood Mac, Cream o los Bluesbreakers de John Mayall, que como un proyecto musical interesante para los jóvenes Taste.
Estos acontecimientos no hacen sino crear tensiones en el seno de la banda, donde Kennedy consigue enfrentar a Rory por un lado con John y Richard por otro, por todo ello tras la histórica actuación, recogida en disco, en la Isla de Wight, la banda decide separarse enredados en una autentica maraña de denuncias mutuas.
Tardarían aun mucho en darse cuenta de la estafa de la que habían sido víctimas, pues finalmente y pescando en las aguas revueltas, su ex-manager Eddie Kennedy terminó quedándose con la mayor parte del dinero y con los derechos de autor.
Triste y doloroso final para un trío magnífico que no termino de cuajar al nivel que sin duda hubiese hecho de haber contado con mas madurez y con un manager mas dirigente y menos sinvergüenza. No obstante, estos acontecimientos no desanimaron a Rory que inmediatamente se rehizo y empezó a pensar en su carrera en solitario.



14 comentarios:

  1. Esa foto de la cabecera es casi tan buena como la de la mía, aunque si te soy sincero, la tuya es preciosaaaaa. Por dios, cómo se puede decir tanto con tan poco.

    1. Rory es lo más

    2. On Th Boards es lo más

    3. ????

    4. Hace un año estuve en Ballyshannon y me traje un post...
    http://soloundiaenlavida.blogspot.com.es/2011/02/i-already-know-where-he-got-blues-from.html

    5. Echo de menos a Buddy pero a Rory...

    Tremendo. Gracias. No tenía idea de los tejemanejes de Kennedy. Menudo cabrón con pintas rojas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Descubrí a Rory tarde, no con Taste a los que debería dedicarles algo de mi tiempo. Directamente comencé con "Calling card" y luego "Tatoo", me enganché tanto que seguí con "Deuce", "Photo phinish"... Tremendo!!! Gran post, ya espero nervioso su continuación.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Crack es poco, en este caso supercrack poco valorado. Un placer, y comenzando como tenía que ser por Taste. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. El primer álbum de Taste me lo regalo un amigo allá por cuando teníamos 18 años, bueno, hace muuuuuucho tiempo y es un disco que conservo como oro en paño. Una pena lo que paso con ese maldito manager porque esa banda prometía grandes momentos. Pero en fin, no hay mal que por bien no venga verdad!!!....y lo que viene después!!!

    Gran articulo Addi, como siempre por otra parte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Rory es un puto fenómeno, el Tatoo es una maravilla de disco, y el Irish Tour también es la leche: de lo mejor que ha dado Irlanda, sin duda.

    ResponderEliminar
  6. Ahhhh, no podrías haber elegido mejor crack que Rory para esta entrega. La sencillez y la honestidad hechas magia.

    Un abrazo, Addison.

    ResponderEliminar
  7. Rory Gallagher, ese desconocido para mucha gente, peroooo ay ay ay!! como empieces a escuchar y comprobar con que pasión toca SU maravillosa Fender estas "pillado" en sus redes para el resto de tus días
    Puro,puro,puro.....roooocckkk

    ResponderEliminar
  8. Freaky: La foto es muy chula si, la tuya es mas impactante. Pues te diré que me voy a leerlo en un rato, yo soy muy fan de Rory, mucho, ademas su época con Taste es tan buena o mejor que la posterior en solitario.
    Menudo elemento el manager, ese por estos lares lo mismo hasta tenía un programa de TV.
    Un abrazo.

    Niko: Es que si empiezas con esos dos discos estas perdido... bueno y si empiezas con otros seguramente también, en los setenta sobre todo no firma disco flojo, son todos grandiosos.
    En breve la continuación.
    Saludos.

    Johnny: Supercrack, ademas de verdad que si, un grande como el que mas, como dices no valorado en su justa medida. Y claro, es que todo empieza con Taste.
    Un abrazo.

    TwoHeads: Gracias colega, esos regalos son para conservarlos toda la vida como auténticos tesoros, que lo son, un gran disco. Mira parece que sinvergüenzas hay en todos sitios, menos mal.
    Taste fueron grandes, pero lo que viene después...
    Un abrazo...

    Alex Palahniuk: El Iris Tour es flipante, un directo incendiario y Tattoo de lo mejor en estudio, este, con Van y alguno mas por ahi, de lo mas grande del verde país, y el whisky, el whisky.
    Saludos.

    Agente Cooper: Es que este es muy muy grande, creo que lo vamos a pasar bien con Rory estas semanas...
    Un abrazo agente.

    Maurici: Un guitarrista gigantesco, de hecho ya lo dijo Hendrix cuando en una entrevista le preguntaron como se sentía ser el mejor guitarrista del mundo y Jimmy contesto: pues tendrá que preguntárselo a Rory Gallgher...
    Rock de un millón de quilates.
    Saludos Maurici.

    ResponderEliminar
  9. Es uno de los músicos que más me emociona, Addison. Ya he escrito acerca de él en Ragged Glory ("Photo-Finish", en concreto), y recuerdo el placer con el que redacté la entrada, lo mucho que me inspira su música. Espero volver a él este verano.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Después de verle en el 74 y en el 75 en el Teatro Monumental de Madrid, mi adicción por Rory fué total. Yo tenía 14 años la primera vez y do daba crédito a lo que estaba viendo.La gente adoraba a este músico, la atmósfera eléctrica estallaba cuando atacaba los primeros compases del Cradle Rock con su inconfundible Strato. Para mí esa fué su mejor época,la que le hizo destacarse de los demás guitarras de los 70. Todo lo que hizo desde el "Deuce"(1971) hasta el "Calling Card " (1976) fué bestial. Discos sin un minuto de desperdicio, con un sonido absolutamente propio que culminó en el Irish Tour'74 , probablemente uno de los mejores discos en directo de toda la historia(hay también un DVD muy aconsejable sobre aquella gira). Con Taste ya se veía venir aunque creo que todavía era como un diamante en bruto sin pulir. Mucha gente empezó a conocerle en los 80, con su formación en trío de power rock (prescindiendo del piano de Lou Martin ) y aunque sus directos seguían siendo incendiarios su música se simplificó tanto que a mi por lo menos me pareció que empezaba a entrar en una franca decadencia creativa( y me duele tener que decirlo, porque realmente adoraba a este tipo, una de las figuras más carismáticas , honestas y talentosas que ha dado el rock y el blues) Ah...en youtube hay varios temas grabados en el 1975
    por tve en el teatro Monumental de Madrid. Es en blanco y negro, pero no tiene mal sonido para ser una grabación tan antigua.Cuando lo veo y pienso que estuve allí flipo. Enhorabuena por el post sobre Rory, me alegra pensar que todavía hoy la gente se acuerde de este músico irrepetible. ¡¡¡Grande Rory !!!

    ResponderEliminar
  11. Gonzalo: Es uno de mis favoritos también, un monstruo en todas las disciplinas que manejaba, me voy a leer tu reseña sobre el.
    Y espero nuevas reseñas sobre Rory.
    Un abrazo!
    Por cierto que tal la firma???

    blueprint: Hola tío bienvenido, no te imaginas lo que te envidió, yo nunca ví en directo a este master y menos en aquella época, tampoco era posible claro.
    La época de la que hablas tiene lo mas granado de su discografía, sus discazos mas rotundos, esta claro. Veo que eres un auténtico fan, y ademas entendido en la figura de Rory, por ello estoy dispuesto a recibir cualquier aportación por tu parte, es mas, será un honor.
    Gracias por pasarte, cuando quieras, ests en tu casa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Muy bien. Se vendieron muchos ejemplares, a ver qué tal ahora en las librerías. Estaba escoltado por Javier Marías y Eduardo Mendoza, buen presagio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Gonzalo: Como me alegro, yo ya lo he pillado por internet, tengo unas ganas locas.
    Vaya dos monstruos, ¿Mendoza?... le idolatro, entre nosotros, sus dos últimas novelas no me han dicho gran cosa, la última aun no la tengo pero es cuestión de tiempo, pero sus novelas son parte de mi vida: El laberinto de las aceitunas, la cripta, Sin noticias de Gurb, la isla inaudita, el caso savolta, incluso una comedia ligera... magníficas, pero La ciudad de los prodigios es clave para mi, es quizás el regalo que mas he hecho, la he utilizado como regalo mil veces... que envidia me das, te felicito amigo, de veras, sobre todo por las ventas que leches je,je...
    de Marías, que no me cae ni de coña tan bien, todo lo contrario, precisamente ahora estoy leyendo Todas las almas...bueno.
    Felicidades de nuevo tío, me alegra un montón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Joder, poco más que añadir. Espero la segunda entrega. A mi el On the boards me gusta mucho pero lo que mas me gusta de Rory son sus cuatro primeros discos de estudio: Rory Gallagher, Deuce, Blueprint y Tattoo. El resto de su discografía tambien pero ese cuarteto inicial es aplastante.

    Sex, love and rock´n soul

    ResponderEliminar