lunes, 30 de abril de 2012

Algo Bueno, Bonito y Barato que nos trae la Lluvia - "Somewhere Over The Rainbow"


Desde Semana Santa creo que no ha dejado de llover ni un solo día en Bizkaia, me imagino que en el resto de la cordillera cantábrica será la misma historia. La verdad es que la gente está un poco rayada ya con el tema, vamos de mal humor, hoy ha tardado mas que otros días, pero al final ha caído agua.
Eso si, hoy en Arrigorriaga nos ha dejado un hermoso espectáculo, pues la salida del sol justo después de un buen chaparrón nos ha dejado un bonito arco-iris que parece que nacía justo en el centro del pueblo.
Así se veía desde una de las ventanas de mi casa, ha durado poco pero ha sido algo Bueno, Bonito y Barato.









Los Lunes al "Song" - "Let's Twist Again" - Chubby Checker

Este es un lunes diferente para muchos, para los que hoy disfrutamos de un día de fiesta porque tenemos puente, es fácil imaginar que los que tenemos estos privilegios, (primero un trabajo, y después tener puente), hoy es un día feliz, tranquilo y de descanso.
Es por ello, que lo ideal se torna intentar desde nuestra afortunada posición alegrar en la medida de lo posible a los que hoy curran, y mas aún a los que hoy, tampoco lo hacen.
Así que vamos con algo optimista y divertido...
Buena semana a todos!!!




viernes, 27 de abril de 2012

Nuevo single de The Beach Boys

"That's Why God Made the Radio", este es el título del nuevo single de los californianos The Beach boys, adelanto de su disco de reunión, que según se rumorea llevará este mismo título y que será lanzado el próximo 5 de junio. Además de esta, el resto del tracklist estará formado por los siguientes diez temas:

‘Think About The Days’
‘Isn’t It Time’
‘Spring Vacation’
‘Private Life Of Bill And Sue’
‘Shelter’
‘Daybreak Over The Ocean’
‘Beaches In Mind’
‘Strange World’
‘My Life Suite’
‘Summer’s Gone’.


El tema suena así en su nuevo videoclip:




Fuente: http://www.efeeme.com/escucha-el-primer-single-del-nuevo-disco-de-los-beach-boys/

"For The Animals", El Nuevo Videoclip de The Cult

Ya conocíamos el tema, lo habíamos escuchado, pero ahora los británicos The Cult lo presentan en video. El clip corresponde al tema que sirve de adelanto a lo que será su próximo álbum: "Choice of Weapon", que será editado el próximo 21 de mayo a traves de Cooking Vinyl.
El video, dirigido por Michelle Peerali e interpretado por la actriz Hanna Mosqueda es, en palabras de Ian Astbury: "Una metáfora de la gente que existe en un mundo al margen de la sociedad estructurada y de lo que los periodistas culturales consideran relevante". Pues si el lo dice, así será. Sea como sea el video es este, haber que os parece.



Fuente: http://rockandrollarmy.com/magazine/

miércoles, 25 de abril de 2012

Esa Intrusa Llamada Soledad, "Las Noches de Insomnio de Addison" (III)

Se dice que la soledad cuando no es elegida es una de las mas terribles compañeras de viaje que puede tener un ser humano, posiblemente sea cierto pero... ¿que quiere decir elegida?, existe la elección de la soledad, o existe la elección de querer estar solo, es que creo que no es lo mismo, ni parecido siquiera.
Me explico, querer estar solo es algo que se desea a sabiendas de que es una situación temporal, algo a lo que tu le pones principio y final, sabedor de que hay alguien esperando a que tu elección caduque, y vuelvas a disponer de la compañía de los íntimos, a desear compartirte todo tu con otros, siempre que no se te vaya de las manos no es algo tan peligroso, y además... creo que a todos alguna vez nos ha pasado, el querer estar solos, normalmente lo que queremos es no tener nadie a nuestro alrededor haciendo ruido, un ruido que no nos deje escuchar nuestro corazón, nuestra alma, nuestro cerebro... que queremos estar con nosotros mismos, hablarnos de tu a tu, a calzón quitado.
Pero la soledad... Eso me temo que es otra cosa, conviene no confundir entre varios tipos de soledad, pero la soledad, la soledad en bruto, es un tema peliagudo, terrorífico y triste para quien la padece, y muchas veces inquietante para quien la observa en acción desde fuera, alguien que esta solo termina haciendo mas ruido, y haciéndose notar mas que el mas mega expresivo de los seres, el mas chillón de los hiperactivos sociales que distorsionan el mundo con sus exabruptos, la persona que esta sola llama la atención precisamente por su densa, por su resinosa soledad, por ese desesperado y callado grito de ahogo que hace girar las cabezas hacia el solitario.
Pero como ocurre con otros focos de sufrimientos que alumbran al hombre, la soledad tiene el atractivo de la belleza intrínseca, una belleza que se hace palpable cuando la pasamos por el crisol del arte, de las letras, de las imágenes, de los fotogramas y como no de la música.
El cine nos ha dejado innumerables muestras de soledad en planos y frases memorables, en personajes que de tan solitarios emanan tal atractivo que difícilmente puedes no envidiarles su dorada soledad. Otros en cambio nos enseñan la imagen del dolor y el desasosiego a pesar de otros triunfos parciales en sus historias de celuloide, así Michael Corleone tras vencer a todos sus enemigos y consolidar su poder al mando del crimen organizado termina en la segunda entrega del Padrino sumido en la mas absoluta soledad, temido, que no respetado, por todos, pero amado por nadie, el último plano es la viva imagen de la soledad mas cruel.

Y esa presentación de heroica y erótica soledad, atractiva soledad, que supone el primer plano de Bogart en Casablanca, solo, tan solo, tan individualista, tan renegado a la confianza en otro ser humano que juega contra si mismo al ajedrez.

Y ¿Que me decís de ese final de Gilda?, tomando una copa con "Tio Pio" en el bar del casino, cerrado, con las luces apagadas, con las maletas hechas, antes de huir, de huir una vez mas, con todo perdido: amor, dignidad y esperanza... Y entonces Tio Pio lo dice, una frase lapidaria...
- Las cosas malas, siempre acaban en soledad.... Tiene razón.

¿Y la terrible muerte en total y espaciosa soledad de Charles Foster Kane?, y Joseph Cotten, viendo como la soledad es su única compañera, su única opción tras el paso firme, despreciativo y lleno de odio de Anna Schmidt, sin mirarle siquiera, rompiendo su esperanza en mil pedazos, dejándole solo, en el camino de cipreses del cementerio, en el frío Vienes...En esa poesía visual que es "El Tercer Hombre".

¿No sera la soledad, tan densa, tan opresiva que tiñe el cielo de rojo, la que hace gritar a la fantasmagórica figura que sufre perpetuamente en la obra maestra de Munch?

Gustavo Adolfo Becquer nos demuestra que la soledad no es solo privilegio humano, los objetos pueden ser también víctimas de esta blanca y fría dama del dolor:

Del salón en el ángulo oscuro,
de su dueña tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo,
veíase el arpa.
¡Cuánta nota dormía en sus cuerdas,
como el pájaro duerme en las ramas,
esperando la mano de nieve
que sabe arrancarlas!
¡Ay!, pensé; ¡cuántas veces el genio
así duerme en el fondo del alma,
y una voz como Lázaro espera
que le diga «Levántate y anda»!

Y la música claro, como no, quizás de forma mas rotunda, mas entera y mas romántica que en ninguna otra disciplina, la soledad ha inspirado todo tipo de melodías de tono doliente, sufriente, evocador, y nocturno... la soledad por la noche es mas afilada, su corte es mas profundo, mas doloroso y su escozor mayor, las noches solitarias...





Estas soledades nocturnas contrastan con esas otras soledades mas diurnas, mas épicas y líricas... ¿Que puede volver mas loca a una adolescente que la solitaria rebeldía de un vástago del rock paseando con su Cadillac, o con su moto, bajo el sol de los neones, solo, fumando, desafiando al bullicio?





Y no faltan por supuesto las soledades amorosas, cuando el amor te abandona la soledad se confunde con la tristeza, con la desesperanza y con el dolor. ¿Por que resultará tan inspirador el dolor?, ¿será que hay que sangrarlo de alguna manera?, antes de que te envenene por dentro, y por eso la colección interminable de temas de soledad por desamor, de quejidos apocalípticos sobre soledades no soportadas que amenazan acabar con tu cordura...





Por no hablar del vaquero solitario, ese que recorre los senderos de su existencia solo, con su pensamiento, sin nada... o nadie, que perder, tan distante, tan atrayente, tan romántico...



La soledad ante el peligro, ante la ley, ante las adversidades... Son otro tipo de soledades, menos plásticas, menos bucólicas, quizás mas graves. Actualmente este tipo de soledad la esta experimentando mucha gente, gente sola, sola ante los ataques del banco, ese mismo que hasta no hace tanto era tu amigo, con quien podías contar, los ataques del gobierno, recaudador de ilusiones para convertirlas en beneficios para los mercados déspotas y también solos... Gente injústamente sola, que todos, crean un pelotón de cientos de miles de soledades, un pelotón también él solitario, abandonado a su suerte, a su soledad...




Otra figura, esta mas cruda, real u onírica no lo sé, es "Eleanor Rigby", personaje nacido no se sabe muy bien si de la imaginación de The Beatles o solo a la mitad... Y ese estribillo...

- Mira a toda la gente solitaria... De donde viene la gente solitaria...

De donde viene, y ¿Adonde va?... A nadie le importa porque, están solos, nadie les pregunta, solo Paul hizo la pregunta desde los surcos de "Revolver", y que yo sepa aún nadie le ha contestado.
Menuda pregunta: ¿De donde viene la gente solitaria?...
¿Porque están solos?, ¿Que ha ocurrido en sus vidas?...o, se nace solitario.
Creo que ningún tema aborda estas cuestiones con tanta belleza y sensibilidad como esta obra maestra de los Fab-Four, tan grande que ha puesto forma, que cada uno ubica en su imaginación, en una mujer llamada "Eleanor Rigby", y que es la imagen universal de la soledad desde su banco en el barrio de The Beatles, en Liverpool.
Que la soledad solo os visite cuando la invitéis...



martes, 24 de abril de 2012

Drive by Truckers - "Decoration Day" (2003).

El Día de la Decoración es , en el sur de los Estados Unidos, el día en que se honraba a los soldados caídos en la guerra civil americana mientras luchaban en las filas de La Unión, organizaciones sureñas de mujeres y niños en edad escolar, dedicaban el día a visitar y decorar las tumbas de los hombres y mujeres caídos durante la contienda. Hoy en día sustituido por el Memorial Day, que se celebra el último lunes de mayo, aún sigue celebrándose en muchos parajes del sur profundo a la antigua usanza.
Esta historia viene a cuento para hacernos una idea del plano argumental en el que se mueve este disco de Drive By Truckers, inmediátamente posterior al considerado su obra maestra "Southern Rock Opera", retrato también de la vida del sur, pero en un plano mucho mas luminoso, recreando la figura del mítico gobernador John Wallace y rindiendo un cálido homenaje a los ídolos sureños Lynyrd Skynyrd.
Este "Decoration Day", es en cambio una visita sombría, e incluso en ocasiones temible a los usos y costumbres del sur mas profundo, con la muerte como trasfondo, así como los recuerdos, las historias locales de pequeños pueblos bañados por el sol abrasador y la superstición heladora.
El álbum esta lleno de personajes sombríos, ceñudos y amarrados a la tradición sudista mas pegada a la tierra de los caminos y a las etílicas historias de las cantinas.
El disco adolece de los riffs poderosos y nerbudos de su antecesor y aquí toman el relevo tímidas guitarras acariciadas en sordos arpegios, lloronas pedal steels guitars que suenan como lobos hambrientos en la noche, voces oscuras, desapasionadas, tranquilas, que suenan como resignadas al destino que a todo hombre espera en el sur, sabedoras de que han nacido para cantar en ese tono lúgubre.
En cambio los temas, las composiciones, son excepcionales, enmarcadas en ese halo de tibieza instrumental, se desarrollan fluidas en las voces de Hood, Cooley e Isbell, siempre apropiadas en su entonación y fraseo, mandan los ritmos medios y lentos, las melodías que se desarrollan entre sonoras construcciones guitarreras, nunca estridentes aunque si densas, canciones que dicen lo que pretenden y que se hacen entender gracias a una inequívoca letanía de oscuridad y aldeano costumbrismo perféctamente transmitido por una banda que estaba en estado de gracia, firmando entre nieblas y tristes recuerdos campesinos sobre años pasados y ya casi olvidados, un racimo de temas excepcionales, en los que encontramos feroces guitarras que ayudan a Patterson Hood a invocar al infierno "Hell No, I Ain't Happy", stonianos riffs para dar un rayo de luz a la oscura atmosfera del disco en el único momento de la entrega con un conato de esperanza en la magnífica declaración de matrimonio "Marry Me". Aromas y acordes countrys en la triste "My Sweet Annette", donde nos cuentan la historia de la dulce Annette y como fue abandonada en el altar hace tantos años que ni el viento lo recuerda...con un fiddle que parece venir del pasado para dar mas tristeza aún a la historia, un gran tema.







Mike Cooley interpreta "Sounds Better in the Song", tema country de melancólica melodía cantado con voz oscura y cargada de remembranza, precioso y desapasionado tema que podría haber firmado el mismísimo Johnny Cash. La etílica y autocompasiva "Your Daddy Hates Me", con un texto duro sobre alcoholismo y recelos repartidos entre un suegro y un yerno que solo comparten a la hija del primero y el odio que ambos sienten por el segundo, otra terrible historia del sur en la plañidera voz de Patterson Hood.



Jason Isbell contribuye con dos temas grandiosos, la acústica y sensitiva balada "Outfit" y la oscura y sublime "Decoration Day", eléctrica y desgarradora, cantada en tono ahogado, entregado, apasionado... un tema excepcional.



Otros temas como "Sink Hole", "Heathens" o "When the Pin Hits the Shell" no desmerecen en nada a los ya comentados, creando, entre todos, un disco bello, sugestivo e interesante, con el amargo regusto de la tradición mas oscura y caduca del sur, pero también la mas romántica, aquella sobre cuyo poso se edifica una forma de sentir la vida y también la música, que hace de sus habitantes y artistas seres con "duende". Si "Southern Rock Opera" es un gran disco, este no lo es menos, concebido en un momento superlativo en cuanto a lo creativo por una banda que dio un sentido nuevo al "southern rock", y que lo sigue haciendo a pesar de que sus últimos discos estén lejos de estos que alumbraron en los primeros compases del actual milenio.

lunes, 23 de abril de 2012

Los Lunes al "Song" - "Old Time Rock & Roll" - Bob Seger

Un lunes mas, en esta ocasión empezamos una semana que terminará en un largo puente por el día 1 de mayo, día de los trabajadores. Pero antes hay que aguantar el tirón de esta semana y sobre todo de este lunes.
Un Rock & Roll clásico y de primera linea de ataque como este sensacional y poderoso tema puede resultar bastante adecuado para insuflar la energía y las proteínas que necesitamos para empezar la semana quemando rueda.
A por ella...

viernes, 20 de abril de 2012

Hasta Siempre Levon Helm, Muchas Gracias...

Finalmente en la tarde de ayer jueves, 19/04/2012, nos dejaba Levon Helm. Yo no soy un hombre de fe, pero si estoy equivocado en mis convicciones, el lugar en el que ahora se encuentre el maestro, no sé si será un buen o un mal lugar, lo que si tengo claro es que desde ayer es un lugar mejor.
Un lugar con mas ritmo, mas música y un nuevo habitante dispuesto a hacer lo que ya hizo en vida, intentar que todos seamos mas felices y que disfrutemos de la música de este gran artista.
Siempre vivirá en nuestros corazones.
D.E.P.



jueves, 19 de abril de 2012

Levon Helm en Estado terminal

El baterista y cantante de los históricos The Band, quien fue diagnosticado de un cáncer de garganta en 1998, se encuentra en el estado final de su lucha contra el cancer según comunicado hecho público por su esposa e hija.
Helm, de 71 años, será recordado como cantante y baterista de la banda canadiense, de la cual es el único representante americano, colaborador habitual de otros artistas y grupos ha venido desarrollando una interesante carrera en solitario, incluso después de diagnosticarsele la enfermedad, que no le impidió que siguiese cantando. Siempre estará en el corazón de los aficionados a la buena música.
Esperando el milagro, el comunicado oficial de la familia es el que sigue:
“Queridos Amigos, Levon está en la fase final de su lucha contra el cáncer. Por favor enviadle vuestras oraciones y vuestro amor”, se lee en el comunciado. “Gracias aficionados y amantes de la música por haber llenado su vida alegría y celebración. Él no ha amado otra cosa que tocar, llenar la habitación con música, poner ritmo y hacer bailar a la gente. Lo hizo cada vez que se subió al escenario. Apreciamos todo el amor y el apoyo y la preocupación. De su hija Amy y su esposa de Sandy”.

2 x 1, "For What it's Worth" - Buffalo Springfield/Rush

En 2004, con motivo de su trigésimo aniversario, la banda canadiense Rush, publicó un disco de versiones llamado "Feedback". En el encontramos ocho revisitaciones de otros tantos temas, todos ellos clásicos imperecederos de algunas de sus principales influencias, principalmente de grandes nombres del rock y del blues. Entre los versionados nos encontramos a  The Who, Robert Johnson, The Yardbirds (dos temas), Love, Eddie Cochran y Buffalo Springfield en dos ocasiones también.
Todos los covers son tan fantásticos que la tarea de elegir uno se me antojaba francamente complicada, así que al final lo he hecho un poco a voleo, y la elegida ha sido esta canción que Stephen Stills compuso en 1967 y que supuso el espaldarazo definitivo para la carrera de Buffalo Springfield, un tema escrito como respuesta a los disturbios ocasionados tras el cierre de un club en Sunset Street (California), durante los tumultos habidos en Estados Unidos derivados de las grandes manifestaciones de la época pidiendo el fin de la Guerra de Vietnam y otros derechos sociales universales.
Un tema en el que se respira la época en la que fue escrito y que la estupenda banda canadiense versionó de forma magnífica.




martes, 17 de abril de 2012

Discos en la Lengua de Cervantes, "El Ritmo del Garaje" (1983) - Loquillo y Los Trogloditas


Después de su etapa con Intocables, y de hacer de marinerito durante un buen número de meses de mili, Loquillo se encuentra, a su regreso a Barcelona, con un nuevo grupo de músicos reclutados por Sabino Mendez que terminarian siendo bautizados como Trogloditas.
El único bagaje discográfico de Loquillo hasta entonces era un disco grabado a toda velocidad junto a bandas de la ciudad condal como Intocables (su banda de entonces, junto con Sabino Mendez), C-Pillos y algunos colegas como Carlos Segarra, mítico líder de Los Rebeldes, que llevaría por título "Los Tiempos Están Cambiando" (1981), álbum que paso inadvertido, cuya producción se puede considerar inexistente, cuyo repertorio es preparado en unos pocos días y en el que nos encontramos con unos jóvenes con mas actitud que conocimientos técnicos sobre el uso (y abuso) de los instrumentos. Por no hablar de la forma de cantar del Loco. Pero que en general suena joven, garajero, sucio y con un desparpajo fuera de toda norma, y que tras ser recuperado años después por Hispavox, tubo una considerable repercusión, por no hablar del éxito de "Rock and Roll Star", autentico himno del rock español y la popularidad que alcanzó el surf "Esto no es Haway", tema que el Sr. Ordovás eligió como sintonía de su histórico programa de radio.
Pero a su vuelta de la mili Loquillo no tenía nada, un grupo, eso si, y una actitud, además de un deseo, escapar del laberinto en que se había convertido Barcelona, bajo el prisma de Loquillo por supuesto. Así que convence a la banda y se van al Madrid de "La Movida" a buscarse la vida.
Pronto empiezan a ser conocidos en la capital. Por una o por otra, Loquillo esta en todas las salsas, su talento para atraer sobre si artistas, productores, managers y todo bicho viviente que tenga que ver con la industria de la música es notable y pronto consiguen estar en contacto con lo mas granado de "La Movida".
De este modo no es de extrañar que la figura de Loquillo empieza a dejarse ver cada vez en mas lugares incluido el legendario espacio "La Bola de Cristal", programa que les da popularidad gracias a sus continuas participaciones, y donde traban amistad con numerosos miembros que serían importantes en los próximos años en el movimiento cultural de la capital y en consecuencia del estado,
Gracias a todos estos factores consiguen firmar con la incipiente Tres Cipreses, que posteriormente sería parte de DRO, un contrato discográfico para llevar al estudio una colección de temas de diversidad estilística que daría forma a su primer disco "El Ritmo del Garaje".
El disco fue grabado durante la primavera de 1983 en los estudios DoubleWtronics, producido por el dueño del estudio Jesus N, Gomez.
En el álbum termina colaborando todo el Madrid musical, por el estudio se pasean Jaime Urrutia, Poch, Ulises Malone, Julian Hernandez o Alaska.
 Junto a Alaska precisamente graban los dos temas que mas popularidad conseguirían, el homónimo "El Ritmo del Garaje" tema garajero, juvenil y callejero, con una letra entre rebelde e inocente que se convirtió en un éxito de forma inmediata, arrastrado por la popularidad de Alaska, y el segundo single del disco "Quiero un Camión", también con Alaska, rock de carretera, simple en su formación, con una letra de no demasiada enjundia pero estribillo pegadizo que se coreaba en los conciertos de la banda, muchos como teloneros precisamente de Alaska y los suyos.



Junto a estos dos pelotazos, un ramillete de temas que miran en diversas direcciones, pero que curiosamente no crean un batiburrillo estilístico sino que dan lugar a un álbum coherente en lo sónico y regular en lo formal a pesar de contar con temas de muy diversos palos.
Así conviven en el disco temas puramente rockeros como "María", magnífico rock'n'Roll con una letra que supone un homenaje al nacimiento al rock de una adolescente que se vuelve loca ante los primeros riffs que le envenenan el corazón, "Pégate a Mi", enérgica canción de corte clásico que sigue siendo un tema habitual en los conciertos de la banda, tocada, como todo el disco, a una velocidad endiablada por unos troglos que echaban chispas en su actuación rockera, y la no tan recordada "Rocker City", tema de orientación apocalíptica, (era la época), sobre un mundo debastado tras una guerra nuclear, muy ochentero en su connotación argumental y con un ritmo nuevamente vivo y adictivo.




La garajera "Tejanos Rellenos", con una letra entre cómica y lujuriosa, interpretada con actitud lasciva por el Loco y violencia sónica por sus Troglos. El surf  de ambiente carcelario y estribillo frenético "No Surf", que de siempre me ha maravillado por su impresionante dinamismo e intrepidez. "Mi Amigo Murió en un Accidente de Circulación" es el tema que mas pasa desapercibido del disco, medio ritmo de letra pesarosa sobre carreras clandestinas y fatales consecuencias que habría la cara B, del vinilo claro.
"Barcelona Ciudad" es otro tema tocado a velocidad vertiginosa y que durante años cerraba los conciertos del Loco, con una letra crítica hacia la ciudad que les vio nacer, el tema esta subrallado por un teclado que le hace mas contundente aún si cabe, cerraba magníficamente este mítico disco.
Quizás el corte mas flojo sea el Rockabilly "Me convertí en Hombre Lobo por Culpa de Los Rebeldes" donde la velocidad alcanza dimensiones de absurdo, cantada como si estuviese acelerada artificiálmente y con un sonido casi incapturable, su letra tampoco ayuda, si se consigue entender algo, el peor corte del disco sin duda.





Y para el final hemos dejado la joya de la corona, bueno, una de las joyas de la música rock, y no rock, española, la preciosa, romántica, dolida, crepuscular y etílica balada "Cadillac Solitario", uno de los temas clave del rock patrio, de tópica pero inmortal historia de amor roto, con resacoso despertar al abrigo de las palmeras del Tibidabo, mientras el sol empieza a alumbrar la ciudad y el dolor se viene arriba con las primeras luces, esas que recuerdan que lo de la última noche solo fue una tregua. Si bien en su día el tema no salió de su escondrijo entre los ritmos grajeros y rockeros de los otros cortes, años después fue un pelotazo cuando apareció como single en el histórico directo "A por Ellos, Que son Pocos y Cobardes" (1988), perdiendo cierta aura de tesoro secreto que tenía hasta entonces para algunos, y convirtiéndose en éxito, con todo lo bueno y lo malo que esto trae consigo a un tema tan perfecto, pero bueno...
Tantas noches de fiesta hemos terminado coreándola emocionados mientras esas mismas luces del amanecer de las que habla la canción empezaban a empujarnos a nuestras camas...
Disco imprescindible en el rock español, fue el primer paso para dar inicio a una carrera que lleva mas de 30 años, un personaje querido y odiado a partes iguales, pero que siempre se ha acercado al rock con actitud y buenos trabajos, con bandas siempre mas que competentes y giras exitosas.
Aquí se da cita una gran parte de los elementos que harán del rock español un género nunca masivo pero si diferente, un rock de barrio, de sudor y noches cálidas, esperando la llegada del sol sentado en un bordillo de la calle, fumando y cantando "Cadillac Solitario", un disco histórico e imprescindible. Un Magnífico disco.



lunes, 16 de abril de 2012

Los Lunes al "Song" - "C'mon Everybody" - Eddie Cochran


Una famosa presentadora de televisión decía en un popular concurso del pasado aquello de: "Cuando toca coche, toca coche...Cuando toca vaca, toca vaca...". Y que coño, así es. Yo después de varios fines de semana de coche, este me ha tocado vaca, pero vaca y además de las que no dan leche sino "leches". En resumen, que no ha sido un buen fin de semana, malo, malísimo en lo meteorológico, y peor aún en lo personal, he terminado deprimido y solo, y además de no muy buen humor.
Hoy me he levantado un tanto desmoralizado y desganado sin ganas de hacer nada, así que me temo que el tema de este lunes ha de tener una porción extra de optimismo, buen rollo, alegría, vitaminas y alguna cosa mas, si quiero arrancar con un poco de energía, no sé, no es tarea fácil.
¿Que tal un rock and roll clásico?, un tema cincuentero de un pionero de esto que tanto nos gusta, lleno de fuerza y juventud.
Vamos a probar a ver que pasa...
Es lunes, todo lo que queda es para ir a mejor, así que ánimo y buena semana a todos, (y, esta vez, a mi también).


domingo, 15 de abril de 2012

Canciones de La Familia. "Your Mother Should Know" - The Beatles


Siempre se ha dicho aquello de: "A la familia no la eliges, te viene de serie...", y es verdad, ¡joder que es verdad!.
No quiero decir con esto que  yo tenga motivos para renegar de la familia, que supongo que no los tendré, pero si es cierto que hay ocasiones en las que sientes que por ser quienes te rodean familia, te ves obligado a tener una actitud hacia ellos que no sería la misma de tratarse de personas sin parentesco familiar alguno.
Creo que las navidades son la época en la que esto se pone de manifiesto mas que nunca en muchos casos, que no en todos, no quiero decir que todas las familias sean iguales, pues no es así, igual que todas las  personas no son iguales, quizás porque la época del mazapán es la que en ocasiones sirve como única e inevitable escusa de reunión familiar, reunión de unos personajes que no tienen ninguna gana de reunirse, por muy familia que sean, o por muy navidades que sean... pero la familia es la familia.
Esta problemática eterna, que abarca conflictos que enfrentan desde madres o padres contra hijos o hijas, suegros o suegras contra yernos o nueras, cuñados-as contra cuñados-as, primos-as contra primos-as en incluso hermanos-as contra hermanos-as ha sido llevada también, y como no podría ser de otra manera, a la música y a las canciones. También al cine o a la literatura con mas o menos éxito, ya que por regla general, el género ha sido tratado dentro del terreno de la comedia, aunque en muchas ocasiones de cómico el tema ha tenido  mas bien poco o nada. Pues esa suegra que hace la vida imposible a su yerno o a su nuera, y que tan gracioso parece en la pantalla, (normalmente en blanco y negro), en la vida real no es demasiado gracioso, o al menos no lo es desde el prisma de los protagonistas del cuento que se ven entre la espada y la pared, siendo la pared la pareja y la espada el representante de la familia política. Mas tremendos son los casos consanguíneos y que decir de los matrimoniales, dotados de una liturgia de cuernos y traiciones que ha dado mucho juego a la industria del cine y del papel, (sobre todo couche).
Pero como no es cuestión de ahondar mas en esta problemática domestica que tan seria es, aunque pueda parecer lo contrario, (seria por delicada mas que por grave), nos ocuparemos de canciones en las que, en cualquier tipo de registro, cómico o dramático, se trata este tema de la familia.
Y como es fin de semana y no es cuestión de ponernos excesivamente dramáticos, ni mucho menos trágicos, que me decís de la fina ironía de los Fab-Four en este vodevilesco tema de trama cómico-lírica que a un servidor tanto le ha gustado siempre...
Me da la sensación de que Macca esta llamando vieja a su suegra, no lo se, me da...


jueves, 12 de abril de 2012

Canciones con coordenadas espacio-temporales, "Jealous Guy" (1981) - Bryan Ferry

Alguno al leer el título del post habrá pensado:
- Joder, a Addison ya se le ha ido definitívamente la olla, y el retorno de la misma a la normalidad se antoja complicado...
Otros, mas malvados, o menos, según se mire, llegarán a otra conclusión:
- Yo pensaba que el tal Addison de Witt era una persona como mucho de mediana edad, no imaginaba que tuviera una edad tal en la que los desvaríos del raciocinio fuesen tan alarmantes...
Y otros, mas lógicos, simplemente:
- Este tío, o es tonto o es un pedante, una de dos...
Quiero imaginar que ninguno de los tres tipos de individuos aquí retratados, (habrá otros tipos seguro), tienen razón, (quizás los últimos un poco si...), por lo cual intentaré explicar lo que quiero decir con eso de canciones con coordenadas espacio-temporales, aunque la mayoría ya os imaginareis a lo que me refiero.
No descubro nada diciendo que todos tenemos canciones que en cuanto empiezan a sonar nos traen recuerdos, que estos sean malos o buenos es otra historia, pero recuerdos al fin y al cabo. Estas canciones suelen tener un lugar un poco especial en nuestro corazoncillo rocanrollero, y eso las hace jugar con ventaja frente a otros temas, en muchas ocasiones superiores, que no son capaces de acariciar nuestra piel con la remembranza de aquel amor incipiente, o de aquella noche mágica, o de aquella chica que fue nuestra por solo unas horas, pero cuyo amor se hace inmortal y resucita cada vez que los acordes del tema que con ella compartiste se hacen audibles.
Otras recuerdan épocas pasadas, la época del instituto, cuando empezaste a salir con aquella gente y llegaron las primeras borracheras, los primeros cigarrillos y otras historias...Las hay que recuerdan aquellas vacaciones que no dejaba de sonar tal tema en el loro del coche y todos los ocupantes cantaban bajo el agresivo sol de agosto, el tema que no dejaba de sonar en aquellas fiestas en aquel pueblo...
Canciones en definitiva, que nos traen recuerdos, que escucharlas es algo mas que escuchar una canción, es revivir algo, es sentir que algo en tu interior hace ¡click!, y lo hace de una forma automática, sin que tu lo provoques, sin que ni siquiera te lo esperes porque... ¡Si en este momento no me acordaba para nada de aquello!... pero como mola recordarlo, como mola volver a vivirlo, como si el tiempo no hubiera pasado, el tiempo... ¡Que cabrón!.
Dentro de estas hay un subgrupo de canciones que es al que yo llamo canciones con coordenadas espacio-temporales, estas tienen otra facultad a añadir a estas que he intentado explicar, tienen la facultad de transladarte a una coordenada espacio-temporal de tu existencia, es decir: A un lugar determinado en un momento determinado, a una coordenada espacio-temporal.
Quizás solo me pase a mi, y tengan razón los que pensaban como en el primer supuesto expuesto mas arriba, es decir, que la ida de olla de un servidor es cuando menos preocupante, o tal vez sea algo de común suceder entre todo bicho viviente, lo ignoro, pero a mi me ocurre con algunos temas que me retrotraen a un lugar determinado en un momento determinado, y este sentimiento es el recuerdo vivo y localizado de algo no definido que me atrapa en cuanto empieza a sonar alguno de esos temas mágicos para mi.
La diferencia es que el recuerdo tal cual se encuentra detrás de esa localización tan clara de tiempo y lugar, el recuerdo no puede con la coordenada espacio-temporal que se impone ante la presencia sonora de la canción en cuestión.
En ocasiones el tiempo al que se refiere este sesgado recuerdo es de apenas unos minutos o como mucho unas pocas horas, y el lugar ha sido tan fugaz como el tiempo, es decir que es un lugar al que jamas has vuelto, que ni siquiera sabes si sigue existiendo, o si tiene el mismo aspecto que tiene en tu recuerdo, es posible que incluso pases por delante de el sin conocerlo, sin relacionarlo con ese pasado probablemente modificado por el tiempo. Y por el cerebro, tramposo donde los haya que aprovecha del fino hilo que sustenta la fidelidad que hacia uno mismo tiene su propia memoria para quebrar ese sustento y poner los colores, luces y sombras, caras y voces que el desea para embellecer un recuerdo que de no ser por la canción de marras seguramente se hubiese perdido por el desagüe de la propia melancolía.
No son muchos los temas que me traen estas coordenadas al centro mismo del pecho, pero una si que quiero destacar: "Jealous Guy", pero en la versión de Bryan Ferry, en la original de Lennon no me ocurre, y me explico porque.
Escuchar el "Jealous Guy" de Ferry es volver a sentir la brisa nocturna en la cara, mientras la vista se pierde en la pradera oscura, negra de Castilla, desde la ventanilla bajada, en medio del pasillo de un tren, en el comienzo de unos tristes días de vacaciones en el verano de 1985. Mi cabeza, con la barbilla apoyada en la hoja bajada de la ventanilla, con los cascos del walkman puestos, haciendo sonar una vez tras otra este tema, aún no conocía el de Lennon, y este lo conocí de casualidad...
Unas semanas antes viendo la tele, la UHF mas exactamente, un viernes por la noche, pusieron un reportaje sobre la ruptura de una banda llamada Roxy-Music, les conocía de ver sus vinilos en las interminables horas que me pasaba acariciándolos y soñando con poseerlos en la sección de discos del Corte Ingles. Y allí, en la pantalla estaba Bryan Ferry, hablando de la importancia de tal o cual disco, "Manifesto", "Avalon"... Los últimos años de la banda, y sin saber como, termino hablando de su mayor éxito fuera de la banda, de una versión que hizo en el 81 como homenaje a John Lennon de uno de sus temas: "Jealous Guy", el vídeo del tema era simple, aburrido incluso, pero la canción me gano para siempre.
No la encontraba por ningún sitio, y no sabía que hacer, necesitaba aquella canción, la necesitaba casi físicamente, con 15 años los deseos son muy fuertes...demasiado fuertes.
Semanas después casi me ovidé de ella, la proximidad de las vacaciones era tal, en el insti ya estábamos disfrutando de ellas de hecho, que la excitación por que llegase el momento de partir era irresistible y casi no te permitía pensar en otra cosa. De repente la encontré, acababa de salir un recopilatorio con lo mejor de Roxy-Music y Bryan Ferry: "Street Life", y allí estaba, la última.
Me marchaba al día siguiente, pero tenía que hacerme con aquella casette, aún no tenía plato, así que conseguí convencer a mis padres para que me prestasen el dinero con Dios sabe que contraprestación prometida por mi y probablemente incumplida finalmente.
Bajaba con un amigo de jugar al basket bajo la brisa semioscura del anochecer veraniego cuando nos encontramos con unos cuantos amiguetes del colegio y del insti, estaban con la moto de uno de ellos, disfrutando del verano, entre risas, cigarros y ciertas dosis de imprudencia, charlamos un rato y nos fuimos a cenar dejándoles allí, turnandose vueltas en la moto. Raúl era el dueño de la moto, le encantaba presumir de ella, correr con una adolescente enganchada a su cintura mientras el viento le pegaba en la cara, de casco nada claro...
Al día siguiente, era el gran día, me compraba la cinta de Roxy-Music con aquel tema que tanto deseaba poseer, y por la tarde, a eso de las 20:00 cogíamos el tren a León, que llegaba a eso de las 2:30 de la madrugada.
Fue mi madre la que vino desencajada de la compra y me lo dijo, que Raúl se había matado con la moto la noche anterior, a eso de las nueve y media... No me lo podía creer, unos minutos antes había estado con el riendo y fumando, hablando de las vacaciones, de chicas...viviendo coño viviendo.
No entendía nada, con 15 años no se muere uno, es inmortal, tiene el mando del tiempo entre sus manos y se supone que uno es el que lleva el ritmo, el que domina a la vida, se supone que eso no es posible, se supone...
No pude ir al funeral, salía de viaje, al que sería mi primer funeral, la cuadrilla estaba destrozada y sobre todo tan extrañada como yo, no era posible, como se podía morir alguien con esa edad, como podía dejar en ese estado a sus padres... y a sus amigos, desorientados, incrédulos, un poco menos jóvenes, un poco menos alegres, menos verano, menos luz, menos adolescencia...
Me compre la cinta con mi amigo Goye, solo hablábamos de Raúl, y salí de viaje con mi familia, mis padres no sabían que decirme, ¿Que se le dice a alguien de 15 años en una situación así?...
Me pasé todo el viaje, larguísimo viaje, en el pasillo de aquel viejo y lento tren de compartimentos, con la ventanilla bajada, la cabeza apoyada, dejando que el viento acariciase mi cara, suplicando que me sacase con su caricia el dolor del cerebro, la oscuridad crecía en el mundo pero yo no lo notaba, solo podía pensar en mi amigo y volver a rebobinar el "Jealous Guy" de Bryan Ferry, siempre me parecerá la canción mas triste del mundo.
Y esa es la coordenada espacio-temporal de este tema precioso y maldito. Ese pasillo de tren en aquellas horas, nocturnas, mirando a la negrura del mundo y dejando que la música de Ferry me hiciese sentir mejor, no lo conseguía...
Hace años que no escucho este tema, se que me voy a ver a mi mismo en aquel tren, pero ya que me he metido a escribir esto, creo que ha llegado el momento de volver a escucharla, de viajar a la coordenada espacio-temporal que lleva amarrada a su melodía esta hermosísima tonada, a acordarme del tren, del walkman, de la brisa y de Raul.

 


miércoles, 11 de abril de 2012

Mirando al ARF-2012, "Keys to The Kingdom" (2011) - North Mississippi All Stars

Poco a poco van pasando las semanas y en consecuencia se va acercando el ARF de este año que como ya he comentado me tiene un poco descorazonado. No obstante quiero... necesito, mirar con optimismo el plantel de artistas y fiarme de todos los que me comentan que este es un cartel al que se le puede pegar un buen bocado y degustar sabrosas y apetitosas viandas.
Hace unos días hablábamos de Blue Oyster Cult como una banda que podía dar un bolo interesante, divertido y cañero. Por otro lado he comentado también el escepticismo que me invade ante el concierto de North Mississippi All Stars.
Y no será porque no me guste la banda de los hermanos Dickinson, que no es eso, ni mucho menos, será el hecho de que vengan sin el enorme (en todos los aspectos) Chris Chew dándole ritmo a su bajo, o el que parezca que están escondidos en un cartel con nombres en los puestos altos que no vienen demostrando la capacidad para hacer grandes temas y redondos discos que si han demostrado los Dickinson y Chew desde aquel gran debut que fue "Shake Hands With Shorty" en el 2000, ¡como pasa el tiempo!.
La cosa es que me he puesto una inyección de propósito de encauzar moralmente el festival y he empezado poniéndome de nuevo el que hasta ahora es último disco de la formación, este magnífico "Keys to The Kingdom" que cuenta ahora con poco mas de un año.
Tras la muerte en el año 2009 del padre de los hermanos Luther y Cody Dickinson, la leyenda Jim Dickinson, figura clave de la música americana, célebre productor y excelente músico, estos deciden encerrarse en el estudio de grabación propiedad de la familia Zebra Ranch para grabar un ramillete de canciones que formaran el nuevo disco del grupo, disco que serviría como homenaje a su padre y que fuese el justo luto a su perdida.
Si bien Luther ya habia grabado su esplendido disco en solitario "Onward and Upward" justo después de la muerte de su progenitor, fue en este con su hermano donde el espíritu del gran Jim Dickinson aparece en todo su esplendor encuadrado en unas pesarosas letras sobre la muerte y las carreteras de una sola dirección, los caminos sin retorno...
En el disco colaboran viejos conocidos de la familia, bueno y de todos nosotros allegados en la distancia, como son el espléndido pianista Spooner Oldham, el irrepetible Ry Cooder o la grandiosa Mavis Staples, quienes trabajaron con Jim en numerosas ocasiones y deseaban darle su último adiós junto a sus vástagos.
El disco, formado por doce cortes de temática cíclica en torno a la muerte del padre, forma además un conjunto uniforme y regular de temas de ascendencia blues, rock o country-rock que contiene una excelente versión del tema de Dylan "Stuck Inside of Mobile With the Memphys Blues Again", este tema aparece cumpliendo una promesa hecha a Jim que tubo la idea de versionarla en formato country cuando estaba en la cama del hospital y sus hijos decidieron hacerla.


Destacar la extraordinaria "How I Wish My Train Would Come" que nos habla de como debe ser la llegada a las puertas del cielo.
El country "Hear the Hills" es uno de los cortes mas conseguidos del disco, con una tristeza escurridiza que empapa el rugoso sonido del tema, realmente fantástica, y que cuenta además con la colaboración de Spooner Oldham.


La dama del soul Mavis Staples colabora en otro tema perfecto como es "The Meeting". El cenit emonional llega coincidiendo con la aparición del blues: "Let it Roll" y "Ol Cannonball" son la prueba mas evidente de este hecho, junto a Ry Cooder interpretan otro corte que significa un momento cumbre mas en el álbum: "Ain't No Grave".


La resurrección es el tema dominante de "New Orleans Walking Dead".
El disco se cierra con otros 4 temas que si bien no tienen una relevancia tan evidente como estos, no desmerecen un trabajo en conjunto mas que eficiente y no justifican en ningún caso hablar de temas de relleno.
El ARF de este año, debo decir que por muy mal que vaya, me ha permitido refrescar discos como este, aparcado en la memoria y en la estantería, durmiendo el sueño de los justos, y sin ser disfrutado como merece, pues es un sensacional y emocionante disco de una banda que aunque veremos en formato dúo, bien pensado, es muy posible que nos brinde un buen concierto, pues los hermanos Dickinson tienen clase de sobra para conseguirlo, y como se puede comprobar en este gran disco, canciones para hacernos disfrutar tampoco les faltan.

martes, 10 de abril de 2012

M. Ward - "Hold Time" (2009)

Hoy, día 10 de abril de 2012 se pone oficiálmente a la venta el nuevo trabajo discográfico de Matthew Stephen Ward, mas conocido como M. Ward y que responde al título de "Wasteland Companion", fantástica noticia que certifica el final de la ansiosa espera por escuchar la última colección de temas de este peculiar y talentoso músico norteamericano, cierto que el disco hace semanas que es perféctamente posible escucharlo gracias a la red, resultando mas que satisfactoria esta escucha, sobre todo teniendo en cuenta que le toca preceder en el tiempo a aquella maravilla sonora que fue "Hold Time" que en 2009 dejo en evidencia casi cualquier producto discográfico que pudiese ver la luz en aquellos 12 meses, tal es su grandeza.
Y como tiempo habrá de hablar de este nuevo disco de M. Ward, pues todavía estará calentito en los estantes de las tiendas de discos durante una temporada, hoy quiero hacerlo de este brillante antecesor a su última obra que es "Hold Time".
Mucho se ha escrito sobre este soberbio y sorprendentemente bello álbun, se ha hablado y escrito sobre los géneros que lo alimentan, sobre las décadas en las que se inspira el sonido en determinados temas, sobre las versiones, una sobre un tema de Buddy Holly, "Rave On", acompañado de Zooey Dechanel y otra sobre uno de Don Gibson, "Oh Lonesome Me" acompañado de la gran Lucinda Williams.
Es mucho lo que se puede decir y exprimir sobre las entrañas de este mosaico de temas y estilos que de forma tan particular plasma M. Ward en un tracklist extraordinario por la calidad de sus composiciones y fascinante por la riqueza de los barnices que abrillantan las mismas.
Si el aire folk es en principio lo que mas puede caracterizar el sonido de muchas de sus piezas, por momentos nos encontramos con guitarras que nos llevan a otros escenarios sonoros mucho mas aguerridos, teclados que rodean a un tema en particular de un halo de esponjosidad sónica y espumosa textura que lo hace inclasificable, así ocurre con el tema de da nombre al disco "Hold Time", un tema en el que las teclas juegan con el concepto tiempo, cantado con susurrante voz y emocionante fraseo.



Su antigua compañera de She & Him, la actriz Zooey Dechanel le acompaña en la sorprendente versión del otrora saltarin tema de Buddy Holly "Rave On", convertido aquí en un precioso medio tiempo de aire folk, con guitarras que te llevan a pensar en los crooners de los cincuenta y con unos coros encabezados por Dechanel que le dan una calidez al tema deliciosa.



En "One Hundred Milion Years" nos sorprende con el country mas difuminado por la delicadeza pop que se pueda imaginar el oyente y en "Stars of Leo" vuelve el M. Ward mas crooner, en un tema de bella melodía y primorosos arreglos con sonido de aviones despegando y campanas marcando la melodía, una antología al buen gusto.



Vuelve el folk-rock mas emocional en lo vocal en "Fisher of Men", la grandiosa versión de   "Oh Lonesome Me" interpretada junto a Lucinda Williams de la que ya hemos hablado en este modesto blog hace unas semanas, una guitarra de clásico sonido rockero nos empuja al abismo diáfano y vertiginoso de "Epistemology" tema de texturas cincuenteras y sonido intemporal de corte rítmico e interpretación de abierto fraseo y hermoso juego de voces, tema absolutamente sublime.



"Blake's View" es una canción acústica de enorme belleza y "Shangri La" un optimista tema. No desentonan en absoluto otros temas como el que abre el disco "For Beginners", "Jailbird" y mucho menos la guitarrera y briosa "Never Had Nobody Like You", fantástica canción con la impagable colaboración de nuevo de Zooey Dechanel.
Mención aparte merece el tema que cierra este impresionante catálogo de sonidos, voces y ambientes apasionantes, el instrumental de hermosa melodía y celestiales guitarras, que nos transportan a otros tiempos ya difuminados en la memoria colectiva de las distorsiones guitarreras, unos tiempos en los que el bronce de la guitarra de Hank Marvin era mas poderoso que los mas enrevesados arreglos orquestales, estoy hablando de una POM llamada "Outro (AKA: I'm a Fool to Want You)".



Un disco este "Hold Time" que te puede atrapar y no soltarte en mucho tiempo, posiblemente en toda la vida, pero que hará que esta sea mas dulce, ensoñadora y susurrante, una delicia ante la cual, adelanto, no palidece el hoy editado "Wasteland Companion".

lunes, 9 de abril de 2012

Los Lunes al "Song" - "Rock & Roll All Nite" - Kiss

Este lunes será para muchos mas jodido que otros al llegar tras unos días de vacaciones de semana santa, para otros es un día dulce al tener, como es el caso de Euskadi, un día, el de hoy, mas de vacaciones, y por desgracia para otros es un lunes mas.
Lo que esta claro es que hoy todos vamos a necesitar una dosis extra de energía...
¿Y quien mejor que estas criaturas de la noche que son los Kiss?, con un tema vitamínico y adrenalítico como es este fantástico "Rock & Roll All Nite", algo de lo que nunca nos cansamos los que por aquí solemos circular. Espero que os sirva de empuje para empezar esta semana un poco mas dura con fuerza y optimismo.
Buena semana hijos del Rock & Roll!!!

sábado, 7 de abril de 2012

Días (Buenos) de Lluvia.

Hace un mes y pico escribí un post sobre la lluvia, y volvemos a las mismas.
Estoy pasando unas vacaciones de semana santa geniales la verdad, el finde estuve en Noja con amigos y lo pasamos genial, ya os he contado algo... luego tres días en casa tranquilo y descansando.
El miércoles tube la ocasión de conocer a los ilustres blogeros Mansion y Joserra, lo cierto es que fue genial conocerlos, lo pasamos de miedo dando al palique sobre... ¿Sobre que pensáis que estuvimos charlando?... Pues si, sobre música... Y claro, cuando se habla con maestros se aprende, después vimos un bolo con Rubia, (genial voz la de Sara) que nos puso de mejor humor todavía con su música vitalista y soulera y que además nos versionó de forma genial alguno de los mas conocidos temas de Carole King, y después los Getxotarras Fakeband que además de sus temas de fina intensidad rock nos interpretaron unos temas de "The Last Waltz" de The Band, enorme esfuerzo que saldaron con éxito rotundo, pues se salieron los tíos, con un "The Shape I'm In" lleno de ritmo y un "The Weight" casi perfecto, finalizaron las dos bandas juntas en el escenario tocando "I Shall be Released", estuvieron geniales de verdad...
Después acompañamos un rato a Joserra que estuvo pinchando en el local y admirando sus vinilos...
En resumen una tarde noche de esas que todo son novedades y buenas sensaciones, buen rollo. Que durante unas horas te desconectas de las malas noticias y de toda la mierda que te pasas el día escuchando en los telediarios y en las bocas infames de los políticos... que te reconcilias con el mundo vaya.
Un placer y un honor conocer a dos seres humanos tan excepcionales, lo digo de corazón, gracias Joserra y Mansion, espero y deseo que no sea la última ocasión en que podamos compartir horas musiqueras juntos, (seguro que no será la última ocasión), eso si... ¡lloviendo!
Después de estos días de relajo... ¡A Santander!, a casa de mi hermano Arthur y mi cuñada, mas mi amiga que cuñada, bueno realmente mi amiga Ana,... Y mas de lo mismo, visitas a la Cantabría profunda, pequeña ruta por el monte, visita a Bárcena, hermoso pueblo, fantástica comida a base de caza, estupenda compañía, todo genial... ¡Pero lloviendo!.
Hoy sábado me he levantado mas o menos pronto, mi idea era dar un paseito por el barrio y no he podido. Ya os imaginaréis por que... pues si, porque sigue lloviendo, estoy seguro de que lo vamos a pasar de puta madre, pero, ¡Joder!, que deje un poco de llover...
En fin... intentemos endulzarlo un poco con música que es lo nuestro, os deseo que haya donde estéis cada uno de vosotros, estéis con vuestra gente y os encontréis a gusto y disfrutando de cada momento, llueva o no.
Buen resto de vacaciones a todos!!!

miércoles, 4 de abril de 2012

Billares, La Jukebox y mis primeras canciones.


El otro día, el amigo TwoHeadsOneBrain mencionó en una de sus fantásticas entradas en Necesito un Rock and Roll, en este caso a propósito de la Dylaniana: "Changing of Guards", la existencia en edad adolescente de una jukebox que fue, en parte, testigo y maestra inerte de su formación en lo musical.
Esto me hizo pensar que quizás todos los que contamos con unos ciertos años, hemos tenido una jukebox que nos ha ayudado a dar nuestros primeros pasos en lo que a canciones se refiere. En mi caso así a sido.
En el colegio, cuando sonaban las cinco de la tarde, salíamos despavoridos corriendo por los pasillos, frenando solo ante la presencia repentina del conserje o de algún profesor, para evitar un castigo que te tuviese en la biblioteca media o una hora mas. La disyuntiva era clara: ó quedarse a jugar un rato a fútbol ó pasar por billares. Según avanzaban los cursos, la segunda opción iba ganando terreno a la primera, que en tiempos pretéritos era casi la norma, y que terminó siendo la excepción.


Billares era la sala de recreativos que estaba al lado del colegio. El nombre no es que fuese muy original, cierto, pero el local: una sala de medianas dimensiones, con un mostrador a la derecha lleno de bollería, chuches y tabaco suelto, tras el cual se encontraba la "señora"; una desvencijada mesa de billar francés en medio de la estancia. A la izquierda, justo en la esquina una jukebox, al fondo el futbolín, y pegadas a las paredes: las ochenteras maquinas de marcianos, y las no menos célebres pin-balls. Esta decoración, unido al hecho de que el establecimiento no disponía de nombre "oficial", nos llevo a la muy lógica decisión de llamar al lugar: "Billares". También es cierto que todo lo que tenía de lógica la nomenclatura, lo tenía también de falta de actitud creadora por parte de los que así bautizaron el negocio.
Adoraba jugar al billar, al francés, al de verdad. No al gringo, lleno de bolas de colores y números que aportaba ruido y espectacular colorido, pero que adolecía de una sesuda concentración para su práctica, y no aportaba esa belleza plástica y geométrica que caracteriza al que fuera billar patrio.


Entre las máquinas de marcianos destacaba algún Space Invaders, una que tenías que ir ensamblando naves para terminar con una nave enorme que disparaba un montón de balas, ó una de un tipo que trepaba por un edificio y al que los vecinos se dedicaban a putear tirándole tiestos y cerrándole las ventanas para que se callese. El futbolín de toda la vida, con sus pierdepaga y sus paseos por debajo del mismo cuando te dejaban en cero....
Pero la joya de la corona era la Jukebox. Todavía hoy me pregunto que extraño influjo llevó a los propietarios de aquel tugurio a elegir los temas que albergaba en su vientre aquél engendro. Si los viéseis: un matrimonio, bastante pasados los cincuenta, sin ningún tipo de escrúpulos para vender tabaco a críos de 13 años, bollería que para comerla necesitabas martillo y cincel, ó cobrarte una peseta por darte fuego, en fin...
Siempre procurábamos tener un duro para pinchar un tema en la jukebox. Aquellos temas de principios de los ochenta.... ¡madre mía!...
Alberto era un tío curioso, le tiraba mas el heavy, pero tenía un hermano mayor en el insti que tenía discos de los Purple y de la ELO, y claro, aquello eran palabras mayores, Alberto hablaba de él con orgullo,
- Mi hermano, que controla la hostia me ha dicho que la ELO son los putos amos.
Y como en aquella jukebox había un tema de aquellos supuestos genios, pues hala!!!... A descubrir a la ELO


Hablando de heavys. Los mas heavys, como el Piraña y Oscar, a falta de temas de los Maiden, Scorpions, ó WASP, solían elegir siempre un tema de un tal Roger Daltrey. Desde luego no teníamos ni idea de que el tal Roger fuese el cantante de The Who. Seguramente no sabíamos aún de la existencia de The Who, y hombre, cierto que la canción molaba y tenía una cierta caña, pero heavy precisamente no era. Hace años que no la escucho, vamos a ver que pasa...


Yo solía poner un tema que creo que solo me gustaba a mi. Y además me sigue gustando. Un tema de un chico que era mas famoso por su padre que por él mismo, pero saco un buen disco debut, después le perdí el rastro. Ahora bien, me compré antes un disco suyo que de su padre, bueno una cassette...


Las chicas solían elegir entre dos canciones: una era un tema horrendo que se titulaba: "You Can Win if you Want" de Modern Talking, tema que si me lo permitís vamos a pasar por alto, pues no creo que haya demasiados parroquianos de esta santa casa que gusten mucho del tecno llenapistas ochentero del dúo alemán. El otro era un tema del gran Stevie Wonder, en sus últimos coletazos como artista de éxito masivo. Aunque en su sonido se evidenciaba la influencia comercial de aquellos ochenta, no obstante me gusta esta canción más hoy que entonces.


En cierta ocasión escuche un tema de Elton John por la radio que me voló la cabeza: "I Guess That Why They Call it The Blues". A pesar de que entramos en la época mas comercial de Elton, éste tema me sigue maravillando. La cosa es que no se me ocurrió cosa mejor que pedírselo a la "señora" sin demasiadas esperanzas y... ¡¡¡pumba!!! Trajo un tema de Elton John. Eso si, ésto fue lo que trajo...


Mi amigo Goye era y sigue siendo un loco de Barón Rojo, así que siempre pinchaba este tema del "Metalmorfósis", que Dios sabe que gaitas hacia en aquella jukebox.


Pero de todas aquellas canciones, hay una que fue definitiva para mi. Una de las canciones mas tristes que existen por ser de quien fue, y por ser la última que vio triunfar en vida. Fue mi bautismo con este gigante, a pesar de que ya sabía quien era y andaba persiguiendo su discografía con su anterior banda. Un tema genial que pinche innumerables veces y que me salió mas caro que si me hubiese comprado el disco. Un himno, que cada vez que escucho no puedo evitar que mi mente pegue un retroceso de unas cuantas décadas. Después de clase, en los tiempos que empezaban los primeros amores musicales, y también de los otros. Días en los que el dinero lo repartías con sabiduría entre un cigarro suelto, un futbolín y una canción. Las primeras canciones, en cierto modo los primeros temas que disfrutabas en camaradería, ignorante de los muchos que vendrían después, de lo importante que serían en tu vida...
Aquellas tardes en "Billares", aquella jukebox... Bellos recuerdos.


Este post quiero dedicarlo a mi compadre TwoHeadsOneBrain, ya que como digo, un post suyo del pasado lunes me dio la idea de escribir éste que ahora termino y con el que además lo he pasado en grande, recordando viejos tiempos. Por supuesto que recomiendo fervientemente la lectura del post de TwoHeads en su magnífico blog Necesito un Rock and Roll... Bueno recomiendo este y cualquier otro post de este maestro.
http://necesitounrockandroll.blogspot.com.es/2012/03/bob-dylan-changing-of-guards.html

lunes, 2 de abril de 2012

Los Lunes al "Song" - "Al Calor del Amor en un Bar" - Gabinete Caligari

Este fin de semana lo he pasado con unos amigos en Noja, un pueblo de la costa cántabra a medio camino entre Bilbao y Santander. La verdad es que a sido uno de esos fines de semana  en los que la vida te premia con bienes no cuantificábles onerósamente, pero que elevan tus ganancias personales al infinito, cuando se esta con amigos, pero amigos con mayúsculas, el tiempo llega a perder su principal característica que es el incansable movimiento hacia adelante, para detenerse por momentos, o correr mas, o volar realmente, cuando te quieres dar cuenta te estas despidiendo hasta la próxima.
Hoy quiero dedicar el tema de "Los Lunes..." a estos amigos que se empeñan en hacerme la vida agradable, en darme el regalo de querer estar conmigo, de dejarme contemplar un poquito sus vidas por dentro, de mostrarme sus sonrisas, sus ilusiones, sus enojos...
Estamos hablando de unos tipos que son auténticas factorías de "ratitos de felicidad".
Hoy dedico el tema del buen rollo semanal a Ana, Ainara, Arthur y Txema, mis amigos... Y por añadidura a todos los que en esta blogosfera siento que voy encontrando poco a poco y que ya me han dejado mas de un "ratito de felicidad" en forma de Posts y comentarios.
Saludos a todos y buena semana (es es cortita).
Como varios de estos ratitos han tenido lugar en bares... pues que mejor tema que este.